Friday, 14 May 2010

Acumule el máximo compatible en escándalos disidenciales...

Cuatro reglas de oro que deben respetar la intelectualidad y la farándula insulares para salir a lucrar en defensa de "Nuestro Pueblo" en los aguerridos comandos de la Legión Extranjera

Por Jorge A. Pomar, Colonia

Exacto, colega Luis (pinche AQUÍ para acceder al post inspirador de este comentario en La Vega de los Ruisánchez), nuestra moderadora estelar María Elvira Salazar, quien a pesar de su latiguillo mojigato ("¿Si Dios contigo, quién contra ti"), que tanto me irrita, suele tener sus aciertos en los estudios del Canal 41, es un insuperable exponente de las dos grandes debilidades del exilio criollo, y de toda la Cubanidad en su conjunto: el sentimentalismo y la credulidad a ultranza. Aún se recuerda su lacrimosa gratitud ante la desconcertada merenguera (pésima, por cierto, amén de que de "mujer de fuego" tiene tanto como el casquete polar) boricua Olga Tañón, castrista de los que muerden, como ya se había podido corroborar en Cubavisión.

Lágrimas de emoción (de corazón u oficio) entre convulsos sollozos por la osadía de haber mencionado al exilio miamense durante el deplorable "Concierto por la Paz" de Juanes & Bossé en la Plaza de la Revolución. Nuestro tercer talón de Aquiles exiliar, correlativo con los dos temperamentales indicados más arriba, es una notoria incapacidad a la hora leer la realidad, de descifrar las patrañas diversionistas de la Seguridad del Estado, que sin embargo siempre son ligeras variantes del patrón original.

[¡Última hora! Nuevo viejo performance protagonizado por Yoani Sánchez: arresto grupal, maltratos virtuales, recia resistencia verbal, insultos de la heroína a la autoridad y final feliz en sordina, pues todos los detenidos fueron puestos en libertad al cabo de una horas. (Pinche AQUÍ y ACÁ para escuchar la grabación de audio.) Ocurrió, según nos cuenta la imaginativa autora, al día siguiente de la muerte de Zapata Tamayo.

De nuevo todo el culebrón radiofónico, sofocado por las moralinas de la Santa de las Muletas, habría sido audiograbado, con una acústica poco menos que de estudio radial, por un celular chismoso previamente incautado pero devuelto sin borrar a la excarcelada. Por error concurrente. Un detalle gracioso, realmente digno del bufo judicial criollo a lo Tres Patines: obstinado por la matraquilla de la titular de
Generación Y, el interlocutor policial de la comisaría de Infanta y Manglar arroja la toalla, rogándole a su superior jerárquico desde el interior de la celda: "¡Sácame de aquí!" Le zumba el merequetén. Pobre gendarme...]

Que no es otro que el de la "nueva política cultural" puesta en práctica por el MINCULT desde principios de los años 90 a fin de abrirle una válvula de escape al descontento y las penurias económicas de los intelectuales consintiéndoles, por un lado, un discreto margen para criticar aspectos insustanciales del sistema y, por el otro, facilitándoles un acceso, modesto pero para ellos satisfactorio, a los privilegios reservados a la Nomenclatura Intermedia: premios en moneda convertible, subsidios vitalicios, computadoras y efectos de escritorio, viviendas, retención íntegra cobros de sus derechos de autor fuera del país y --lo más importante-- permisos de viaje, residencia y contratación en países occidentales.



Pero todo dentro del marco de la versión actual de aquel mussolinesco (la frase es un refrito de otra de Benito Mussolini) ultimátum del Magno Paciente a los intelectuales en 1961: "Dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada". Que ahora, ajustado al lema socorrista de "Salvar la Revolución y el socialismo" (ya vale igual para la disidencia leal), reza a título extraoficial: "Se puede jugar con la cadena, pero no con el mono".

La única diferencia perceptible en vísperas del inexorable y cada vez más inminente desenlace biológico consiste en que a los artistas e intelectuales de la Isla se les han añadido un par de eslabones más a la cadena a fin de que aboguen de cara al extranjero con mayor eficacia (te robo la palabreja, que cuadra a la perfección en este contexto) "subliminal" por la transición pacífica del ya de por sí comatoso socialismo estaliniano a la antítesis del "socialismo democrático del siglo XXI".

De paso, merced a sus virtuales, milimétricas salidas de armario, todos esos embajadores culturales del Raulato, que están desfilando uno tras otro por Miami entre los vítores de los incautos y quintacolumnistas de siempre, pueden permitirse el triple lujo de relajar en libertad, reabastecerse de dólares y posar de librepensadores. Negocio redondo que parte de la ratio mercantil de estas cuatro reglas de oro para salir a combatir con ventaja ética (léase "lucrar" en nombre de "Nuestro Pueblo") en los aguerridos comandos retrorpogres de la Legión Extranjera:

1. Acumule el máximo compatible en escándalos disidenciales de carácter estrictamente verbal (si posee algún talento natural o adquirido para la poesía, preferentemente lírico-metafórico), cuidándose de no pisar la raya roja de todos conocida ni incurrir en pecado de Lesa Majestad contra el convaleciente e irascible Orangután Blanco de Birán (en solidaridad de especie con ÉL, mi simiesco Alter Ego ora para que no nos juegue la mala pasada póstuma de abandonarnos antes que el Hermanísimo).

2. Tan pronto su disconformidad pública alcance --siempre menos urbe que orbe, ¿vale?) la masa crítica necesaria para cotizar en la candonga (bolsa) uneacista* o upecista** de valores políticos, consígase una elegante caja de cartón en la shoppy*** más cercana y eche dentro todos los highlights de sus publicitados dime-que-te-diretes farsescos con segundones del régimen. [Cuadro.- Salvador Dalí, La metamorfosis de Narciso, óleo sobre lienzo, 1937, Tate Gallery, Londres.]

3. No selle el paquete sin colmarlo con todos los mantras del progrerío occidental: buenismo, corrección política, desasosiegos ecológicos, multiculturalismo, tirria contra el capital, rechazo al neoliberalismo y la sociedad de consumo (a beneficio exclusivo de la plebe cautiva), aversión a Uncle Bush (a menos que lo premie a usted mismo; al que ose echárselo en cara, recuérdele la pauta sentada al respecto por un Neruda agasajado por Nixon), delirio por la paz (¡ojo: sólo cuando los chicos diestros están derrotando a los siniestros, jamás y nunca a la inversa!), diálogo preferencial con el enemigo teocrático o totalitario; respeto a las religiones ajenas convoyado con supino desdén por la propia, etc.

4. Envuelva el paquete en celofán de color verde o arco iris, átelo con una cinta rosada y, por mediación de las autoridades culturales --a cuyos peritos en esta delicada gestión confidencial conviene consultar previamente-- véndaselo bajo cuerda a la GESTAPO criolla a un precio de remate preferencial que sea razonable tanto para ambas partes. Si no obstante la primera respuesta es negativa, regatee hasta la saciedad, pues se sabe de buena tinta que hasta los más mediocres tienen algún servicio que prestarle al gobierno en su encarnizada "Batalla de Ideas". Además, en la elástica plantilla de nuestra Legión Extranjera sobran plazas para voluntarios arrestados (no se me espeluzne, estoy usando aquí ese funesto participio en su acepción de "coraje") como Usted...


Arturo Arango (foto de al lado), Cuba: los responsables del futuro, El País, 14-05-2010.- Aun suponiendo que toda persona con cierto rango de poder político prefiera la vía socialista, las maneras de pensar ese modelo oscilarían entre los que quieren sostener (conscientemente o por pura inercia) un Estado burocrático y centralizado y los que creemos que el socialismo sólo es sostenible si logra ser democrático...

En realidad, el Palacio de la Revolución y sus embajadores culturales no tienen modo de perder semejante apuesta. Contra la opinión prevaleciente, el gobierno se sale siempre con la suya: proyectar una falsa imagen de tolerancia en la pantalla occidental. A su vez, por mal parado que salga ante la opinión pública del país anfitrión, el viajero no sólo escapa un tiempo de la jaula insular sino que, al consolidar su igualmente espurio retrato de víctima paradójica de la intolerancia oficial, se avala a sí mismo para la próxima carta de invitación.

Amén de que vuelve a casa con las alforjas recargadas de pacotilla. Después de todo, nuestro amigo, virtualmente pillado entre dos fuegos, no ha hecho más que repetir la monserga de que, pese a sus comprensibles fallas como proyecto humano, el Castrato sigue siendo una bendición del cielo para los más humildes bajo el oprobioso pasado batistiano. Ergo, a su culto juicio, todo lo que tendría que hacer el heredero Raúl es recomenzar de nuevo a partir de la corrediza época en que, por desgracia, se apartó de sus nobles ideales originales debido al embargo yanqui.

Aplausos garantizados... De ese guión, más o menos mejorable según el talento y habilidad, el rango de honestidad o servilismo de cada cual, no se han apartado un ápice Leonardo Padura (capaz de reconciliar al socialismo castrista con la masonería paterna) , Pablo Milanés (buena persona pero mal ciudadano), Silvio Rodríguez (mala persona y peor ciudadano), Carlos Varela (bicho feo por dentro y por fuera) y, hoy mismo, Arturo Arango (electo, o reelecto, miembro del Nuevo Consejo Nacional de la UNEAC con 205 votos en el VII Congreso de la organización que, tal vez por algo más que una pura coincidencia programática con la redacción de El País, se clausura justo esta tarde).



Arturo ha tocado el fondo del charco raulista en el influyente diario del Grupo PRISA y el PSOE, que no es poco destaque. Y la pasta de los honorarios nunca viene mal. Nada, que el "rabo de nube" de Silvio y la Flecha (generacional) de Guillermo Tell tensada en la ballesta (entretanto, la cerbatana cibernética de Yoani Sánchez ya sólo dispara chícharos quemados) de Varela se extraviaron en la sociedad de consumo, donde ambos se afanan aún por restañar las llagas de la utopía revolucionaria sin más prisas por despertarse de la pesadilla kafkiana (les concierne pero no los toca) en la Isla que las de sus respectivas lenguas de trapo.

He ahí el esplendente Unicornio Azul bifronte cuyas cabalgatas entre la Isla y la Diáspora tanto seducen a sus émulos menos aventajados en favores diploculturales. Los presuntos ataques que les hace la prensa gubernamental no son más que simulacros, sutiles coartadas legitimantes. Por lo demás, es el guión maestro de la ahora proliferante disidencia leal en la Isla y ha estado en boga desde hace años en las páginas de Cubaencuentro, El Nuevo Herald, Cubanet, Generación Y, Payo Libre y un creciente etcétera de estaciones literalmente ventrilocuaces dentro y fuera de Cuba.


Declaración del XV Festival Internacional de Poesía de La Habana, 15-05-2010.- Los poetas que organizamos el Festival Internacional de Poesía de La Habana no podemos quedarnos en silencio ante el manifiesto de la llamada “Plataforma de españoles por la democratización de Cuba”. Cuba ha construido una democracia propia y legítima, respaldada por la inmensa mayoría de su pueblo. Junto a conocidos voceros de la propaganda anticubana... personas honestas, tal vez sin la información y el conocimiento necesarios, influidas por la “feroz y dolorosa” campaña mediática contra Cuba, nos acusan, y al hacerlo, asumen una postura que intenta lesionar la soberanía de nuestro país y hace el juego a los eternos enemigos de la isla que no han cesado en los últimos 200 años de acariciar su sueño anexionista y colonial.

...Cuba no es sólo un nombre bajo el dedo acusador. Cuba es una cultura, una ética, una historia, una identidad resistente, una mística nacida de la poesía y de la imaginación. Esta que algunos pretenden que nos agreda, no es la España que hemos querido y admirado siempre: La España de Juan Ramón Jiménez, de Antonio Machado y de León Felipe; la de Federico García Lorca, Rafael Alberti y Miguel Hernández; la de María Teresa León y María Zambrano; la de Pablo Casals y Pablo Picasso; la España de intelectuales y artistas contemporáneos siempre fraternos; la de innumerables amigos que nos acompañan día a día con su solidaridad. La España que nos legó una cultura poderosa no puede ni juzgarnos ni condenarnos por defender nuestra propia noción de la cultura, la belleza y la justicia.


[Pinche AQUÍ o sobre la foto para escuchar la lectura del panfleto de la UNEAC de labios de la inmigrante española Aitana Alberti (hija de Rafael), ex colega del Abicú en Arte y Literatura. Para ella, a pesar de no quedarnos vacantes en la plantilla, por orden personal del Comandante en Jefe se creó a fines de los años 80 una plaza ad hoc de redactora de estilo. No tengo un mal recuerdo de su persona (se conserva muy bien, por cierto; ¡saludos y parabienes desde el exilio colonense!), pero su ascenso al firmamento poético insular prueba que sólo los intelectuales provistos de moneda convertible (Aitana no llegó con las manos vacías) y pedigrí guerracivilista y/o antisistema pueden hacer con éxito el recorrido a la inversa hacia nuestra Isla de emigrantes.



Ironías del destino: en pasando los años y el Período Especial, nuestra huésped celtíbera Aitana usurparía sin querer mi lugar en el Instituto Cubano del Libro y la Unión de Escritores. De hecho, se siente cubana y castrista. En cambio, el Abicú Errante, afrocubano y portador de carné rojo a la sazón, se enajena en la "arboleda perdida" de Rafael Alberti. Trastrueque de hábitats que, por tener sus bemoles alegóricos, viene a ser un reflejo fiel de varias pulsiones autodestructivas del mito fundacional cubano: culto a la "pureza de sangre" isabelina y afán de blanqueo de la Isla a base de nimigrantes españoles (momentáneamente interrumpido por nuestra miseria insular y la prosperidad peninsular); primacía nepótica de los hijos de papá (vigente también en el exilio); discurso de barricada y "¡No pasarán!" (escuche el épico-lírico de don Rafael durante la defensa de Madrid al final del vídeo de arriba); herencia del espíritu de revancha por la humillación militar yanqui (incurable llaga histórica que fue la razón de ser de esos autores de las generaciones del 98 y el 27, significativamente invocadas por Aitana en la proclama del evento) y persistencia suicida en la utopía socialista. ]


Alante con los tambores. Susceptible de aplicarse con similar éxito a partir de cualesquiera otros negociados de la superestructura ministerial, esta ingeniosa fórmula asimilatoria del MINCULT, basada en un conocimiento cabal de los resortes de la psiquis artístico-intelectual, ofrece la ventaja de servir lo mismo para gozar en la Isla de una redituable fama de francotirador benigno que para perderse del Morro y continuar siendo útil a la Causa Común, y a su flamante tarjeta de crédito, sin que las puertas de la Patria Socialista se le cierren al tránsfuga a cal y canto.

Por lo demás, no se preocupen los candidatos: tras pitar lo más fuerte posible (tampoco hay que exagerar) contra el régimen totalitario durante las primeras semanas de aplatanamiento en la Capital del Exilio, los mismos hábitos de moderación y buen tono ensayados allá en la Isla le abrirán de par en par las codiciadas puertas del Nuevo Herald y los principales canales de radio y televisión. Para no hablar ya de los medios escolásticos y de difusión en Estados Unidos y Europa Occidental, donde ser de izquierdas es más de la mitad de la carrera. De entrada…

Arturo Arango, ídem.- El pasado 1 de mayo, entre la multitud que desfilaba por la Plaza de la Revolución, aparecieron carteles que nada tenían que ver con la propaganda oficial. "Socialismo es democracia" y "Abajo la burocracia", decían dos de esos carteles... Los portaban los miembros de la Red Observatorio Crítico, conformada por jóvenes investigadores, críticos, profesores, artistas, promotores culturales, activistas comunitarios, comunicadores..., quienes reivindican alternativas culturales liberadoras frente a alienaciones capitalistas, autoritarias y coloniales, al tiempo que reconocen que para ellos es imprescindible el compromiso crítico en la defensa de la revolución cubana, proceso al que pretenden despojar de todo lastre conformista...

Una vez acogido en la guara (piña) obamita de Miami no tardará Usted en volver a sentirse en casa y recibirá sin falta de boca de sus colegas sugerencias infalibles para no buscarse líos superfluos con la regencia. Finalmente, un requisito casi sin-el-cual-no: si tiene estómago y madera para tanto, haga pública profesión de fe por la Esperanza Negra de la Casa Blanca, encarámese sobre el (por fortuna, ya renqueante a causa del sobrepeso de las pifias de Barack Hussein y el formidable contraataque de los Tea Parties) burro demócrata y lance a discreción pestes y/o puyas contra el “exilio duro” y sus congresistas.

Y en cuanto a una posible estancia en la Península, ya se habrá Usted enterado de que Moratinos acaba de volver a ver "cambios positivos" en el horizonte criollo desde su atalaya madrileña en la azotea del Palacio de Santa Cruz. Con razón, porque el Mesías Negro de la Casa Blanca acaba de consolar a su alicaído homólogo español suscribiéndose a la Alianza de Civilizaciones.

De modo que, pintando tan mal los caracoles para las ambiciones de La Moncloa en otras geografías, es muy probable que aquella feliz "confluencia planetaria" vaticinada por doña Leire Pajín, secretaria de Organización del PSOE y principal patrocinadora de la bifurcada Asociación Encuentro de la Cultura Cubana(AECC) se va a dar justo sobre nuestras huecas cabezas.

Ahora para más señas con la colaboración entusiasta de una Rosa Diez
hace poco de visita turística en La Habana: insólita licencia para entrevistarse a título selectivo con lo más granado de nuestra disidencia leal que contrasta con la expulsión de dos diputados del PSOE en fecha aún reciente. ¿Encargo de La Moncloa a ugerencia de cúmbilas en el Palacio de la Revolución o iniciativa propia? Sea como fuere, el caso es que los relojes históricos del castrismo ya se están derritiendo de tanto esperar por ambas Magnas Exequias (ojalá se invierta aquí en orden de los factores fúnebres) sobre el muro del Malecón... [Cuadro: Salvador Dalí, Reloj blando en el momento de la primera explosión, óleo sobre lienzo, 1957.]
___________________________________

*De UNEAC, sigla de la Unión de Escritores y Artistas Cubanos.
** De UPEC, sigla de la Unión de Periodistas de Cuba.
***Tiendas del mercado paralelo.

11 comments:

Cristina García said...

A primera vista parecería sospechoso que fuera de Cuba funcione lo que garantiza el éxito dentro.
Los "contestarios" insulares, esos que dicen lo que quiere escuchar el gobierno, pero coloreado de inconformismo, son bienvenidos con los brazos abiertos en la Segunda Habana, la Capital del Exilio, la Cuba con comida porque ese rebaño de exiliados que viven al amparo de la democracia y la libertad no quieren cambio de sistema en Cuba, como apoyan el socialismo de Hussein. No les ha servido la libertad para aprender a pensar, ni han asimilado la democracia más que como el derecho, en USA, de atacar a USA.
¿Crédulos? ¿Sentimentales? De acuerdo, pero más que nada ignorantes de la peor clase, de la que no quiere aprender. Prefieren decirse sus verdades, compartir sus testimonios, escuchar los cuentos y análisis de los que vivieron las cosas, los que fueron parte, los de la Seguridad del Estado y los periodistas bien intencionados, todos los cuales no aportan nada nuevo al cuadro de destrucción de Cuba, nada que no sepamos ya.
Proponer soluciones es otra cosa. Eso no es para ellos, que vinieron para no oir hablar de política, o por la situación, o porque allí adentro no hay quien viva. ¿Capitalismo en Cuba? No, socialismo con rostro humano es mejor.
Maria Elivra Salazar le da a su público lo que quiere: raciones de viejas (o nuevas) patrañas castristas para alimentar el morbo que forma parte del glamour del castrato, aderezado con toques histriónicos de folletín de segunda.
Muy gracioso el manual del perfecto disidente cubano.
Gracias, Pomar.

Anonymous said...

Pomar, cien por ciento contigo. Mi única llamada a kolimar, está dirigida a marcar dos cosas que son sabidas por los que le conocen o conocieron. 1- Que Arturo Arango siempre (desde muy jovencito)tuvo muy claro que defendería al Poder y en esto ha sido consecuente sin desvios. 2- Que para autodefenderse a ultranza, alpha y omega de un OPORTUNISTA, siempre supo callar (incluyendo ahora) lo que de verdad piensa, pero que, lamentablemente, no cuadra con su sagrado proyecto de sobrevida.
Saludos.
A.Campos

Tula said...

¡Siá, cará!

Anonymous said...

Saludos

Anonymous said...

vergonzoso AArango...

Zoé Valdés said...

Ayer escribí mi respuesta a Arango, y acabo de escribir dos artículos sobre una posible transición del castrismo al castrismo que se esté prefigurando con el apoyo de toda esa gentuza. Fíjate, críticas de Silvio, que lo llevan a la polémica que no se esperaba, luego las de Carlos Varela, después las de la Quendi Guerra, también en el cantinfleo poético que se estila ahora en la isla. Y para colmo, Arturo Arango, que es el último ensayista que les queda. Deprimente, seguimos.

Anonymous said...

Así mismo, cómo dice Zoe.

G.P.

Anonymous said...

www.spiele-akademie.de/cuba/

Anonymous said...

www.dasautoblog.com/2009/11/maserati-kuba-concept.html

Anonymous said...

www.fcstpauli.com/pics/download/1_1181043039/Cuba_Folge_12.jpg

Anonymous said...

Blog von der Buchmesse in Havanna
www.buchmesse.de/de/blog/kuba/