Sunday, 13 December 2009

Perturbado mental agrede a Berlusconi en Roma

Por enésima vez, pero sospecho que el impacto facial lo consagra en el poder

Por Jorge A. Pomar, Colonia

Un orate le ha herido en el rostro, rompiéndole un par de dientes. Era de esperar a tan presumido
galantuomo. Un marciano que desembarque en el Viejo Continente y hojee su primer diario comunitario, en particular El País, llegaría pronto a la siguiente conclusión: España y la Unión Europea están en guerra a muerte con Italia, donde reina Il Cavaliere, un tirano fascistoide, mafioso y depravado. [Foto de TGL3.]

Notoriamente, contra la voluntad mayoritaria de los indígenas, pensaría, el tal Berlusconi, un tipo completamente ajeno a la mentalidad italiana, usurpa el poder a título vitalicio por medio del fraude electoral continuado y del monopolio omnímodo de los medios de difusión.

Probablemente, Italia cuente con el mayor número de canales de satélite a nivel mundial. Yo, por ejemplo, no he podido contarlos en Astra o Hotbird. Además de la RAI, casi todos los periódicos y revistas estarían a sus órdenes. Siendo así cuesta trabajo explicarse cómo se las han arreglado sus adversarios para sacar a relucir, con pelos y señales, las orgías sexuales en que ha participado el Presidente del Consiglio.



O para ganarle limpiamente las elecciones al impoluto de Prodi, la fracasada esperanza moral del progrerío europeo. O para que los italianos, hartos de tanto tutelaje y encarne en su elegido, le sigan patentizando su respaldo. Por otra parte, nuestro hombrecillo verde de las antenitas no tendría más que darse una vuelta por las calles de cualquier ciudad italiana para convencerse de que el tal Berlusconi personifica como pocos al italiano medio en todos los sentidos.

Si, suponiendo que hubiese aterrizado hace un par de meses y fuese enfermo a los libros de historia de la historia de la posguerra en la península del condotiero liberal Garibaldi y el rey Victor Manuel, a estas horas estaría todavía buscando un antecesor del mandatario agredido que no haya salido mucho antes del fin de la legislatura por el cúpula del Qurinale envuelto en algún escándalo de corrupción, complicidad con la Cosa Nostra o sumisión al Kremlin. Por otro lado, tardará si acaso unos minutos más en descartar como modelo de pureza al defensore del popolo Di Pietro que a su facsímil español Garzón.

Il babbo del lunático Massimo Tartaglia [foto] a los carabineros.- «Io, mio figlio, la mia famiglia, abbiamo sempre votato Pd, in passato ero socialista e votavo per Craxi, ma nessuno di noi ha mai avuto odio per Berlusconi... In casa nostra abbiamo sempre commentato quello che succede in politica, ma nessuno, e tanto meno mio figlio, ha mai mostrato un'esasperazione particolare».

Di Pietro.- «Berlusconi usa il Parlamento per gli suoi affari... Questo governo non pensa minimamente ai cetti sociale piu deboli... Cui non c'é l'odio, cui c'é la politica del furbaccione [rufián] que stà facendo Berlusconi... Solidarietà personale ma la gente é esasperata».

A saber, el socialista Bettino Craxi, ídolo de los Tartaglia, presidió il Consiglio de un escándalo al siguiente a cada cual mayor entre el 83 y el 87. Encartado cincos años después por cohecho, encubrimiento, asociación criminal y financiamiento ilegal de su modélico partido, optó por poner Mediterráneo de por medio rumbo a Túnez. No hubo crispación popular digna de nota...

Si por ventura a nuestro turista de Marte le ha dado tiempo para echarle una ojeada comparativa a la historia de la arrogancia gaullista en Francia, arrugará el entrecejo al enterarse de las intrigas, corruptelas y relajos del tándem Chirac-Villepin contra Sarkozy. Pero cuando se le erizará la rala pelambre esmeralda será leyendo el chiste de que François Mitterrand mantuvo durante todas sus legislaturas a una concubina con hija en los predios del Palacio del Elíseo.

Enseñará la cajetilla de reluciente clorofila tan pronto descubra que, entre el sogazo por los pies al cadáver desfigurado de Benito Mussolini en aquella piazza di Milano y su primer plato de espaguetis a la boloñesa en la trattoria di fronte, Italia ha rivalizado en cantidad de presidentes electos con la recordista Bolivia; que ésta es al menos la cuarta estancia legal del Cavaliere en el Palazzo del Quirinale; que socialdemócratas y marxistas italianos de todos los pelajes no sólo andan por el suelo en las encuestas sino también desbrujulados y a la greña entre sí.

Igual que casi todos sus homólogos europeos, con la sola excepción nada honrosa del insumergible tentempié del Palacio de la Moncloa, que no se cae por la sencilla razón de que, pese a la actual debacle española, no tiene para dónde ni quién lo tumbe. ¿Cómo hacerle tragar sapos como el dato de que casi todos los miembros de ambas cámaras del venerable British Parliament enfrentan procesos por malversación? ¿O que la UE haya acabado seleccionando adrede a dos soberanas nulidades para presidirla?

No así los escamados bambinos y bambinas, un conglomerado étnico con un glorioso, inigualable pasado imperial irrescatable que, hartos de utopías marxistas --incluida la del socialismo democrático del filósofo Norberto Bobbio, invocada por Cuesta Morúa--, han resuelto vivir y existir a su propia imagen y semejanza. Pecado identitario que, según quedó demostrado en los casos de Colombia y Honduras, irrita hasta la demencia al progrerío multiculturalista.

Por lo demás, a la par con andaluces y gallegos, en virtud de su ostentosa predilección por los "trapos", de su locuacidad, hábitos promiscuos, pasión por la mamma et le donne y dotes histriónicas, los italianos son sin lugar a dudas il popolo europeo más parecido a los cubanos. Amén de los únicos turistas capaces de aplatanarse enseguida en la Isla. Al extremo de no ser nada raro ver a algún bambino piolo liado con una Cecilia Valdés (son enfermos a los "colores extraños") o una negra reyoya darse un lavado de medio cuerpo en el fregadero de un solar habanero como si hubiese nacido en el barrio de Jesús María.

Si le pidiesen a mi retrógrado Alter Ego una respuesta concisa, lacónica, a la pregunta sobre las causas del largo extravío de la Cubanidad, contestaría al punto: Nuestra hispana, martianísima y ortodoxa manía de grandeza, la imperiosa necedad colectiva de pretender perfeccionar a pulso el ethos cubensis con tal de sobrepujar al resto del mundo. Criollizando el aforismo latino sobre las veleidades nacionalistas: "Rugieron los montes de la Sierra Maestra y el Escambray y parieron una ubérrima estirpe de jutías congo- celtíberas".

Innecesario extenderse. Además, sólo pretendo dar la noticia de la penúltima atrocidad de las izquierdas vegetarianas y consignar aquí que es el resultado de una prolongada cacería de brujas, de un auto de fe mediático sin escrúpulos ni precedentes.
Morbosa, paradójicamente recrudecido este año, so pretexto de berlusconianas prácticas de sexo en grupo, por quienes gustan de venderse a sí mismos como la vanguardia tolerante, desprejuiciada y progresista de un Occidente cada vez más sadomaso.

Pero nuestro marciano se caerá de nalgas sin falta cuando le digan que una compañía europea acaba de alzarse con la licencia para explotar el mayor campo petrolífero de Irak.
En tratándose de crudos, la amnesia crematística les veta recordar el fotograma de las Azores. Siempre que fluyan por los oleoductos comunitarios, los hidrocarburos ni huelen ni duelen. Putin, Schröder y Gasprom dicunt.

El atropello televisado contra el chivo expiatorio favorito del progrerío occidental viene a sumarse al universalmente glorificado zapatazo a Bush y la reciente coz marcial contra el endeble espinazo de nuestro corajudo amigo Hermann Tertsch Tertsch. Por azar concurrente, el agresor es otro psicópata, como el psicoterapeuta que hace poco asesinó a sangre fría a sus propios pacientes en la base del US-Army en Fort Hood...

A todas éstas, hay que ver como las izquierdas se deshacen en sollozos de sólo imaginarse un atentado contra Zapatero, Chávez, Evo, Fidel y --oh, my God!-- Barack Hussein. Por el mártir Sadam Hussein todavía vierten alguna que otra lágrima de cocodrilo. Torrentes por su inolvidable Che Guevara. Sin embargo, la alegría en casa del progre va a durar poco: sospecho que el histrión de Berlusconi, demonizado por aquella belicosa foto con Bush, Blair y Aznar, amén de por haber ganado quasi tutti gli ultimi comizii parlamentari pese a sus "malas compañías", acaba de consagrarse como el número uno entre las preferencias de tutti gli elettori. Vivere per vedere...

17 comments:

Reflexiones de Chocolatico Pérez said...

De la indignación ante semejante barbaridad paso al asombro al encontrar aquí una inteligente y muy completa valoración sobre Berlusconi y sobre el progresismo europeo. Gracias Abicú.

Cristina García said...

Ni jugando insinúes que alguien pueda querer darle un cocotazo a Hussein o de lo contrario te van a acusar de racista y de magnicida.
No vi claras las imágenes, pero me pareció que, después de recibir el golpe, se levantó a mirar a la multitud. Ese gesto, si fue así como me pareció que sucedió, me da la idea de la madera de Berlusconi. Y me hace pensar inmediatamente en otros "valientes" históricos, desde el asesino de La Cabaña hasta el títere Chávez, pasando por el buitre de Birán y el Inútil en Jefe de USA, a quienes no logro visualizar dando el pecho al peligro.
Justicia en este post, como siempre.
Gracias, Pomar.

Charlie Bravo said...

Berlusconi es como bien dice el Abicu, la personalizacion del italiano medio, y ah, horror para el progrerio y la progrechurribunda prensa de la izquierda europea, el hombre comun se ha visto retratado en las virtudes y defectos del Berlusca, y lo admira. Coincido con el Abicu -y su alter ego- ahora el Berlusconi recabara aun mas apoyo del italiano de a pie, que estara horrorizado con la verdadera naturaleza y metodos del progrechurribundismo guevarista. Como dice Cristina Garcia, ninguno de los otros tiene el menor valor, ni hombria tampoco.

Abel said...

bueno Cristi yo supongo que usted no insinua que le quieran dar un golpe al presidente de los USA, segun usted la mayoria se respeta y la mayoria de este pais voto por el senor Obama, no cree?
le confieso que estoy siendo algo cinico,disculpe.
Lamentable lo de Berlusconi. Los italianos ahi lo pusieron.

Abel said...

por demas se sabe de la corrupcion rampante que hay en Italia. Berlusconi se dice ser uno de sus connotados..

unrespetoalascanas said...

Aquí os dejo una viñeta sobre el hostiazo del día XD

http://unrespetoalascanas.wordpress.com/2009/12/14/berlusconi-en-toda-la-boca/

Jorge A. Pomar said...

Gracias, Cristy, Chocolatico, Charlie, Abel y Unrespetoalascanas. Ayer era ya demasiado tarde en la noche y olvidé sazonar el post sobre el ataque a Berlusconi con el usual condimento de enlace con el país de la Siguaraya. Helo aquí:

[...¿O que la UE haya acabado seleccionando adrede a dos soberanas nulidades para presidirla?

No así los escamados bambinos y bambinas, un conglomerado étnico con un glorioso, inigualable pasado imperial irrescatable. Hartos de utopías marxistas --incluida la del socialismo democrático del filósofo Norberto Bobbio, invocada por Cuesta Morúa--, han resuelto vivir y existir a su propia imagen y semejanza. Pecado identitario que, según quedó demostrado en los casos de Colombia y Honduras, irrita hasta la demencia al progrerío multiculturalista.

Si le pidiesen a mi retrógrado Alter Ego una respuesta concisa, lacónica, a la pregunta sobre las causas del largo extravío de la Cubanidad, contestaría al punto: "Nuestra hispana, martianísima, ortodoxa manía de grandeza; nuestra imperiosa necedad colectiva de pretender perfeccionar a pulso el ethos cubensis con tal de sobrepujar al resto del mundo. Criollizando el aforismo latino sobre las veleidades nacionalistas: "Rugieron los montes de la Sierra Maestra y el Escambray y parieron una ubérrima estirpe de jutías congo- celtíberas".´]

En efecto, Cristy, se repuso enseguida, portándose como un cumplido cabagliere. Me recordó el porte y aspecto conservado por Ronald Reagan en circunstancias similares.

Así es, Charlie. Cualquiera que conozca la historia italiana de posguerra y haya estado a menudo en la península llega sin falta a esa misma conclusión.

Abel, no te sulfures, por favor: Obama no tiene pinta de soportar ni siquiera un rasponazo. Jamás fue un niño del gueto sino un smart young bourgeois explotando el color de su piel para hacer carrera política a costa de los barrios marginales de Chicago. Paciencia, que ya se verá. En cuanto a la tal corrupción, sambenito castrista contra la Segunda República, la prefiero mil veces al mejor puritanismo. progre. Date una vuelta por Nápoles, por ejemplo, y dinos a la vuelta si la cochambre que verás en la ciudad vieja y la pulcritud en los residenciales altos del Lungomare tienen algo específico que ver con las legislaturas de Berlusconi o más bien con la idiosincrasia italiana.

Francamente, Unrespetoalas, el castizo palabro "hostiazo" está aquí fuera de contexto. Revela alegría por el mal ajeno. Suena a comentarista de El País...

Saludos a todos,

El Abicú

Jorge A. Pomar said...

Unrespetoalascanas, acabo de ver el chiste que tanto te flipa: amén del mal gusto, no clasifica ni siquiera como humor negro. "Sangrón", diría Liboria. Otro pujo característico de progres puritanos que han perdido el sentido del humor junto al del ridículo. Desde luego, suponiendo que hayan nacido con ambos dones. Lo cual casi nunca es el caso...

Saludos,

El Abicú

Jorge A. Pomar said...

Otro parrafillo recién añadido hoy:

[Por lo demás, a la par con andaluces y gallegos, en virtud de su ostentosa predilección por los "trapos", de su locuacidad, hábitos promiscuos, pasión por la mamma et le donne y dotes histriónicas, los italianos son sin lugar a dudas il popolo europeo más parecido a los cubanos. Amén de los únicos turistas capaces de aplatanarse instantáneamente en la Isla. Al extremo de no ser nada raro ver a alguno de ellos darse un lavado de medio cuerpo en el fregadero de un solar habanero como si hubiese nacido en el barrio de Jesús María.]

Saludos,

El Abicú

Anonymous said...

Dale Wammo, suelta una de tus wanmmerías, jeje..dale que este exelente post te debe estar reventando el hígado...no revientes, viérte tu vilis, como un waliente.., jeje
Muchas gracias abicu!
EP

Anonymous said...

Dele dele hasta que se le pele.
GRACIAS ABIKÚ!

Anonymous said...

...Mala nota para el servicio de seguridad de Berlusconi: es inexplicable que hayan bajado tanto la guardia. Más inexplicable aun es que se haya constituido un club de fans del desquiciado Tartaglia en Facebook (Massimo Tartaglia) que tiene ya 74 773 miembros. Cosa de locos....

más vealo en el post de Fernan
http://cubanlad.blogspot.com/2009/12/gente-en-la-noticia-berlusconi.html

Lazaro Gonzalez said...

Conozco a Italia desde Torino y Milano hasta Leche y Sicilia. Tambien conozco a los italianos. Una vez me recomendaron que no tuviera negocios en la avenida St. Clair de Toronto donde reside la mayor comunidad italiano outside Italy y les hice caso. Donde estoy ahora tengo italianos por todas partes. Al principio alguno vino y me explico que el era de la vieja escuela y le respondi que Las Vegas existe gracias a que salieron corriendo de Cuba. A partir de ahi algunos que me cuentan historias de cuantos colgaron en las ultimas cuatro decadas me besan la mano y otros estan al tanto de que no me falte el expresso italiano. Con ese background nada me sorprende.
No soy guapo, soy cubano.

Anonymous said...

Condenable, sin duda, la agresión infame a Berlusconi. ¿Falló la seguridad del PM? Casi siempre falla cuando el atentado proviene de un loco solitario, imprevisible, indetectable, aunque seguramente cranqueado por el avispero izquierdoso.

Berlusconi es un tipo polémico y lo es en muchos sentidos. Contradictorio, no pocas veces, hasta la incoherencia. Yo lo que no le perdono a Il Cavalieri es que ahora venga a salvar al grupo Prisa comprándole el Canal 4, un medio sociata y pro ZP de la sucesión Polanco, cuya línea editorial seguirá siendo la misma. Berlusconi, que ya es dueño en España de Telecinco, ahora poseerá dos canales izquierdosos al servicio de la progresía.

¿Cómo es que este hombre va a venir a reflotar al grupo Prisa, que está con el agua al cuello, cuando lo que hace falta precisamente es darle la puntilla? Resulta aún más chocante cuando todavía están frescas en la memoria las fotos exclusivas de las orgías en Villa Certosa, publicadas a todo trapo por El País, el periódico emblemático del grupo Prisa, con el fin de destruir al incombustible político italiano.

Berlusconi parece interesarse no tanto por los valores de su grupo político como por ampliar su imperio mediático. Business is business, ya lo sé, pero un poco de vergüenza no le viene mal a nadie.

Saludos, NIC

Anonymous said...

Señores, hay que perdonar, tal como OLPL perdonó a Pérez Chang.
La cubanidad es amol...
Veroco.

Anonymous said...

Méneense de la risa:
http://orlandoluispardolazo.blogspot.com/2009/12/sin-zensura.html

Anonymous said...

Si, probabilmente lo e