Wednesday, 31 December 2008

A propósito de "El legado oculto habanero de Hemingway burla el embargo"

Un comentario* abicueril ampliado al artículo de Mauricio Vicent en El País

Por Jorge A. Pomar, Colonia

Ernest Miller Hemingway, narrador genial, pero a la vez sicópata misógino y abusador. Bajo los efectos del whisky en el Floridita y el bungalow de su finca La Vigía en San Francisco de Paula, solía entrarle a trompadas a su mujer y a fans impertinentes, como el novelista cubano Lisandro Otero).

Amén de criminal de guerra. Según propia confesión epistolar propia a una amiga íntima, en junio del 44 mató a sangre fría a más de 120 prisioneros alemanes. Cierto, no falta quien atribuya esa carta a un desbordamiento de su fantasía megalomaniaca, pero tales proezas antifascistas cuando ya el Tercer Reich se derrumbaba bajo los golpes aliados eran frecuentes en Europa Occidental y constan también en vídeo (no la de Hemingway):

"He hecho el cálculo con mucho cuidado y puedo decir con precisión que he matado a 122 prisioneros. [...] Una vez maté a un kraut de los SS particularmente descarado. Cuando le advertí que lo mataría si no abandonaba sus propósitos de fuga, el tipo me respondió: Tú no me matarás. Porque tienes miedo de hacerlo y porque perteneces a una raza de bastardos degenerados. Y además, sería una violación de la Convención de Ginebra . Te equivocas, hermano, le dije. Y disparé tres veces, apuntando a su estómago. Cuando cayó, le disparé a la cabeza. El cerebro le salió por la boca o por la nariz, creo".

Igual confiesa haber fulminado a balazos por la espalda a un joven recluta asustado que trata de escapar en bicicleta. De ahí que desde entonces en Alemania no vean con buenos ojos al ser humano detrás del genio literario. Le guardan aquella absurda masacre a mansalva. Y con razón.
En el deporte hagiográfico la xenofilia extranjerizante del castrismo lo clasifica en segundo lugar del ranking de la violencia asesina detrás del argentino Ernesto Guevara. Puro complejo de inferioridad hispano.

Al cazador se lo dejo a los ecologistas. La suya en las principales revistas ilustradas de Estados Unidos era la estampa viva del turista de safari y fusil con telescopio en África. Del misógino machócrata poco o nada pretenden saber las feministas zurdas y los leguleyos posmodernos del movimiento homosexual.

Todo sumado, un tipo repugnante, el auténtico "americano (moralmente) feo". En ese sentido, el gran peje y los alecrines (tiburones del Caribe) de
El viejo y el mar son una alegoría, inconsciente quizás, de la agonía interior entre su débil personalidad de base (en el fondo era un softy con síndrome de impotencia) y la infinita crueldad de su monumental ego frente a la evidencia de su propia flojera innata. Hemingway caía, se sabe a ciencia cierta, en frecuentes estados maniaco-depresivos con las tendencias suicidas que finalmente lo conducirían a la muerte por mano propia.



Un leitmotiv ya rastreable en
Adios a las armas y Las nieves de Kilimanjaro. La única vez que me he reído con ganas acerca de la explotación comercial de su figura --práctica que él mismo inició en vida desde su debut literario y continuó con la teatral donación de la medalla de oro del Nobel al santuario del Cobre en Bayamo-- no fue en la popular Bodeguita del Medio de nuestra Habana Vieja, donde consta que sólo estuvo un par de veces, sino en una taberna de Lavapiés que exhibe a la entrada un aviso que es todo un desafío al esnobismo cultural : "Aquí jamás estuvo Hemingway".

En mi casa aquí en Colonia tampoco tiene cabida, salvo en forma de short stories grabados en audio, porque es un maestro del diálogo. Y eso sólo porque era un maestro del audio. Por lo demás, no hay que dejarse ofuscar por el aparente izquierdismo de París era una fiesta (delicioso recuento) y Por quién doblan las campanas.

Aparte de que esta última, sin duda su peor novela, no es sino una concesión interesada al eurocentrismo típico de los intelectuales "progresistas" norteamericanos, esan campanas de iglesia doblaban a mayor gloria del autor... y de su abultada billetera.

9 comments:

Camilo said...

Desmitificar a Hemingway ya es un paso de avance (y totalmente necesario), entre muchos otros ejercicios de esta indole que tienen que realizarse, para acabar de derrumbar ese mito de revolucion incolume que estupidamente a adornado al proceso castrista desde su surgimiento, alla por el 53. Es increible, Jorge, que una organizacion tan pendejita como el ejercito rebelde, se haya ganado toda esa injusta reputacion de valiente y fiero en el ataque, cuando la realidad es que no se cruzaron muchos disparos entre las tropas batistianas y los barbudos oportunistas. Pues bien, a nivel individual pasa lo mismo con este literato norteamericano,un adefecio como ser humano (vaya, un perfecto comemierda) y un intelectual con una correccion politica deleznable, de esas que no soporto...

Un abrazo y happy new year alla en la Germany!

Anonymous said...

lleva tela marinera ese hp escritor!

Matojo

Anonymous said...

Abikú, acá un impresionante texto resumen de Reynaldo sobre Yoani. Saludos de Mosquetero!!
FELIZ NUEVO 2009 para tí y para anita y los tuyos todos en Cubita!!!
Oxiuro C.C. & Tenia la Guerrillera

+++++++++++++++++++++++
Aunque fue en abril de 2007 cuando Yoani Sánchez inició su blog Generación Y, el momento en que su nombre pasó del anonimato a la popularidad fue el año 2008. Quizás todo comenzó un poco antes, cuando en octubre de 2007 el corresponsal de la agencia Reuters lanzó un despacho que luego se publicó en varios periódicos del mundo. Eso llamó la atención de The Wall Street Journal, que el 22 de diciembre dedicó una página completa con un llamado en primera plana sobre esta insignificante ciudadana. Le siguió el periódico español El País el 3 de enero de este año con una de esas entrevistas colocadas en la contraportada titulada con una frase de la entrevistada: “La vida no está en otra parte, está en otra Cuba.”

Durante los días 23 y 24 de febrero, cuando se realizaba en Cuba el proceso para elegir al nuevo Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, La Habana se llenó de reporteros de los más importantes medios de prensa del mundo. Como si se tratara de una meca caribeña, la mayoría de ellos peregrinó hasta el piso 14 del edificio donde vive la bloggera. Literalmente, hubo que hacer cola para entrevistarla. The New York Times, The Zeit, Newsweek, Washington Post, Reporteros sin Fronteras, la televisión alemana, la española, Aljazira y muchos otros quisieron hacerle saber a sus diferentes públicos en qué consistía este nuevo fenómeno.

En el mes de marzo, el portal desdecuba.com, donde se aloja junto a otros el blog Generación Y , fue bloqueado por las autoridades cubanas y desde entonces no es posible acceder a él desde Cuba. Gracias a muy buenos amigos que viven fuera de la isla, es posible actualizar la bitácora y en la actualidad, gracias a otros amigos, es posible leerla en 12 lenguas.

En abril, Yoani supo que había ganado el premio Ortega y Gasset de Periodismo Digital y en mayo la revista Time la ubicó entre las 100 personas más influyentes del mundo en la categoría “héroes y pioneros”. El gobierno cubano le negó entonces el permiso para salir del país a recoger en España el premio que había recibido. En la ceremonia, la cubana brilló por su ausencia y otro cubano, también blogger, Ernesto Hernández Bustos, recogió en su nombre el diploma. La solidaridad que despertó la prohibición fue tan gratificante como el viaje frustrado.

Un mes después, vio la luz un libro sobre Bolivia. El prologuista era Fidel Castro y, sin mencionar directamente su nombre, hizo alusión a esta joven que recibía “uno de los tantos premios que propicia el imperialismo para mover las aguas de su molino”. Yoani decidió no contestarle, entre otras cosas porque desde que empezó su trabajo eligió la política de no responder ataques. Entonces, me pidió que fuera yo quien ripostara. Hubo quienes no entendieron su broma de invocar el principio machista de que “cuando un hombre ofende a una mujer debe ser el marido quien saque la cara”; son personas que quizás debieran pasar por el Centro Nacional del Humor a recibir una terapia o simplemente a que les expliquen el chiste.

A finales de agosto, Gorki Águila, líder de una banda de rock, fue detenido por la policía. Sobre él pesaba una acusación que podía costarle cuatro años de cárcel. Yoani, junto a otros amigos fue a la llamada Tribuna Antiimperialista José Martí -donde el famoso cantautor Pablo Milanés daba un mega concierto- para pedir, pancarta en mano, la libertad del rockero. El pequeño grupo fue disuelto a golpes, pero al otro día, frente al tribunal donde se celebraba el juicio, todos estuvieron presentes y coreando el nombre de Gorki cuando lo vieron salir libre, apenas con una multa.

El 4 de septiembre Yoani cumplió 33 años, pero el regalo no le llegaría hasta veinte días más tarde cuando, por segunda vez, el gobierno le negara el permiso para salir de la isla, esta vez a cumplir una invitación a un festival de periodismo en Ferrara, Italia.

En noviembre, Yoani ganó el premio del jurado en el concurso español Bitácoras.com y apenas una semana después conoció que en el concurso

The BOBs, que incluye a más de 12 mil participantes de todo el mundo, había recibido también el premio en la categoría Mejor Weblog.

A principios de diciembre, un grupo de bloger junto a los colectivos de la revista Convivencia y del portal Desde Cuba organizaron un encuentro para intercambiar conocimientos. La policía política, conociendo que Yoani ha trabajado como nadie en el propósito de extender la blogósfera cubana, la citó para decirle que la actividad no podría realizarse. Cuando se negaron a confirmarlo por escrito, ella les dijo que no se atrevían a hacerlo porque eran unos cobardes.

La revista semanal del periódico El País publicó en su edición del 30 de noviembre la selección que hizo ese diario de los 100 hispanoamericanos más notables del año; la revista Foreign Policy eligió en diciembre los 10 intelectuales más importantes del año y otro tanto hizo la prestigiosa revista mexicana Gato Pardo. Yoani Sánchez aparece en todas esas enumeraciones y es la única persona que se repite en más de una lista.

Todos estos sucesos sólo han servido para llamar más aún la atención sobre el blog Generación Y, que mensualmente promedia una decena de millones de hits y cuyos post reciben cada uno entre 3 y 7 mil comentarios. De hecho, esto ha convertido este espacio en una auténtica plaza pública virtual donde miles de personas acuden a debatir los textos que Yoani escribe y los comentarios que colocan los visitantes.

Hay una regla no escrita que postula que la popularidad atrae enemigos. A lo largo de estos meses las hostilidades han venido desde dos extremos: el primero y el más lógico, aquellos fundamentalistas que no aceptan ni la más mínima crítica al gobierno. Ellos la llaman asalariada del imperio, agente de la CIA o, en los casos más benignos, una persona confundida que no sabe lo malo que anda el mundo por allá afuera; el segundo extremo son los otros fundamentalistas, aquellos que creen que todo aquel que puede poner sus dedos sobre el teclado de una computadora tiene que ser necesariamente un agente de la Seguridad del Estado. Entre ellos se encuentran algunos que obtuvieron un asilo argumentando una persecución que nunca sufrieron y que ahora dicen no entender cómo es posible que la bloggera no esté en la cárcel ni abandona la isla. Hay muchos que no aceptan que a ella le den premios y reconocimientos en lugar de dárselos a otros periodistas independientes que han sufrido golpizas o que cumplen largas condenas. Puedo asegurar que ninguno de los galardones recibidos, incluyendo la mención del referido prologuista, ha sido gestionado por Yoani.

Por suerte sobran los amigos. A diferencia de quienes la denigran, ellos sí muestran la cara y dicen sus nombres. Son muchos –y de eso soy testigo privilegiado– que la paran en la calle para decirle que la leen y la apoyan. Entre ellos pueden encontrarse algunas figuras públicas, cubanos que viven en el exterior, gente de aquí adentro que la conoce a través de las antenas parabólicas o de discos que circulan gratuitamente, jóvenes y viejos, hombres y mujeres que no saben que esta mujer es una de las personas más tímidas del mundo, al extremo que entre sus íntimos se ha dicho siempre que posee el don de la invisibilidad, por lo mucho que evade ser el centro de atención de los demás.

Disfruto el infinito placer de compartir mi vida con Yoani. Somos una pareja desde julio de 1993, cuando ella todavía no había matriculado en el Instituto Pedagógico ni soñaba con cambiarse de escuela para terminar siendo filóloga. Tenemos un hijo de 13 años, una pecera con goldfish y una perra sin raza. Tengo derecho a decir que nadie la conoce como yo. Sus peores defectos personales constituyen un secreto para sus más encarnizados enemigos y sus mejores virtudes aun no han sido descubiertas por sus más fervientes admiradores. A causa de que mi profesión es la de periodista, no ha faltado quien diga que realmente soy yo quien escribe sus textos. Basta con dar una vuelta por mi blog (¡que casi nadie visita!) para comprobar la diferencia en los estilos. Eso sí, no renuncio a la parte de mérito que me corresponde, porque si yo, con mi emblemático delantal de florecitas, no fregara los platos, limpiara la casa y le echara agua a las plantas de la terraza, Yoani no tendría tiempo para su blog. Ella es tan generosa que me permite leer sus trabajos antes de publicarlos para que yo me haga la ilusión de que los reviso.

Sin dudas 2008 ha sido el año de Yoani. Lo que no sabe nadie es que su número de la suerte es el 9.

http://desdecuba.co/reinaldoescobar

Anonymous said...

Enrique Ubieta Gómez
Yoani Sánchez: la hija de PRISA

¿Cómo escribir un artículo serio sobre un asunto que no lo parece?, ¿o que lo es, por las implicaciones que adquiere en la guerra mediática contra Cuba, aún cuando no lo sea por naturaleza propia? El terreno ha sido previamente minado. Como toda mercancía, hecha para ser vendida, Yoani Sánchez es fotografiada con intencionalidad: frente al lente, muestra su iracunda delgadez, con el aplomo de una huérfana que reta a los posibles padres sustitutos. El invisible cintillo del anuncio dice: “Una mujer moderna, frente a su laptop, en un apartamento de la ciudad hostil, expone libremente sus opiniones”. Las fotos recorren el ciberespacio. ¿Quién se atreve a ofender a una indefensa mujer? Todo ha sido bien pensado, porque en una cultura machista como la hispana, una mujer no debe ser desmentida por un hombre. Cualquiera que ose cuestionar el paquete que se expone en la vitrina de la tienda mediática será atacado por los defensores del arca perdida. Pero, ¿es realmente importante Yoani? Tratemos, pese a todo, de avanzar, hurgando por aquí y por allá en Internet.
En el empeño por construir una oposición mediáticamente creíble que justifique los ataques a la Revolución cubana, los financistas habían pasado por alto un hecho: los repentinos “líderes” de los grupúsculos contrarrevolucionarios pueden ser recibidos por presidentes o embajadores, y ser aceptados como legítimos por los idiotizados lectores de la prensa internacional, pero no por los cubanos. Un detalle lo echa todo a perder: ¿cómo es posible que se reúnan en la residencia del representante de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba para participar en un simulacro de elección, como si fuesen estadounidenses, y que –ya en el colmo del desparpajo—, “elijan” mayoritariamente a Mc Cain, como cuatro años atrás hicieran con Bush, los candidatos que ciertamente habían prometido los pagos más jugosos? Esos “líderes” sirven, eso sí, para decir una palabras o caminar unas cuadras frente a las cámaras de los corresponsales extranjeros que han recibido la instrucción de divulgar sus actos, como aquel dibujante (no existía la fotografía aún) que fue instruido por el magnate de la prensa William Randolph Hearst en La Habana de 1898: “haga usted los dibujos, que yo pongo la guerra”. Una de sus máximas era esa: “yo hago las noticias”, y con ello quería decir que las inventaba, y después, si acaso resultaba imprescindible, las hacía suceder.
El proyecto Yoani es una acción que explora otros caminos. ¿Quién es ella? Una filóloga graduada en la Universidad de La Habana, esposa de uno de los publicitados (y ya demasiado “quemados”) “disidentes” de antaño, Reinaldo Escobar. Se fue de Cuba y anduvo por algunos países europeos. Dicen que en España conoció a Carlos Alberto Montaner –que a pesar de haber puesto algunas bombas en cines de La Habana, de ser oficial de marines y de pertenecer a la CIA, quiere ser intelectual y pretende regresar a Cuba como candidato a la presidencia. Pero Yoani regresó. Mauricio Vicent, que tuvo la misión de darla a conocer en El País, la cara madrileña –sin dudas más culta— de El Nuevo Herad miamense, ambos propiedad del Grupo PRISA, lo cuenta así: Yoani y Teo (su hijo) también emigraron a Suiza, pero decidieron regresar. La vida fuera de Cuba fue más dura de lo que creían, y la reunificación con su esposo resultó imposible. (…) En un viaje familiar, hace tres años, rompió el pasaporte y se presentó en Inmigración. “Tremenda sorpresa cuando me dijeron: ’Pida el último en la cola de los que regresan’”.
Traía un nuevo proyecto de vida: ser bloguera. Existen más de 700 blogs (cada día aparece uno nuevo, dentro y fuera) sobre Cuba en Internet, poco o nada conocidos, ¿por qué este sería diferente? Yoani contaría, en lenguaje coloquial, cuan “desgraciados” somos los cubanos, cuan “oscuras” son nuestras vidas cotidianas. Pero de entrada advertía: no soy política, afirmación que se aferra al hecho de que no pertenece (al menos públicamente) a ningún grupúsculo. Y ¿para qué tendría que pertenecer si ninguno realmente es tomado en serio por la población? Veamos lo que en otra entrevista le pregunta Vicent y ella responde:
P. Hasta ahora no se consideraba disidente, sino un “electrón suelto”. R. Sigo sin considerarme disidente.
P. Pero por diferentes motivos su caso se ha politizado. ¿No teme dejar de ser la bloguera fresca Yoani Sánchez para convertirse en una opositora más?
R. No tengo ese temor. (…)
P. ¿Cambio de sistema o cambios en el sistema?
R. De sistema
P. ¿Y hacia qué modelo?
R. Uno de los grandes argumentos que se utiliza para defender la revolución cubana es que hemos logrado hacer un socialismo sui géneris. ¿Por qué no podríamos hacer un capitalismo sui géneris? Lo que necesita este país es una inyección de creatividad y de libertad para producir, y el socialismo es una camisa de fuerza a todo eso.
Si obviamos la tontería de hablar de un capitalismo sui géneris, todo queda claro. Entonces, ¿qué de especial tiene esa intención de narrar críticamente la realidad cotidiana en un país donde todas las personas siempre han hablado y criticado en voz alta las imperfecciones de su entorno? Una sola diferencia: mi vecino, mi casual compañero de viaje en la atestada guagua de las mañanas, o de la cola de cualquier establecimiento, increpa y maldice con naturalidad, para después hablarme de su hijo en la escuela y finalmente, algún día, encontrarlo en su taller, lleno de grasa y de espíritu, inventando las piezas que no puede adquirir el país, para que el ómnibus que maneja pueda seguir sirviéndonos. La diferencia, aunque sutil, es precisamente política: las personas que suelen expresar con pasión sus criterios en la calle no necesariamente quieren cambiar el sistema, reimplantar el capitalismo en Cuba. Yoani sí. Ese es el sentido de su blog, como ella declara. Por eso sonreí cuando encontré en el blog de Elaine Díaz Rodríguez (La Polémica Digital), una cubana muy joven (mucho más que Yoani), este comentario: ¿Por qué no escribo de Yoani? Hace días me preguntaba esto una y otra vez. Ayer, después de lidiar nuevamente con ‘la maldita circunstancia del agua por todas partes’ me respondía: ¿por qué escribir de ella? Sencillamente prefiero escuchar lo que comentan en las guaguas, ver la expresión del rostro de aquel viejo recostado en el piso que se ha convertido ya en parte del cine Riviera, oír los gritos en la cola del Yara por ver una película latinoamericana. Prefiero construirme mi propia Cuba, un espacio donde no solamente hay puntos negros, todos perfectamente dibujados en el espacio de Yoani. Quiero creer que mi país va a estar mejor. Me niego a pensar en Cuba desde una tercera persona, como decía Alejandro alguna que otra vez. Cuba no es perfecta, no es la isla de maravillas que han pintado nuestros medios, pero tampoco es el inhóspito lugar que me presenta Yoani, o al menos, me rehuso a verlo así.
Por cierto, ese Alejandro, al que la autora se refiere, joven ingeniero (mucho más joven que Yoani) y profesor de la Universidad de Ciencias Técnicas de La Habana conocida como CUJAE, según sus viejas siglas, también tiene un blog llamado Artilugios.cu al que acompaña un lema: “Otro blog desde Cuba, pero no de catarsis”.
Claro que ese comentario de Elaine –a quien no conozco personalmente, y con la que espero no coincidir en todo (sería muy aburrido), pero a quien leo con placer—, es cuanto menos calificado de “sospechoso” por esos extraños “defensores” de la libertad de pensamiento que apoyan con frenesí a Yoani. Ellos manejan un ridículo concepto de independencia: solo se es independiente si se disiente de la Revolución. Todo el que exponga un criterio que la favorezca, aún mínimamente (decir por ejemplo, que se prefiere construir antes que destruir), es un portavoz oficial, un “privilegiado”. Hace ya algunas semanas mi amigo Bladimir Zamora, poeta y periodista fundador de El Caimán Barbudo, fue acusado en varios sitios de Internet –como venganza, por su desaprobación de un acto de irrespeto público a la bandera cubana de un joven escritor contrarrevolucionario—, de vivir de “las prebendas del régimen”. Bladimir vive desde 1979 en un pequeñísimo cuarto que sus amigos llaman “la gaveta”, en un edificio solariego con baño colectivo de la Habana Vieja.
La libertad de expresión tiene para ellos un límite que no puede franquearse: el apoyo a la Revolución. Son cazadores obsesivos de cualquier frase o adjetivo que matice o valore la obra de la Revolución, para de inmediato descartar o desacreditar al expositor como “oficialista”. Pero vuelvo a la pregunta inicial: ¿por qué el blog de Yoani, que tuvo la pretensión de querer representar a toda una generación, adquirió visibilidad? No por su excelencia. Si todavía discutimos este punto es porque a los promotores de esta guerra como la llama el contrarrevolucionario Manuel Sosa (dejémonos de eufemismos, y no me refiero por supuesto a su obra literaria, sino a su pensamiento), no les interesa la verdad. Y la verdad es sencilla: apenas unos meses después de abierto, El País y El Nuevo Herald, y enseguida EFE, la agencia española de noticias, se ocuparon de lanzarla. ¿Porque era acaso un blog muy exitoso? Los sucesivos artículos sobre Yoani inventaban la leyenda como quería Hearst, para que se hiciera realidad. Desde el principio mentían de manera deliberada: “El blog más leído de Cuba”. Periódicos asociados de países latinoamericanos reproducían la “noticia”. Los corresponsales extranjeros en La Habana, sin pistas aún, estaban atónitos. Pero supongo que al fin terminó por ser el más visitado: todo el que leyera esas apologías terminaba por buscar el sitio para ver de qué se trataba.
Unos meses después no pareció demasiado extraño el otorgamiento del Premio Ortega y Gasset de Periodismo Digital (15 000 euros) al blog de Yoani, aunque los especialistas sonrieran incrédulos: una “limpia” manera de pagar los servicios y de otorgar legitimidad internacional. Algunos blogueros de más trayectoria e igual énfasis contrarrevolucionario se sintieron traicionados. La “perreta” de Hernández Busto debió haber sido colosal para que a última hora sustituyeran a Raúl Rivero, sin dudas mejor escritor, y lo designaran a él para recibir el Premio en Madrid a nombre de Yoani Sánchez. Aún así, debió de sentirse frustrado: los cintillos de prensa lo ignoraban. Pero le explicaron, seguro que le explicaron, porque a partir de entonces incorporó los textos de Yoani a su blog y se esforzó por ser su portavoz en el ciberespacio.

Claro que lo mejor estaba por venir. Nunca digas que lo viste todo: la revista Time seleccionó a Yoani entre las cien personalidades más influyentes del mundo, en el acápite de héroes y pioneros. Su blog había nacido en abril de 2007 –restemos los meses iniciales, en los que necesariamente nadie podría conocerla—, y la selección que se publica en abril de 2008, corresponde al año transcurrido. ¿Qué absurda situación me obliga a explicar que la ubicación de una persona que es absolutamente desconocida en su país y fuera de él, al menos para la inmensa mayoría de las personas, no puede ser considerada entre las cien más influyentes del mundo? ¿Será que son las cien personas más influidas? Pero las cosas no son como son, sino como la (gran) prensa dice que son. Yoani Sánchez compartía su lugar de honor con figuras del espectáculo como Brat Pitt, Angelina Jolie, Oprah Winfrey y Mia Farrow, entre otros, y con políticos como George W.
Bush, Evo Morales, Hu Jintao y el Dalai Lama. Un titular de prensa argentino en Internet afirmaba: “Una cubana más influyente que Fidel”. ¿Alguien puede creerlo? La propia galardonada diría en una entrevista: Junto a noventa y nueve famosos me ha puesto la revista Time en su lista de personas influyentes del 2008. A mí, que nunca me he subido a un escenario, ni a una tribuna y que mis propios vecinos no saben si “Yoani” se escribe con “h” intermedia o con “s” final. (…) Ahora la vanidad solo me alcanza para imaginar que los otros inscritos se estarán preguntando ‘¿quién es esa desconocida blogger cubana que nos acompaña?’.
Sin complejos, El País la seleccionó nuevamente a fines de 2008 entre las cien personalidades de Iberoamérica. Solo dos cubanos aparecen en la lista: Bebo Valdés –excelente músico octogenario, que por supuesto reside en Europa—, y Yoani.
Otros premios han sido y serán, sin duda, otorgados a la bloguera, algunos solo para legitimarla y darle visibilidad, otros además para “blanquear” su salario.
¿Pero hablamos de una bloguera o de una activista política contrarrevolucionaria? ¿Quién politiza su blog, que sin la maquinaria publicitaria de PRISA hubiese pasado sin penas ni glorias? La revista Time justifica su elección con un lenguaje político: “en las narices de un régimen que jamás ha tolerado el disenso, Sánchez ha practicado lo que los periodistas de su país no han podido en papel: libertad de expresión”. Invito a los lectores desprejuiciados de Time, cuyo criterio de libertad de expresión no esté constreñido al enfoque contrarrevolucionario (también se ejerce libertad de expresión a favor de la Revolución), a hurgar en la blogosfera cubana, y encontrarán sorpresas. Y también los invito a adentrarse en la literatura cubana actual editada en Cuba y en el cine producido por la Revolución, no solo el más reciente. Claro que para autores como Zoé Valdés que viven del panfleto contrarrevolucionario, por ejemplo, y para los que han optado por una militancia contrarrevolucionaria, los escritores cubanos que no declaran su oposición a la Revolución son “cobardes” o “viven de sus prebendas”.
Por eso cada artista –sea músico, escritor, cineasta o bailarín—, cuando viaja es acosado con preguntas que intentan definirlo políticamente. Los que dan respuestas diáfanas de respaldo al proceso en el que se formaron y viven, son injuriados –como recientemente le sucediera a Paulito FG en Miami, un salsero muy popular, que sorprendió a su entrevistadora al declarar su fe en Fidel—, los que se tornan ambiguos en sus respuestas (un recurso de sobrevivencia que no practico) son atacados por unos y elogiados con reservas por otros, pero solo los que asumen la “militancia de la industria anticastrista” son considerados libres. Cuba es un tema político, en el que los puntos intermedios no cuentan. Las opciones son “claras”: o se es “libre”, y se asume el libreto ya previamente elaborado por las trasnacionales del poder; o se es “esclavo” y se apoya a la “decadente” “dictadura” comunista. ¿Acaso existe libertad en la repetición del discurso que los grandes medios imponen?, ¿alguien ha sacado la cuenta de que quienes defendemos a la Revolución somos los ciudadanos más libres y originales de este mundo unipolar, carente de pensamiento propio?, ¿que el poder revolucionario es un minúsculo contrapoder en el totalitario y bien remunerado espacio de la contrarrevolución global? Vuelvo a mi pregunta: ¿es Yoani una simple bloguera o es una activista política? No es necesario hacer referencia en la respuesta a su esposo, bien definido en este sentido. Presumamos que una cosa es él, y otra ella (aunque aquel participa en la coordinación de su blog y en sus actividades “colaterales”). Simplemente, observemos su comportamiento público. Fabricada para parecer una joven inconforme de su cotidianidad, y no una política, Yoani ha entrado en puntillas por la puerta de la cocina para intentar sorprender a los inquilinos que están alertas en la sala de la casa. Organiza reuniones de blogueros “libres”, es decir, políticamente definidos en contra de la Revolución, y desestima cualquier otro foro de blogueros cubanos que no siga sus pautas.
Leamos algunos de los comentarios que recoge el blog de Hernández Busto sobre este tema –el lector debe saber que en el blog “libre” de Hernández Busto no puede comentar cualquier lector; como pudo comprobarse en marzo de 2008, las opiniones que disentían de su posición contrarrevolucionaria de inmediato fueron censuradas, y sus emisarios vetados de forma policíaca: “la brigada internética que está entrando desde Cuba (escribió entonces) con comentarios fidelistas: pierden el tiempo. Todas esas IP están baneadas en Penúltimos días, y las que no lo estaban las acabo de sumar ahora. Vayan a trabajar a otro sitio”—, que arrojan mucha luz sobre el carácter y el sentido de la labor de Yoani, junto a la de dos o tres bitácoras más:
[Un tal Gabriel dice]: Sin embargo, sería una idea malísima que la disidencia —empezando por la propia Yoani— boicotease ese evento. Creo que los blogueros cubanos independientes [léase, contrarrevolucionarios] tienen que estar presentes.
¿Será que ese tal Gabriel –nombre auténtico o falso, quién sabe—, es un tipo totalmente despistado?, ¿por qué incluye a Yoani en la “disidencia”? Pero si hay alguien a quien ese detalle no se le escapa es a Zoé Valdés, aunque suene raro que defienda a alguien que no esté metido hasta el cuello en la contrarrevolución. Y casi en un susurro virtual rectifica al inoportuno comentarista:

Están persiguiendo oficializar el bloguerío para convertir justamente a Yoani en disidente, algo que ella siempre ha negado, Gabriel. Pero a Gabriel nadie le explicó bien las cosas, porque el pobre muchacho sigue metiendo la pata, y responde:
Querida Zoé: Sé perfectamente que a Yoani no le gusta nada que la etiqueten como disidente; y respeto profundamente su punto de vista. Sin embargo, ese respeto mío no es lo tan grande como para negar lo evidente. Ella es una disidente en el sentido literal de que disiente de las tesis oficiales.
La conversación se torna todavía más interesante cuando entra Roger, el organizador de la reunión de blogueros cubanos que no fue divulgada ni elogiada por El País, ni por su par miamense (a Roger lo acusaron de ser “seguroso”), porque no la lideraba Yoani, ni perseguía los fines políticos de esta. Cabe apuntar que Roger había invitado también a Yoani –incluso la felicitó cuando recibió el Premio Ortega y Gasset— pero ella no quiso asistir. Imagínense, la bloguera Yoani, considerada por Time entre las cien personalidades más influyentes del mundo, no ejercía la menor influencia entre sus pares habaneros (no ya del país). Es el momento en que Hernández Busto entra al ruedo con espíritu paternal, disculpa a Yoani por esconderse (“sé que Yoani quería pasar, pero estuvo en Pinar del Río este fin de semana”, asegura muy al tanto de sus asuntos) y –así, medio de lado, como si fuese un comentario ingenuo—, aconseja al muchacho que acoja temas políticos. Roger le contesta Yo estoy registrado en la mayor comunidad de toda Iberoamérica que se dedica al desarrollo web y allí tenemos un sub-foro que es sobre actualidad informática, veo allí muchos anuncios de encuentros y eventos de este tipo que se hacen en todo el mundo, y sobre todo en Latinoamérica y España y nunca he visto un evento de estos que trate sobre la política…¿por qué nosotros lo vamos a hacer diferente?
Pero H.B. insiste, pedagógico. Uno de los asistentes al encuentro de blogueros efectuado en el Palacio de la Computación de La Habana, ripostó entonces:
Que si hablamos de política… lo necesario. Reconocimos que es casi inevitable tocar el tema “Cuba” sin que haya algún matiz político. Ok, en eso estamos de acuerdo. Pero de lo que se conversó allí, el 99,99 por ciento del tiempo fue cómo hacer mejores nuestros blogs (…) Pienso que reunirse y tratar de armar una comunidad cubana de blogueros dentro de la isla es una excelente idea (gracias Roger y David), sobre todo para compartir experiencias y aprender. Si a alguien se le ocurre armar un partido político desde una plataforma de blogs, en La Habana o en Kuala Lumpur, ese es su negocio, no el mío ni el de quienes fuimos el sábado al Palacio de la Computación. Y seguro que dentro de tres meses seremos más, sea en el Palacio de la Computación, en el Morro o en Bejucal, me da igual. Una comunidad de blogueros no es un sindicato, ni una sociedad ornitológica… así que eso de los “pájaros enjaulados” me parece absurdo.
Yoani no solo habla de política, hace política. Pero ¿es la bloguera Yoani verdaderamente independiente?, ¿toda esa propaganda de PRISA en sus diferentes medios, sea El Nuevo Herald de Miami o El País de España es desinteresada?, ¿son desinteresados o apolíticos los sucesivos premios que ha recibido y que por descontado recibirá?, ¿quién es Dagoberto Valdés, la persona con la que Yoani intentó realizar el encuentro de blogueros contrarrevolucionarios –que el internauta Gabriel dice que son apenas tres—, en Pinar del Río?, ¿carece Yoani de vínculos y apoyos de ciertas embajadas europeas en La Habana?, ¿tiene o no tiene vínculos con la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba? Dejo estas interrogantes abiertas. Aunque no sepa todas las respuestas, estoy seguro de que existen. Y le dirijo otras a ella: ¿qué opina de Luis Posada Carriles y de Orlando Bosh, autores intelectuales de la voladura de un avión civil cubano en pleno vuelo y de la muerte de todos sus pasajeros y tripulantes, que gracias al gobierno de Bush, supuestamente enemigo del terrorismo, viven en libertad?, ¿qué opina del bloqueo económico a Cuba, condenado –con esa palabra, no con la de embargo—, por la casi totalidad de los países del mundo? El caso Yoani –o si se prefiere, la operación Yoani—seguramente se estudiará en el futuro como ejemplo de manipulación mediática y de injerencia en los asuntos internos de una nación soberana, a pesar del poco éxito que ha tenido su traje de cordero, en un mundo acostumbrado a distinguir a cada lobezno disfrazado por sus peludas orejas.

Anonymous said...

La Revolución Cubana: medio siglo de éxitos y camisetas
Enrisco , Nueva Jersey | 01/01/2009

La Revolución Cubana ha resultado, a la larga, un proyecto lezamiano. Sus mayores logros no han sido en la educación, la salud y los deportes, sino en el Reino de la Imagen. Contra todos los números y datos que puedan ofrecer sus detractores, ofrece un puñado de imágenes que le han dado la vuelta al mundo, primero embelesándolo y luego desengañándolo a medias.

Poco importa que su protagonista tenga que aceptar el papel de comparsa de uno de sus actores secundarios, el Rey de las Camisetas, el inefable Che Guevara. Como diría Homero —si no hubiera sido ciego y definitivamente antiguo—, “los dioses tejen desdichas para que los fotógrafos puedan hacer su trabajo”. A continuación les presento un resumen cronológico del medio siglo de Revolución Cubana.

1959: Año de la Liberación

1 de enero: Fulgencio Batista huye del país, dando fin a una terrible dictadura que se había prolongado por siete largos años. Esto da comienzo a una triunfante Revolución que durará apenas cincuenta añitos.

2 de enero: El Che Guevara toma con sus fuerzas la importante fortaleza de La Cabaña en La Habana, dando inicio a importantes innovaciones en el proceso judicial cubano. A partir de ahora, todo el proceso entre el comienzo del juicio y el fusilamiento del acusado —sin contar apelaciones— no dura más de quince minutos. Con las apelaciones puede extenderse hasta quince minutos y medio.

8 de enero: Entrada del Comandante en Jefe Fidel Castro y el resto del Ejército Rebelde en La Habana. Desde los tanques, los Comandantes posan para la posteridad y para el futuro billete de un peso.

–Ese mismo día, en la noche, palomas se posan en el hombro del Comandante en Jefe.

Mayo: Se reparten tierras entre los campesinos. Luego se les explicará que son prestadas.

Junio: El Che introduce otra innovación en el proceso judicial: a partir de ahora, y para ahorrar tiempo, los acusados llegarán al juicio previamente fusilados. Esto, a la vez, servirá para ganar otro medio minuto con la eliminación de las apelaciones (a partir de ahora totalmente inútiles), ahorro de tiempo que podrá ser empleado en el desarrollo del país.

–Durante el resto del año empiezan a desaparecer Comandantes de las fotos y hasta de la realidad. Las palomas, en cambio, se mantienen firmes en las fotos, aunque poco a poco van desapareciendo de la realidad.

–Se declara el fotomontaje como arte nacional.

–Dada la amplia eficacia demostrada en otros campos, se nombra al Che Guevara ministro de Industrias. Ese mismo día los prisioneros de La Cabaña organizan una fiesta multitudinaria.

Enero-diciembre: Fidel Castro declara que no es comunista.

1960: Año de la Reforma Agraria

Marzo: En el funeral de los muertos por la explosión del barco La Coubre se estrena la consigna “Patria o Muerte”, que con el tiempo se transformará en “Socialismo o muerte” y “Ahorro o Muerte”, aunque en ocasiones la palabra “Muerte” será conmutada por 25 años de prisión. En ese mismo funeral es tomada una foto al Che Guevara, que décadas más tarde revolucionará la industria de las camisetas.

–Se siguen repartiendo tierras a los campesinos. Cuando se acaban las tierras para repartir, se reparten los campesinos.

–Fidel Castro vuelve a declarar que no es comunista, pero en una entrevista sobre música confiesa que sus instrumentos favoritos son la hoz y el martillo.

1961: Año de la Educación

–Se inicia la campaña de alfabetización. Para ello se usan cartillas en que la letra “F” parece haber sido creada expresamente para escribir “Fusil” y “Fidel”. En otros casos, en vez de la cartilla se utiliza directamente el manual de instrucciones del fusil.

19 de abril: Una invasión de exiliados cubanos, organizada por la CIA, es derrotada en menos de 72 horas. En cambio, las celebraciones de la victoria duran aproximadamente medio siglo.

20 de abril: Se repite la invasión, con balas de salva, para tomar la famosa foto del Comandante saltando del tanque.

Agosto: Fidel Castro lanza su famosa frase: “dentro de la Revolución todo, contra la Revolución nada”.

Septiembre: El bistec es declarado contrarrevolucionario.

Diciembre: Cuando ya nadie tiene ganas de volvérselo a preguntar, el Comandante en Jefe declara que sí, que es comunista.

1962: Año de la Planificación

19 de marzo: Se pone en práctica la venta de alimentos y ropa en Cuba mediante una libreta de abastecimientos (cartilla de racionamiento), que se ha mantenido como uno de los logros más persistentes de la Revolución Cubana. El 80% de la comida tradicional cubana es declarado contrarrevolucionario.

-Continúa con éxito la repartición de campesinos. Algunos de ellos se ofrecen a que los repartan en los sitios más distantes, aunque de ser posible, que sea en la Florida.

Octubre: Los soviéticos instalan cohetes nucleares en Cuba, hecho que desencadena la Crisis de Octubre, la Crisis de los Misiles y la Crisis Existencial de Sergio, el protagonista de la película Memorias del Subdesarrollo. Las tres crisis son resueltas cuando John F. Kennedy y Nikita Khruchov llegan al acuerdo de retirar los misiles soviéticos, a cambio de un compromiso de no agresión de Estados Unidos a Cuba. El aporte cubano a dicho acuerdo consistió en el estribillo “Nikita, mariquita, lo que se da no se quita”.

1965: Año de la Agricultura

-Se funda el Partido Comunista de Cuba, organización que agrupará a la vanguardia de la sociedad, y las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), destinadas a reeducar a “parásitos, vagos y antisociales”. Ante las dificultades de las autoridades para decidir quiénes irán a cada institución, las UMAP son clausuradas tres años más tarde.

1967: Año del Vietnam Heroico

9 de octubre: Muere el Che (más conocido como “Benicio del Toro”) en Bolivia. Al ser apresado, pasa sus últimas horas pensando que quizás su teoría de la guerra de guerrillas necesite algunos ajustes. Debe aprender más del Comandante y, por ejemplo, situar la jefatura lo más lejos que se pueda de la zona de combates, ya sea en otro continente o en una realidad paralela. Según cuenta la leyenda indígena, justo antes de morir, al Che se le apareció la Virgen María (o la Pacha Mama, en esto no se ponen de acuerdo), y le dijo que no iba a morir, que viviría en el pecho de cada joven inconforme. Y entonces lo convirtió en camiseta.

1968: Año del Guerrillero Heroico

-Ofensiva Revolucionaria contra “los últimos vestigios del capitalismo y de la moralidad burguesa”. “De manera clara y terminante debemos decir que nos proponemos eliminar toda manifestación de comercio privado, de manera clara y terminante”, declara el Comandante en Jefe, de manera terminante y clara. Esto entraña la eliminación de los pequeños comercios privados que todavía existían, así como los derechos de propiedad intelectual. Supone, por tanto, la nacionalización de los puestos de venta de croqueta, como de los derechos de autor de El siglo de las luces y Paradiso, de “manera clara y terminante”.

–De manera clara y terminante, las autoridades dejan saber que están en desacuerdo con que se otorgue el premio de la UNEAC al poemario Fuera de juego, de Heberto Padilla; pero, no obstante, para dejar claro el carácter tolerante y ecologista de la Revolución, permitirán que se publique el libro, para de inmediato convertirlo en pulpa y reciclarlo como cuadernos escolares.1969: Año del Esfuerzo Decisivo

Diciembre: Se suspende la celebración de la Navidad, para que no interrumpa el desarrollo de la llamada “Zafra de los 10 Millones”. La Navidad regresará en 1998 totalmente irreconocible.

1970: Año de los 10 Millones

Mayo: El Comandante declara que no podrán alcanzarse los diez millones, pero la zafra continuará llamándose “de los Diez Millones”. En el lado positivo, la zafra será recordada por la fundación de una popular orquesta bailable que igualmente conservará su nombre original de Los [Diez Millones] Van Van.

1971: Año de la Productividad

Marzo: Se celebra el Congreso de Educación y Cultura, presidido por el Comandante en Jefe, en el cual se declara, entre otras cosas, que los homosexuales serán apartados de toda actividad cultural, educativa… y humana. Como resultado directo de dicho congreso, las marionetas del Teatro Guiñol (y esto, lamentablemente, no es un chiste) son ejecutadas en la hoguera.

–Ante la posibilidad de que al autor de Fuera del juego lo conviertan en pulpa, este accede a autocriticarse públicamente, que incluye a la casi totalidad de los autores mayores de 30 años y hasta algunos analfabetos. La mayor parte de estos autores serán convertidos en pulpa para ser reciclados posteriormente como máximos exponentes de la cultura revolucionaria.

1976: Año del XX Aniversario del Granma

Aprobación de la Constitución socialista cubana, con un 125% de los votos. En dicha constitución se declara que “la amistad con la Unión Soviética y la enemistad con los Estados Unidos serán tan indestructibles como el Muro de Berlín y las Torres Gemelas respectivamente”.

1980: Año del II Congreso

Éxodo de 125.000 apátridas a través del puerto de Mariel. El éxodo inspira la película Scarface, protagonizada por Al Pacino, en el personaje de Tony Montana, quien a la larga se convertirá en el mayor competidor del Che en el peleado reino de las camisetas.

1986: Año del XXX aniversario del desembarco del Granma

Se inicia el Proceso de Rectificación de Errores y Tendencias Negativas, donde se rectifican errores recientes en la economía por otros más antiguos, de probada ineficacia. El Comandante en Jefe hace un llamado a recuperar la política económica del Che Guevara.

1989: Año 31 de la Revolución

En el juicio en La Habana contra el general Arnaldo Ochoa, acusado de tráfico de drogas, contrabando de marfil y de no usar correctamente el uniforme, el fiscal pide su condena a muerte. Eso provoca una enérgica reacción por parte del abogado defensor, quien exige que el acusado sea quemado en la hoguera y sus cenizas esparcidas al viento. Entre la detención y el fusilamiento del general transcurren 32 días. El Comandante en Jefe lo considera una pérdida de tiempo: de haberse aplicado la política económica del Che Guevara, todo el proceso no hubiera pasado de dieciséis minutos.

1990: Año 32 de la Revolución

Se decreta la implantación del “Período Especial en tiempos de paz”. Se descubren las cualidades alimenticias de la cáscara de plátano y la carne de gato.

1992: Año 34 de la Revolución

Los habitantes de las ciudades descubren la superioridad del cerdo sobre el gato, como animal de compañía, por no hablar de sus cualidades nutritivas.

1997: Año del treinta aniversario de la caída en combate del Guerrillero Heroico y sus compañeros

Junio: Expertos cubanos, bolivianos y argentinos hallan los restos del Che y sus compañeros en las inmediaciones de Valle Grande, Bolivia. Los cadáveres son fácilmente identificados, al ser los únicos que no llevan camisetas del Che. El esqueleto de este último es reconocido por su insistencia en fusilar a todos los gusanos que se encuentran en las tumbas.

Octubre: El pueblo cubano les rinde un sentido tributo en Santa Clara, en un multitudinario acto patrocinado por la Asociación Mundial de Fabricantes de Camisetas (AMUNFACA).

1998: Año del aniversario 40 de las Batallas Decisivas de la Guerra de Liberación

El papa Juan Pablo II realiza una histórica visita a Cuba, en la que oficia varias misas en presencia de cientos de miles de fieles que quedan decepcionados: abrigaban la esperanza de que el Papa les enseñara a caminar sobre las aguas.

1999: Año del 40 Aniversario del Triunfo de la Revolución

-La zafra azucarera logra niveles similares a los alcanzados durante la guerra de independencia.

Noviembre: Un niño llamado Elián González es rescatado a bordo de una balsa en el Estrecho de la Florida. Es acogido por sus familiares residentes en Miami. En Cuba, el Comandante declara al niño Patrimonio Nacional y reclama su inmediata devolución.

2000: Año del 40 Aniversario de la Decisión de Patria o Muerte

“Millones de cubanos libraron una batalla por más de 260 días, y al final triunfó la justicia, se impuso la verdad. Todo un pueblo alzado por un solo niño, asombro para el mundo. El caso del niño Elián González desacreditó a la derecha anticubana en Estados Unidos, y mostró al público de ese país la realidad de la política de Washington hacia la Isla, del bloqueo y la Ley de Ajuste Cubano. En Cuba, generó un fuerte movimiento de masas en apoyo a su regreso y a la Revolución. Este suceso marcó el inicio de una gran Batalla de Ideas en defensa de la cultura y los valores más auténticos de la nacionalidad cubana”. La cita anterior es una buena muestra de cómo puede quedar un cerebro tras ser expuesto a la Batalla de la Ideas

2001: Año de la Revolución Victoriosa en el Nuevo Milenio

El Comandante se desmaya durante una alocución ante 60.000 personas en el municipio habanero del Cotorro. Inmediatamente se recupera y declara que todo está bajo control y que no es comunista.

2002: Año de los héroes prisioneros del imperio

Tras una espontánea recogida de ocho millones de firmas (el 99% del electorado), el Parlamento aprueba una reforma constitucional en la que se declara que “Cuba nunca más volverá al capitalismo”. Más bien se espera que sea el capitalismo el que vuelva a Cuba, o que, en su defecto, los cubanos, uno a uno, vayan a encontrarse con él en algún sitio con aire acondicionado.

2003: Año de gloriosos aniversarios de Martí y del Moncada

-Se intensifica la Batalla de ideas. En ese punto, aquellas ideas que no habían caído en combate son hechas prisioneras y condenadas a penas de prisión de hasta 28 años.

-El volumen de la zafra azucarera disminuye hasta alcanzar niveles comparables a los que había justo antes de la Toma de La Habana por los ingleses, en 1762.

2004: Año del 45 Aniversario del Triunfo de la Revolución

Al término de un acto multitudinario en el Mausoleo de Ernesto Che Guevara, en Santa Clara (mejor conocido internacionalmente como “La Basílica de Nuestra Señora de las Camisetas”), el Comandante confirma la vigencia del Estado de derecho en Cuba, exponiéndose a los efectos de la Ley de Gravedad, lo cual le provoca la fractura de una rodilla y una fisura en el húmero derecho. No obstante, anuncia que todo, incluida su pierna, está bajo control y que ella, junto al resto del cuerpo, siguen siendo comunistas.

2005: Año de la Alternativa Bolivariana para las Américas

Ante la disminución del volumen de la zafra azucarera, se decide dar las estadísticas de la producción en cucharadas.

Noviembre: El vicepresidente cubano Carlos Lage afirma (y esto es estrictamente cierto) que “Cuba es un país tan democrático que hasta tiene dos presidentes: Fidel Castro y Hugo Chávez”.

2006: Año de la Revolución Energética en Cuba

Julio: El Comandante sufre un misterioso percance de salud que lo obliga a delegar sus cargos políticos (por razones de espacio, no los transcribimos aquí) en el compañero Raúl y un selecto grupo de colaboradores. El resto de las funciones (fisiológicas) son asumidas por su ayudante personal, Carlos Valenciaga. En la misma proclama, anuncia que las celebraciones por su cumpleaños serán trasladadas para el 2 de diciembre.

Diciembre: El Comandante, luego de aparecer en varias fotos y vídeos posando con periódicos del día anterior, o haciendo movimientos que recuerdan a los personajes de los primeros Nintendo, decide renunciar a cumplir 80 años.

2007: Año 49 de la Revolución

Octubre: En uno de los puntos más altos de la intensa relación entre los gobiernos de Cuba y Venezuela, el presidente venezolano Hugo Chávez afirmó que “Venezuela y Cuba son un mismo país que va hacia una confederación de repúblicas bolivarianas, martianas, caribeñas y suramericanas”. Por otra parte, para ayudar a resolver los problemas de transporte en la capital cubana, se proyecta que una de las líneas del metro de Caracas pase por La Habana.

Diciembre: Ante la falta de acontecimientos reales, los corresponsales extranjeros comienzan a especular sobre los posibles cambios en el futuro de la Isla. Entre los mismos corresponsales se pone de moda la comparación entre Raúl “El Pragmático” Castro y Fidel Castro “El Empecinado”.

2008: Año 50 de la Revolución

Febrero: En una noticia que da la vuelta al mundo, el Comandante en Jefe traspasa voluntariamente el poder a su hermano Raúl. De acuerdo con testigos oculares, en el momento del traspaso, el poder ostentaba marcas profundas de las uñas de Comandante.

Marzo: Se autoriza la venta de computadoras, teléfonos celulares y reproductores de vídeos a los cubanos, a quienes se les permite alquilar habitaciones en hoteles, derecho hasta entonces sólo reconocido a los extranjeros. Estas medidas, según los corresponsales extranjeros, son un anuncio de los aires de cambio que recorren el país.

-En el Festival de Cannes se estrena con gran éxito la película Che. El director declara en rueda de prensa: “Vi que una chica llevaba una tatuaje del Che en el culo. Esto requería una explicación”. Un crítico se pregunta que si el director estaba interesado en explicar usos poco ortodoxos de esa región anatómica, por qué no filmó una biografía sobre el inventor de los vibradores.

Agosto: En los Juegos Olímpicos de Pekín, la delegación cubana queda en el lugar 28 del medallero, la actuación más pobre en las últimas cuatro décadas. En uno de sus frecuentes artículos de opinión, el Comandante en Jefe culpa de esos resultados al imperialismo, la mafia, el comercialismo y los árbitros. Sólo olvida mencionar a los deportistas del resto de los países participantes.

Septiembre: Con pocos días de diferencia, los huracanes Gustav y Ike azotan el país, dejando una estela de destrucción sólo comparable con los últimos 49 años de Revolución, aunque con muchas menos pérdidas humanas. Los corresponsales extranjeros no aclaran si esos son los aires de cambio que vienen anunciando desde hace meses.

Octubre: Es destituido Carlos Valenciaga, ayudante personal del Comandante, aunque no se aclara quién pasará a encargarse de las funciones (fisiológicas) de este último.

-En una foto difundida aparece el Comandante en jefe con una raya que le parte el pelo al lado izquierdo, luego de ocho décadas de peinarse hacia atrás. Los corresponsales extranjeros lo toman como la muestra definitiva de los cambios a que se han referido.

Diciembre: Se estrena en La Habana la película Che. Los críticos oficialistas se quejan de que el Comandante en Jefe no tuviera más protagonismo en el filme y, por ejemplo, no apareciera rescatando a Guevara en el momento que lo apresan en Bolivia. Por su parte, el público, a la salida de la proyección, declara que prefería ver la biografía del inventor de los vibradores.

-El presidente Raúl “El Pragmático” Castro se declara partidario de impulsar los intercambios comerciales con Estados Unidos. Para empezar, propone intercambiar los cinco espías cubanos presos en cárceles norteamericanas por los disidentes encarcelados en Cuba.

2009: Año 51 de la Revolución

Marzo: Gran apoteosis de la Revolución Cubana. En la ceremonia de los Oscar, celebrada en el teatro Kodak de Hollywood, el premio al mejor actor masculino es otorgado al Che Guevara. Ante la ausencia del premiado, la encargada de recoger la correspondiente estatuilla es una camiseta.

Anonymous said...

http://www.filosofos.org/modules/news/article.php?storyid=32
mas del estúpido

Guicho said...

Nunca me gustaron los suicidas. Sin embargo, con esto que cuentas de Ernest ejecutando nazis, el tipo me empieza a caer mejor.

PolO said...

¡ Y menos mal que el Che no lo contratò como ayudante en La Cabaña !
¿ O acaso se diò el balazo demasiado temprano ?
Tremendo talento se perdiò...
-------------------------------------
Y eso de "pàjaros enjaulados", que menciona el comisario ideològico Tòvarich Enrique Ubieta; la dije, la escribì y la mantengo. Porque en mi modesta experiencia, unos bloggers "organizados", son bloggers controlados.
Y para màs informaciòn, primero la dije en relaciòn a esos bloggers cubanos, que viven en Europa; y para poder viajar a Cuba sin problemas, se autoproclaman "emigrados", no exiliados, y la ùltima fue que estàn organizando una especie de " UNEAC virtual en el exterior". Y ahora esto de Bloggers Cuba, un grupo organizado "espontàneamente", que cuenta con el respaldo oficial,pues usan conecciones de alta velocidad desde sus trabajos y la UCI, les dejan reunirse y hasta le facilitan locales... y casualmente unos de sus tòpicos principales es atacar a los bloggers independientes de Cuba, enfocados en Yoani y su Generaciòn Y.
Ahora, es cierto que son tan cubanos y tan bloggers como cualquiera de nosotros. Aunque tambièn sean guerrilleros virtuales de Ramirito Valdès, la UCI y su "Operaciòn Verdad".
De los detalles sabremos cuando esos blogotantes empiecen a pedir asilo en distantes aeropuertos, o a llegar en balsas a Miami.

Anonymous said...

Guicho es tan nazi como los nazis. El que mata a un asesino por ser asesino, se convierte en lo que odia.