Friday, 23 January 2009

Los herederos del Profesor Basura y el Súbdito

A propósito de un comentario de Luis Tornes Agulilla*

Por Jorge A. Pomar, Colonia

Galísimo (reside en la antigua Galia francesa) Luis Tornés Aguililla, disculpa el retraso en responder a tu acertado comentario del pasado 7 de diciembre. Mi Alter Ego y yo también tuvimos el disgusto de someternos al suplicio de ver de rabo a cabo el soporífero programa. Hice más: grabé casi toda la insípida mesa cuadrada del canal franco-alemán ARTE sobre el 5o Aniversario de la Revolución Cubana.

Qué digo Granma o las Refleciones de Fidel, ¡ni "Fefa la del Comité" (de Defensa de la Revolución, CDR) se cree todavía esas monsergas. Esos ilustres cubanólogos no han prestado oídos a los últimos discursos de Raúl Castro. Y desde luego, siguen echándole todas las culpas al "bloqueo".

En efecto, Louis, el nivel de indigencia mental y alcahuetería fue mucho más bajo y "reptilíneo" que el de la Mesa Retonta. Pensé glosar el monológico debate, pero desistí: sólo habría valido la pena molestarmee incordiar a los lectores si el moderador y sus tres contertulios hubiesen aportado sofismas novedosos u ocurrentes (los mismos que, calzados con falsas estadísticas comparativas, inculcan a diario ex cátedra al incauto alumnado).

Ninguno de los tres invitados al estudio clasifica como discípulo de Protágoras. Son más bien epígonos del "urujuayo" Eduardo Galiano, cuyo panfleto ilusionista
Las venas abiertas de América Latina en versión original sigue siendo el voy-siempre-con-él-bajo-el-brazo, la Biblia Coránica de tantos seminarios madrásicos en este Viejo Continente neojesuita. (No por gusto días atrás se oyó a Evo Morales dar la siguiente muestra de haberse aprendido la lección de las más doctas académicas occidentales: "...siempre hemos creído que la única forma para lograr la reconciliación nacional es cerrar las 'venas abiertas de América Latina'

Tales especímenes de cubanólogos eurooccidentales --ignaros, zoeces, desangelados, trasnochados, fanáticos-- no cambiarán ni una coma en sus homilías académicas sobre el "Mar de la Felicidad" caribeño ni siquiera después del ocaso de sus dos iconos castristas. Ténganlo por más seguro que el calentamiento climático. No en balde aún no se han dado por enterados de la caída del Muro de Berlín.

Marlene Dietrich en El Ángel Azul



Por lo demás, desde el punto de vista visual opté por ahorrarles a los lectores las consabidas imágenes idílicas de pioneros, estudiantes y personal médico pulcramente uniformados, cuidadosamente seleccionadas por el moderador para demostrar lo bien que funcionan en la Isla la educación, la salud y la seguridad social en comparación con otros países del subcontinente. Agradézcannos también el haberles evitado el estupor de escuchar a esos ilustres energúmenos estrenar el Año Nuevo despotricando a sus anchas contra el exilio en La Florida, donde dicen percibir alarmantes señales de miseria y desamparo inexistentes en Cuba, plus un esperanzador "cambio generacional". De signo progre, desde luego...

En cuanto al catedrático de Historia Ibérica y Latinoamericana en la Universidad de Colonia Michael Zeuske ("me conoce bien pero no me trata"), oriundo de Alemania Oriental y fiel al legado del Partido Socialista Unificado de Alemania (SED en alemán y PSUA en español), llevó la voz reptante en el coloquio, batiendo con su habitual prosa erredeana todos los récords de lealtad incondicional al castrismo impuestos por Randy Alonso y sus machacones adláteres en la Mesa Retonta.

Lo dicho, nada bueno que esperar por estos pagos europeos de esos dignos herederos del
Professor Unrat ("Profesor Basura"), el héroe negativo tan bien caracterizado como prototipo del cazador de ratas estudiantiles por Heinrich Mann (hermano de Thomas) en la célebre novela homónima, que lleva el subtítulo de oder das Ende eines Tyrannen (o El fin de un tirano) y aportó el argumento a El angel azul, la excelente versión cinematográfica de Hollywood con Marlene Dietrich.

(La Dietrich, por cierto, no sólo rechazó la tentadora oferta de Goebbels de convertirla en primera diva imperial, sino que deleitó con sus canciones a los marines en la retaguardia; a su retorno a Berlín tras la victoria aliada, una valkiria rencorosa la premió con un escupitajo en el rostro. Grosería que no impidió que hasta hoy sea --discretamente, dadas las circunstancias-- considerada aquí un modelo de oposición consecuente al totalitarismo para un gremio artístico mayormente aún recalcitrante en ese aspecto.)


En peligro bajo el Tercer Reich por hebreo y marxista, Heinrich acabó asilándose en Estados Unidos donde, a diferencia de Thomas, que dominaba el inglés a la perfección, le iba bastante mal cuando aceptó en 1949 la presidencia de la Academia Alemana de las Artes en Berlín Oriental. Habiendo fallecido al año siguiente, nunca llegó a tomar posesión del cargo, circunstancia que a buen seguro --caótico, heterodoxo, ultramoderno e inconformista, a diferencia del casto autor de La montaña mágica--, igual le salvó de un encontronazo fatal con el
real existierender Sozialismus a lo Stalin-Ulbricht. [Foto: Heinrich (de pie) y Thomas Mann.]

Ahora bien, puesto que tal vez no todos los integrantes del cuarteto de la Mesa Cuadrada del canal público comunitario ARTE ejercen la docencia, dato que no conozco a ciencia cierta, puede que algunos no se sientan identificados con la imagen del citado profesor de bachillerato. En quien sí pueden verse reflejados todos ellos es en Diederich Geissling, el cascarrabias arribista de clase media baja de la era guillermina magistralmente dibujado por Heinrich Mann en
Der Untertan (El Súbdito, 1914).

El novelista lo describe como un enemigo jurado del proletariado y el gran capital que coquetea con la socialdemocracia pero, en los recovecos de su alma de mojigato congénito, odia a los seguidores de Bebel-Liebknecht como el diablo al agua bendita. Pequeñoburgués de pies a cabeza, sadomaso, lechuguino y autoritario, antisemita, xenófobo, Diederich es un solícito halalevas de la monarquía prusiana aquejado de megalomanía, chauvinismo y visiones apocalípticas que sueña despierto con la expansión del Imperio Alemán.

En suma, el fenotipo del
Krämer, del tendero que décadas más tarde engrosaría las filas del Nationalsozialistiche Deutsche Arbeiterpartei (Partido Nacional Socialista Obrero Alemán, NAZI). Cambiando lo que haya que cambiar --verbigracia, visiones apocalípticas por neoprogresismo; fanatismo por buenismo; autoritarismo por corrección política, antisemitismo por fobia a Israel; pero sobre todo chauvinismo por antiamericanismo; el odio al parlamentarismo burgués y la economía de mercado capitalista se sobreentiende--, los cuatro integrantes del cuarteto de marras encarnan al dúo Profesor Basura-El Súbdito, personajes literarios probablemente calcados de sendos modelos de carne y hueso o armados como un rompecabezas a base de rasgos observados por el autor en unos cuantos contemporáneos.

Desde luego, descontando los rasgos específicamente alemanes, Diederich es más bien un paradigma universal. Más que obvias las semejanzas entre el kleiner Mann (hombrecillo u "hombre mediocre", tanto por traducirlo al lenguaje de José Ingenieros) teutón y los especímenes equivalentes pululantes entre la clientela criolla interna y externa del castrismo. Pero, por recomendación didáctica del Abicú, dejo la tarea de establecer el símil al cacumen de los lectores más perspicaces.


PD: Mañana corrijo el texto.

***************************************

Comentario de Luis Tornes Aguililla, Francia*

Ayer, 6 de enero de 2009, en el canal franco-alemán de televisión « ARTE » se nos apareció la profesora universitaria y cubanóloga de altura doña Janette Habel junto a un consejero económico y funcionario del gobierno francés cuya misión parece ser « acompañar » la penetración de las empresas francesas en el mercado cubano. Hablo aquí de empresas francesas que tienen como referencia en Cuba una especie de puesto de mando y de control en el habanero barrio de Miramar y que son gentes que desean estar presentes antes de que lleguen las empresas americanas a nuestro país.

De los presentes en aquella emisión televisiva, el único que trataba de evocar la realidad de los derechos humanos en Cuba fue el infeliz periodista y moderador que, a duras penas, trató de dar frente a la andanada de parábolas lexicales por parte de doña Habel y del oficial francés defendiendo la posición de Raúl Castro. Daban grima.

Quepa decir aquí que uno de los deportes nacionales en Francia y ello, desde la escuela primaria, es aprender a decir algo pero sin decirlo, lo cual se podría traducir en nuestra jerga cubana por el famoso « ¡ sí pero no ! ». En los galos, ese comportamiento dual, ambiguo y diplomático suele ser congénito.

Así pues, el susodicho consejero-funcionario se derretía en elogios hacia las supuestas buenas intenciones de Raúl pero se veía muy claramente que el hombre no defendía convicciones sino la posición comercial francesa en Cuba, en estos precisos momentos en que nadie sabe lo que podrá pasar después que se publique la magna acta de defunción.

En aquel debate que fue, en definitiva, un monólogo, nadie mencionó por las claras los doscientos presos políticos que se pudren en Cuba ni la necesidad de vivir libres en un contexto democrático y en mi modesta opinión, lo único que pondrá coto a las parabólicas elucubraciones de los galos y de los otros moratinados personajes que van por el mundo vomitando loas al régimen es la cada vez más evidente resistencia civil de los cubanos a la opresión.

La única opción que dejan a los cubanos el régimen liberticida y sus cómplices extrajeros es la insumisión civil .

Ayer, cuando se terminó el debate sobre Cuba en el canal franco-alemán « ARTE », apagué el televisor con la certeza de que esa tropilla vista en la pantalla me había condenado a ser más cabezón todavía.

(07/01/09 19:32)

2 comments:

Anonymous said...

Y a mí con ambos. Gracias, Pomar.

Lazaro Gonzalez said...

Con el pretexto de la toma de posesion de Obama, Fidel o el que escribe por el, o el que manda a escribir por el, ha tomado la decision de cerrar el capitulo "Fidel" en Cuba. Y el momento como siempre no ha podido ser mas oportuno y oportunista, justo menos de 48 horas despues de la toma de posecion de Barack Obama como El undécimo presidente de Estados Unidos en el medio siglo transcurrido desde que Castro asalto el poder en 1959.

Oficialmente manos libres para Raul, para en lo interno realizar las reales transformaciones que urge la critica sitjuacion; manos libres en lo externo para negociar con la nueva administracion norteamericana todo lo que haya que negociar con vistas a levantar el embargo y acceder a los creditos comerciales que desesperadamente necesitan, unica alternativa de supervivencia de la Revolucion Rendida.

Oportunidad excepcional para Obama y los opositores de comenzar el largo, complicado y espinoso proceso de la democratizacion del pais.

Publica el Granma: "He reducido las Reflexiones tal como me había propuesto para el presente año, a fin de no interferir ni estorbar a los compañeros del Partido y el Estado en las decisiones constantes que deben tomar frente a dificultades objetivas derivadas de la crisis económica mundial. Yo estoy bien, pero insisto, ninguno de ellos debe sentirse comprometido por mis eventuales Reflexiones, mi gravedad o mi muerte".