Thursday, 6 March 2008

Luces, cámara, acción en Quito...

Tres narcoamazonas en aprietos

Por Jorge A. Pomar, Colonia


Las tres guerrilleras sobrevivientes a la mayor masacre de
terroristas pofesionales en Sudamérica han comenzado a hablar. Por el momento, nada o casi nada han dicho: que si nueva en la guerrilla, ruido de explosiones, botas reacias a las piernas en medio de la oscuridad, bombas, cohetes, gritos, aviones, helicóperos... De golpe y porrazo, ya no están heridas sólo en las piernas sino también (una de ellas, Lucía) en manos y brazos. (Cuadro: Las Tres Gracias, Rafael Sanzio, 1504-05, óle0 sobre tabla, Museo Condé, Chantilly, Francia.)

Y para de contar. Eso ha sido todo por hoy. Ni modo de explicarse para qué se habrán tomado la molestia. Pero alguna vez, a más tardar ante el juez de instrucción o el tribunal quiteño que las juzgue, lo mismo para condenarlas que para absorverlas, habrá que dar respuesta a algunas de las preguntas siguientes:

¿Quiénes son realmente estas Tres Gracias, en especial las dos
colombianas?
¿Cuál universidad, y con qué interés, envió a la mexicana a
efectuar un estudio de terreno sobre la guerrilla?
¿Por qué Raúl Reyes seleccionó a una estudiante extranjera para una
misión tan delicada en Ecuador?
¿Cuándo, dónde, de qué modo, a través de quien y cómo se incorporaron a la guerrilla?
¿Cómo llegaron tan alto tan rapido?
¿Cuáles eran sus respectivas funciones en el grupo invasor?
¿Por qué el mando de las FARC escogió a tres novicias que
hablan como si aún jugaran con muñecas y no un trío de veteranas
de las FARC cujeadas en misiones especiales, de las que se pueden
ver por centenares en You Tube o Google?
¿Cuáles eran sus relaciones personales con los guerrilleros?
¿Cómo se explica que, heridas en las piernas y, por ende, incapaces
de escapar del lugar, no hayan sido detectadas por el comando
colombiano?
¿De qué clase son las lesiones sufridas?



El vacío testimonial se llena con burda propaganda gráfica y una alta dosis de detergente melodramático en la empalagosa voz del patético moderador de la televisora ecuatoriana
Contra Balboa: "Llegaron hasta sus oídos estremecedores ruidos". ¿Y cómo no iban a ser "estremecedores", siendo de bombas y cohetes.

"Sobre su futuro... --prosigue el susodicho--- no quieren hablar... De la solicitud de un posible asilo [¿qué habrán hecho para merecerlo?] tampoco... Y sobre la atención prestada en el Ecuador... 'Me han atendido bien... les agradezco...'. Son las sobrevivientes de la guerrilla... que ahora están en nuestro país... y no saben hasta cuándo... qué será de sus vidas... en lo adelante".

Bueno, no iba a ser "qué será de sus vidas... en el pasado". Parece estar contando una historia de sevicias innombrables contra una inmaculada trinidad de vírgenes impúberes cruelmente estupradas por unos maleantes durante una excursión campestre y no de aprendices de narcoamazonas marxistoides adjuntas al estado mayor de las FARC.

Y ese Bush chupándole la sangre del cuello a la Estatua de la Libertad deja chiquitos a los afiches más cursis de la propaganda castrista. Ah, pobres criaturas, piedad para estas mártires del terror imperial, queridos compatriotas ecuatorianos...

Por cierto, la gratitud forzada de Lucía por el tratamiento médico me recuerda a
aquel cubano de a pie al que, aún entubado después de ser sometido al primer trasplante de corazón en la Isla, le preguntaron ante las cámaras a quién debía aquel inmenso privilegio y graznó algo así como: "¡Grrracias, Fiderrr!" Bueno, puede que no haya sido ésa la frase exacta, pero meto la mano en la candela por lo del graznido y el agradecimiento al Comandante en Jefe porque oí ambas cosas por televisión.

Con esa anécdota tan sólo pretendo sugerir que el director del Hospital Militar de Quito conocía de antemano la usanza hospitalaria cubana en estos casos o debió aprendérsela de urgencia. En fin, en vista de que, comprensiblemente, al conmovido moderador se le ha olvidado el convite de rigor y aún estamos lejos de clímax, lo dice el Abicú: "No se pierda el próximo episodio del apasionante serial... Tres narcoamazonas en aprieto.

5 comments:

Anonymous said...

Dice el patético moderador de la televisora ecuatoriana Contra Balboa: "Que ahora estan en nuestro país...y que no saben hasta cuándo..."
Yo creía que habían estado hasta ahora en Ecuador a unos 1800 metros de la frontera con Colombia.
Embabia
Esperando seguir divirtiendome con más capitulos de esta telenovela suramericana
un abrazo al Abicú Liberal. Muy interesante la nota (larga pero sustanciosa)de Colombia sobre el asunto y que un anónimo publicó en los comentarios a tus videos. Aver si cuelga también acá las versiones oficiales de las otras partes contestando a la de Colombia. Ya me parto de la risa con los posibles argumentos que ipso facto, de ya, retozan por mi mente.

analista said...

Abicú,

ante todo muchísimas gracias por el comentario que pusiste en mi blog. Se me aguaron los ojos.

Respecto al tema, lo mejor es la reflexión del Magno Paciente como le dices. El que lea eso en Cuba, piensa realmente que los EEEUU atacaron al Ecuador y mataron a inocentes.

Un saludo desde Baviera hacia Colonia.

cubanito said...

Abicu,
nada que a Chavez y Correa los agarraron con las manos en la masa y ahora han iniciado una campaña mediatica para parar el desastre.
Los terroristas de las FARC estaban muy contentos en Ecuador protegidos por el gobierno de Correa (hasta dormian en piyamas) pensando que nunca se les molestaria alli en su refugio y Uribe les jodio el carnaval con un ataque sorpresivo.
La captura de los PC y la informacion contenida en ellos, muestran la hipocresia y el doble juego de Correa y Chavez.
Mientras se hacian pasar por interlocutores para lograr la libertad de los rehenes (y porque nadie pregunta que derecho tienen las FARC a secuestrar a nadie?)estaban en contubernio y aliados con ellos preparandose para derrocar a Uribe.
Si todo estos analfabetos y apoyadores de terroristas como Ortega, Correa y Chavez rompen relaciones diplomaticas con Colombia y tambien acusan a USA de ser el instigador del ataque, como es que no rompen relaciones diplomaticas tambien con USA?

Anonymous said...

Actualización.PAZZZZZZ!!!!!
No hay acusación en tribunal alguna.
Uribe le dio la mano a Correa.
Las guerrilleras las atendieron los soldados colombianos y las dejaron allí por que pesaban mucho.
PAAAAAZZZZZZZZZ.

Anonymous said...

Grafitti visto en Caracas
El Presidente no entendió el No a la nueva constitución:
No es No