Monday, 14 April 2008

Excusas por pausa debido a desajustes electrónicos

Alta cocina cubana en Colonia / En gestación el primer nipo-germano-cubinche a orillas del Rin / Alegato por un cantautor buen cocinero / Probable reencuentro del Abicú con su hermana mayor / Mes sabático en la campaña contra la AECC

Por Jorge A. Pomar, Colonia

Estimados amigos y detractores:

A causa de masivos trastornos en mi computador (¿troyano, virus, gusano extraño no detectado por Norton?) y en mi red doméstica (complicaciones relacionadas con la adquisición de una tarifa del servidor local Netcologne), el pasado jueves me vi de pronto en la triste necesidad de recurrir de urgencia al sistema de recuperación de mi HP Pavilion.

Para mi asombro y berrinche, la operación de
recovery caía una y otra ve en un círculo vicioso, formateando y recontraformateando el disco duro a partir de una partición absurda ad infinitum sin inciar la tal recuperación. No me quedó más remedio que reinstalar Windows XP en español.

Para colmo de males, al desconectar el router para intentar comunicarme directamente a la Red de Redes a través del modem utilizando la laptop con Windows Vista, descubrí después de mil y un intentos que no había forma humana de hacerlo. En fin, tres salidas de emergencia a agencias de Netcologne (sin contar la visita gratuita de un experto) y una asesoría telefónica al departamento técnico de la firma me fueron dejando caer la solución a cuenta gotas.

En la primera, un consignatario del Server me explicó que el problema era que, con la nueva tarifa, hacía falta un nuevo modem para comunicarme que debía pasar a recoger en la agencia del server en la plaza del Neumarkt (Mercado Nuevo). Allí me informaron que no era cierto, que no hacía falta ningún modem nuevo porque el viejo servía igual y, además, no existía ninguna nueva versión del mismo.

Por desgracia, el amable técnico olvidó aclararme que debía instalar previamente el nuevo sofware para Windows XP y Vista. No me quedó más remedio que llamar a mi socio Jorge Luis Arzola, quien otrora, arriesgándose a que la PNR local le asignara en cualquier momento una beca de entrerrejas, se ganaba colas de langosta, gambas, los pargos, chernas, emperadores, pollos y filetes de cerdo y res (aderezados por su media naranja Yuslenys) por medio del clonaje clandestino de ordenadores allá en su natal villa de Ciego de Ávila. Gracias a su asistencia, pude poner a punto Windows XP en el PC.

De los desmanes del belicoso troyano me libre raspando el disco duro. Sin embargo, no dimos pie con bola con lo del router. Entretanto, era ya viernes por la tarde y se acercaba el fatídico fin de semana sin servicio a la clientela. Desesperado y ya con los primeros síntomas graves de abstinencia informática, disqué el 09001222210 y, luego de dos intentos fallidos con ayuda de sendos frikis de Netcologne, me enteré de lo del software y salí corriendo a buscarlo.

En fin, el sábado por la madrugada, ya al borde de la ferecía dígito-abstinencial, logré la laboriosa proeza de reinstalar todos mis programas de texto y léxico, la impresora y volver a echar a andar el dichoso router para reconectar mis dos aparatos y el de Anna.

Alta cocina criolla en Colonia

Tanto fue el desgaste psíquico que, fiel a mi mantra de anegar las penas en alegrías de mesa, decidí tomarme el domingo como más que merecido día de asueto. Además, se daba la circunstancia coadyuvante de que la chica de
Kubalgie, entre cariñosa y terminante con los orates como acostumbra a ser esta psiquiatra, se había invitado a sí misma sin excusas ni pretextos a una cena de alta cocina aquí en casa.

Menú: arroz blanco de fino, translúcido y luengo grano, variedad Basmati original de la India; espeso puré de otomanos garbanzos enanos, "con todos los yerros" de la inigualable charcutería peninsular (jamón pata negra, tocino, chorizo, salame, morcilla, aceite de oliva extravirgen, etc.); minutas de salmón (de la popular cadena de almacenes tedesca ALDI) horneadas con salsa de tomate italiana (similar a la criolla Vita Nova), pimientos de tres colores escogidos y guarnición de patatas titinas selectas; plus plátanos maduros fritos de Tailandia y afroecoboniatos ídem.

De beber, un exquisito Château Mylord, cosecha 2004, Apellation Bordeaux Contrôlé, aportado a la casa por la ilustre autoinvitada. Todo me quedó de rechupete. Porque, para que se enteren los que aún no hayan tenido el inmenso placer de degustar mis condumios: el Abicú es, para amigos --y, a veces, para ciertos huéspedes ingratos--, el mejor discípulo no autotitulado del finado maestro galo Paul Bocuse en culinaria criolla aquí de Colonia.

Agradecido testigo de sus virtudes culinarias es mi más reciente adquisición amical: John Gay (lamentablemente, no le funcionó el flash al fotógrafo Rey Alfonso), un paisano residente en Ibiza, una de las Islas Baleares, devenida en destino turístico favorito de la crema juvenil germana ávida de despelotes. Criollo chévere si los hay, John --atención para evitar embarazosas confusiones con él: no es gay sino gayo con ye y con elle--. Amén de, cualidad rara entre nuestra acomplejada Eurodiáspora culta, exiliado de clase media profesional (médico laboral) sin retorcimientos elitistas de la grey intelectual. Un vacilón el tipo...

Tan complacido quedó con una ropa vieja de mi fogón degustada en casa de la chica de
Kubalgie, su amiga de los años, que ha cumplido cabalmente su solemne promesa de enviarme al regreso un lote de habanos auténticos que se añejaba en una gaveta de su modesta mansión en Ibiza. ¿Ven cómo en su caso lo de "chévere" no es ninguna exageración de mi parte? Tanto crédito merece su palabra de caballero que, enfermos a los viajes como somos, Anna y yo ya hemos resuelto tomársela y cumplir a nuestra vez el compromiso de envasárnosle en el gao (casa) --hay hasta cuartos de huéspedes cualquier verano de éstos.

En gestación pimer nipo-cubano a orillas del Rin

Ahora permítanme retomar lo del boniato o patata dulce (era eco y afro de verdad), sobrante de un aporte a banquete anterior de Rey Alfonso Jiménez, para dar a conocer una fausta noticia:

Kanako Suruta , la joven, simpática, efusiva y bella hija del Sol Naciente que tuviera la increíble osadía de elegir como compañero de vida a ese encantador pero caótico hijo pródigo de la villa habanera de Cojímar, está encinta de lo que amenaza con convertirse en el segundo nipocubinche filosofante de que se tenga noticia después del egregio Ichikawa. (En la foto muestra orgullosa en casa del Abicú el desarrollo del alarde tardío de su esposo.)


El Abicú se anota con inmenso gaudio la gloria de haber sido seleccionado por la felicísima pareja como la persona digna de semejante primicia. Sí, he sido el primero en enterarme. Como una contribución especial a la salud del crío, Anna y yo invitamos a cenar los futuros padres, primerizos ambos: él a los 45, ella a los 36 o, mejor dicho, a los 35.

Ya que nuestro convite era un agasajo de cumpleaños, al que de manera sorpresiva se añadió en vísperas del ágape la buena nueva del embarazo. De aquella cena del 4 de abril en nuestro piso de la Riehler Strasse salió sobrando el ecoboniato africano de marras. Lo que no sobró en modo alguno fue el compromiso formal de apadrinamiento asumido esa misma noche por los alborozados anfitriones. (Foto: Rey Alfonso.)

Notable cantautor, buen cocinero y mejor persona

Alegato en defensa de Pedro Luis Ferrer

Hablando de todo un poco y siempre de lo mismo como los maniáticos, pasemos a otro tema laxamente conectado con las misceláneas de este post. A riesgo de darles la razón a ciertos lectores --no del todo errados-- que de vez en cuando afirman que suelo dispersarme, aprovecharé aquí la nota personal y el énfasis culinario de esta entrega para asumir la defensa de un cantautor sobre el que hace poco han circulado por la blogósfera rumores acerca de sus supuestos vínculos con la Seguridad del Estado.

Un rodillo para descalificar a alguien mucho más aplastante que acusarlo de agente de la CIA, que es más bien ejercer delito de caballero a favor de la democracia en el mundo. (Como se sabe, el Abicú lleva rato haciendo trabajo voluntario como aspirante a plaza en la plantilla de Langley; no gratis, por supuesto.)



A Pedro Luis Ferrer lo había admirado siempre sin reservas como ser humano y artista, a la par. Más aún, sobre todo tras haberlo visto preparando con tanta amorosa fruición un suculento festín a domicilio para deleite de sus íntimos en ese pasaje del documental, tras escucharlo definir el hondo sentido humano de ese menester ancestral, tengo poco menos que por un alma gemela del Abicú.


Dicho en una frase y perdonando la inmodestia: un tipo con el que se puede robar caballos, por el que meto ambas manos en la candela sin necesidad de conocerlo. Me lo dice un sexto sentido que con el tiempo y sus frecuentes desencantos creo haberse aguzado en mi mente para calar en ese aspecto de la personalidad ajena.

Pruebas al canto de esa virtud que me atribuyo: durante el mes que pasé hospedado en Villa Marista me tocó en suerte ser interrogado por un tal capitán Héctor Durán Cobas. Fue todo el tiempo cortés conmigo. Por circunstancias que no viene al caso mencionar, me trataba bien, como un revolucionario arrepentido al extremo de que el interrogatorio se convirtió pronto en plática cordial, cuasi amistosa. Como nunca ha sido costumbre mía entrarle al trapo cuando sin el chance de darle una buena cornada al torero, acepté el juego y le seguí la corriente.

Desde luego, las preguntas las hacía él, pero el que tenía todo el tiempo del mundo para meditarlas en su celda era yo. Para no hacer demasiado largo aquí un cuento que pienso contar dentro de poco, diré que ya hacia el final de mi estancia me atreví a pedirle permiso a aquel capitán para hacerle una breve observación sobre su persona, sólo tres palabras precisé. Vaciló un instante, pero enseguida me dio su consentimiento.

Y ahí le solté gustoso la frase que resumía el estudio de su personalidad hecho por un recluso que hasta apenas unos meses antes había sido secretario ideológico de un núcleo del PCC: "Usted no encaja". No tuve respuesta hasta que hace un par de meses me desayuné por boca de Delfín Fernández, el ex agente "Otto" del Canal 41 America TeVe, con la noticia de que Héctor Durán Covas, mi amable inquisidor, desertó de la DSE y reside ahora mismo, discretamente, en algún lugar de Miami.

Otro que no encajaba fue mi reeducador en de Ariza. Al ex subteniente Roberto Jaureguí le dio por tomarse el libretazo de sacarme de vez en cuando a su oficina para entablar conmigo un debate ideológico al que me negué al principio porque a todas luces no me cuadraba. Pero enseguida comprendí que lo que en el fondo quería aquel mulato de provincia era escucharme. Le di por la vena del gusto.

Para mi asombro cuando, extinguida la sentencia en el correccional de Lagunillas, pasé por Ariza a recoger la "carta de libertad", supe por boca de una de las enfermeras del penal que lo habían expulsado deshonrosamente del indeseable negociado penintenciario.

Motivo: de buenas a primeras, le dio por andar por las dependencias del penal echando a correr
rumores derrotistas entre gente de confianza. Nada del otro jueves, pero los sabuesos del TOS (Trabajo Operativo Secreto) "se pusieron para su cartón y lo grabaron --me cuchicheó la enfermera--. Y se puede dar con un canto en el pecho, porque en realidad salió en coche". He ahí otra historia que les debo con lujo de detalles.

Bien, a lo que iba, Pedro Luis Ferrer tampoco encaja en la casilla donde algunos se complacen en querer embutirlo contra la larga evidencia de un quehacer como guarachero culto sin dejar de ser popular que, desde que tuve las primeras noticias de su trova hasta la fecha, jamás he percibido el menor resquicio, titubeo, contradicción...

Desde luego, no soy infalible y, no teniendo nada que ocultar, ni siquiera demasiado suspicaz en ese sentido. Nada serían los sicofantes diaspóricos sin el caldo de cultivo favorable en el que sobrenadan. Acá en Europa Occidental los exiliados militantes tenemos enemigos de más cuidado.

A saber, la quinta columna castrista local y el sinfín de tontos útiles de todas las filias aborígenes dispuestos a bailar al compás hasta sin batuta. Son ellos, nativos colaborantes en distintos grados, quienes tienen en sus manos la llave de los truenos. ("Cambiar el mundo". Tardochemanía en el barrio de obreros e inmigrantes colonés de Ehrenfeld.)

Verbigracia: sin la venia del PSOE, IU, los partidos regionalsocialistas y todo cuanto cabe dentro del revanchismo español, la Asociación Encuentro de la Cultura Cubana (AECC) jamás habría llegado a ser el prodigio de simulación intelectual que es hoy.


Así que, mientras no se haya demostrado lo contrario, rompo aquí todas mis lanzas por Pedro Luis Ferrer, como artista y como persona. E incluso después de aportadas las pruebas irrebatibles, no tendría a menos aceptar una invitación a comer en su azotea, habida cuenta de que no me consta que haya hecho mal a la conciencia colectiva de sus fans de todas las edades.

Persuadido estoy tiempo ha de que a estas alturas todo lo que dentro del aparato represivo insular razona con cabeza propia y conserva aún un vestigio de decencia es potencialmente un adversario del régimen mucho más temible que la panda de intelectuales orgánicos de 17 y K en el Vedado.

El resto recónditamente fiel es bellaquería y estupor. No en balde la única amenaza seria a la hegemonía de los Castro que registra la historia provino precisamente de la élite del MININT y las FAR alrededor del ministro del interior José Abrahantes y del general de división y "Héroe de la República" Arnaldo Ochoa.


Ojalá que todos esos delegados al congreso de la UNEAC que volvieron a reptar a porfía y a hacer malabares de equilibrio crítico-constructivo ante el heredero al trono del Palacio de la Revolución fuesen agentes de la Seguridad y hubiesen cantado allí, con similar afán y constancia, verdades como las que brotan en cada concierto de los labios de ese
alter ego musical del Abicú, en vez del abominable mester de hipocresía entonado a coro hace unos días en el Palacio de las Convenciones.

A la vista del bochornoso espectáculo que acaban de protagonizar los veteranos de nuestra casta letrada, no se puede negar que, de ser cierto lo que con tanta frecuencia se rumora al respecto, Fidel tenía razón para dudar de los intelectuales. Y el Che, que lo dejó escrito de su pugno y letra en su ensayo El socialismo y el hombre nuevo en Cuba, para descartarlos de plano por una incurable falta de autenticidad revolucionaria que atribuyó al pecado original burgués.

¡Cuánta lucidez la de ambos comandantes! Menos mal que siempre hubo, hay y habrá otros. Como Pedro Luis Ferrer, Gorki Águila, Yoani Sánchez y tantos más dentro y fuera del archipiélago cubensis. Con todo, si se comprobara algún día que Pedro Luis Ferrer fue alguna vez un soplón, juro zamparme un mazo de hierba del jardín de los bajos. ¡Palabra de Abicú! (Por si las moscas, no especificaré aquí todavía de qué tamaño sería el mazo.)


Probable reencuentro del Abicú con su hermana mayor Felicia Pomar, "Tita", y anuncio de mes sabático en la campaña contra la AECC

Finalmente --lo del premio "11 de ABRIL" a que se refiere el comentarista de las 14/04/08 01:53 en el artículo anterior no me ha sido oficialmente notificado--, pongo tapa a esta olla podrida con dos gratas novedades personales más que me están ayudando a sobrellevar las lobregueces de este final de primavera en Colonia:

1) Al cabo de nueve años --pues en 1999 efectué mi primer y único viaje de regreso a la semilla insular en quince años de ostracismo--, el próximo 20 de mayo volveré fundirme en una abrazo con mi hermana mayor, Felicia Pomar, en el aeropuerto de Colonia. Digo, si a la postre Gobierno y el Consulado de la RFA tienen a bien viabilizarme ese mínimo consuelo exiliar. Según me cuentan desde Alamar, la parte cubana ya ha dado todos sus vistos buenos y la alemana está al hacer otro tanto. (Foto de arriba: Tita y mi sobrina Suliz.)

Por nuestra parte, Anna y yo ya hemos cumplimentado todos los trámites reglamentarios. Agradecido como un perro se sentiría este humilde Abicú tanto a las diversas instancias cubanas pertinentes como al excelentísimo Konsul de la misión diplomática que me sacara de la Isla en noviembre de 1993. Sobran motivos para albergar esperanzas de que mi entrañable hermana corra mejor suerte que el joven colega de Pedro Luis Ferrer. Algo empieza a moverse, lento, pero imparable. Seguiré informando al respecto. A todos mis lectores, favor de desearnos suerte.

2) Si no he leído mal, invitado por la
Literaturhaus (Casa de la Literatura) el lunes que viene, 24 de abril, a las 8 de la noche, diserta en esta Colonia Agripinensis a orillas del Rin mi hasta ahora personalmente desconocido pero intelectualmente apreciado paisano matancero Antonio José Ponte. Tema: "Metrópolis III. Sobre la Perla del Caribe".

Con motivo de esa destacada actividad del respetable codirector de la revista
Encuentro de la Cultura Cubana en esta su villa adoptiva, el Abicú proclama un mes sabático en su enconada campaña contra la benemérita Asociación, contando a partir de la mencionada fecha. Salvo desmadre mayúsculo en Infanta Mercedes 43, claro está...

16 comments:

Anonymous said...

Hablando de producciones japonesas, vean el nuevo reloj digital de la página www.yugop.com/ver3/stuff/03/fla.html

Libertad de Expresion said...

Pandora de Resistencia Santiago de Leon de Caracas otorga a Birmania Free el premio 11 de Abril, creado por Alexis Marrero para reconocer a venezolanos o extranjeros luchadores por la libertad y la democracia,es un gran honor recibirlo y cumplir con las normas del mismo,que se exponen a continuacion :

1. El que lo reciba debe escribir un post que enlace el origen del premio y un link al blog que lo otorga.

2. Debe entregarle dicho reconocimiento a quince (15) blogs venezolanos o extranjeros en cuyas páginas se defiendan los valores de la democracia y la libertad.

3. En algún momento debe escribir un post referente a la lucha por los derechos humanos , con un link al blog que le otorgó el premio.

Paso a escojer a los que considero merecedores de este premio.

El Abicú Liberal , Santa Cruz Bolivia , Cuba entre Rejas , Hector Peraza Linares , Babalu Blog , Cubanita en Colorado , Lucha por la Democracia ,

http://birmaniafree.blogspot.com/2008/04/premio-11-de-abril.html

Anonymous said...

Oye "libertad de expresión" ya suena un poco infantil lo que cuentas, esperemos que no empieses a apestar a algo más raro.
Matojo

Anonymous said...

empieces

John said...

Aprovecho para dar gracias públicamente al Abicú por contarme entre sus amigos. Todo un honor.
Me enteré por Kubalgie que ya había recibido el envío así que espero disfrutes de los puros habanos en buena compañía, con buena música y mejores comida y bebida.
Me despido.
Un abrazo desde el Mediterráneo (ya casi en verano).

JOHN GAY

Libertad de Expresion said...

Si,Anonymous del 15/04/08 13:09,suena tan infantil como creerse anónimo en la red en estos tiempos.

Amadeus said...

Pomar, el día que te compres una Apple Mac no vivirás más la odisea de que sufriste con tu computadora. Créeme.

Por cierto me gusta mucho ese formato que utilizas ahora de noticias, comentarios y viñetas, bien redactadas con gracia y humor. Mucho más amenas que las largas parrafadas. Kurz und bündig.

Liebe Grüße,
Wolfgang

Jorge A. Pomar said...

John, añadirte a la lista de mis cada vez más escasos pero indesteñibles amigos por estos pagos europeos (etimologicamente, "pedos de Europa"; valga el mal chiste), es para mi algo más que un placer.

Ayer mismo, cuando pasé a recoger los puros en casa de la especialista en orates, de los cuales acabo de prender el segundo de la otra marca (ambas deliciosas, por cierto), deben de haberte sonado los oídos allá en Ibiza.

Al airear yo mi asombro ante un cubano que cumple lo prometido, la Chica de Kubalgie se explayó sobre tus virtudes individuales:

Nonchalance, falta de complejos y pruritos, franqueza, disposición a tenderle una mano franca al amigo en desgracia, rostro unifacial en un entorno de doble cara y piel de camaleón, etcétera, etcétera.

Por mi parte, añadí un defecto positivo para humanizar el retrato: no genera, no transmite energía negativa. Nada, hermano, que no bien vuelvas a remitirme otro lote de habanos, me pongo las y escribo tu biografía o mando esculpirte una estatua en granito renano.

Un abrazo, John, plus bonus de un millón de gracias convertibles en euros tan pronto me empate con dos.

**********************

Wolfgang, tienes toda la razón. Seguiré tu consejo. La próxima vez que me compre una computadora va a ser una Apple Mac. Cuesta más, pero se quita uno de encima la jodienda de los virus, gusanos, troyanos, etcétera. Amén de que, igual, se puede descontar fiscalmente el estropicio. Gracias.

******************

Sobre lo del premio, Libertad de Expresión, ignoro qué debo pensar. Sigo a la espera de que me lo notifiquen oficialmente. Cuestión de forma. Eso es todo. De todos modos, gracias a ti.

Anonymous said...

testimonio sobre pedro luis ferrer y la seguridad del estado
www.librodearena.com/julio-soto-angurel/
post/2008/04/01/julio-soto-angurel-aspectos-biograficos-julio-soto-angurel

Iskan el Cubano said...

Ab, de cocinero a cocinero, esos garbanzos suenan a que, si botas los garbanzos, lo que queda debe estar delicioso...

Y suerte con la tramitología y la hermana por venir.

Kubalgie said...

Hola Wolfgang, perdona la indiscreción, ¿tu eres Wolfgang D. el hijo de la amiga de Pomar de la editorial?
Bueno, puedes responder al mail de Pomar.
Saludos

Libertad de Expresion said...

Jorge A. Ponmar,yo soy el editor de Birmania Free y quien te otorga el reconocimiento 11 de abril,oficial desde el momento en que fue publicado acá mi primer comentario.

Saludos

Anonymous said...

Estas completamente en los cierto cotizacion dolar
nursing scholarships

Anonymous said...

Hola, muy interesante el articulo, saludos desde Chile!
college loan

Anonymous said...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)
college loan help

Anonymous said...

Muchos saludos, muy interesante el post, espero que sigas actualizandolo!