Monday, 27 June 2011

"Los sueños de la razón producen monstruos"

Borrador de tesis abicueril sobre historia de Cuba

Por Jorge A. Pomar, Colonia

[Para Ibis. Gracias por la inspiración colegial.]

Justamente el propósito fundacional de este blog abicueril sigue siendo la incitación al debate a rajatabla a partir de textos con enfoques heterodoxos, intuitivos, comprehensivos, intencionalmente provocadores. Porque, más que la concordia y los sucesos aislados, me encantan la polémica y la contextualización asociativa. Huelga aclarar que, aunque me apasiona el género --y creo haber asimilado con provecho a casi todos los clásicos criollos, plus unos cuantos extranjeros de fuste--, no pretendo dármelas de historiador profesional, oficio que cuadra mal con mi temperamento sanguíneo. Entre otras, por al menos tres razones:

(1) La indispensable pero, para Menda y su Alter Ego en particular, harto tediosa labor de buscar e indagar en polvorientos archivos es sólo la primera fase ajena de la ineludible división del trabajo en un campo inabarcable que debería ser del máximo interés público pero no lo fue, no lo es ni jamás lo será. Ni en la Isla de la discordia cordial entre gobierno y oposición, ni en ningún país del mundo habitable. Por suerte o desgracia. Pues, si bien por un lado semejante desconocimiento colectivo del pasado condena a la polis en cuestión a chocar dos o más veces con la misma piedra, por el otro no es menos cierto que, frente a la irresistible tentación de los aún más catastróficos experimentos de ingeniería social, garantiza el factor vital de la espontaneidad y la renovación generacional en los cambiantes, polivalentes avatares humanos.

Lo sabía por agridulce experiencia propia el Goya de los esperpentos: "Los sueños de la razón producen monstruos". Especialmente los de cualquier utopía revolucionaria. Ejemplo de pasarela en el patio de tales monstruosidades goyescas es la alucinante misión histórica continental asignada a las generaciones futuras por el Apóstol en su alegórica carta testamento. De cuyos mandamientos escatológicos se infiere que Martí, hijo de peninsulares leales a la Corona, condena explícitamente a sus hedonistas pero crédulos coterráneos, por un lado, a trucidar españoles en masa y, por el otro, a no ser felices mientras exista el Imperio. Destino manifiesto de sesgo megalomaníaco cuyo correlato sistémico para un país tan enano y bretero había de ser, salvo objeción divina, el comunismo de guerra a título perpetuo. Por fuerza, lógica, arrogancia y superchería historiográfica...

Broma macabra con la que, profundamente español en su fuero interno, el Poeta Nacional intenta la cuadratura sanguinaria, fratricida, de un círculo anglófobo iberoamericano que igual podía cuadrarse de manera incruenta siguiendo el trazado apacible del compás autonomista. La gran paradoja es que hoy cuando, a diferencia de los ingentes esfuerzos reformistas hechos contra reloj por un Madrid presa de la angustia geopolítica, es obvio de toda obviedad que la Gerontocracia Biránica no nos está tendiendo nada parecido a un ramo de olivo, el grueso obsecuente de la oposición martiana se desvive por el diálogo con sordo y la paz de los sepulcros a ultranza.

(2) Y el estrepitoso fiasco histórico de la Cubanidad --porque de eso se trata, pese a los delirantes afanes de nuestro síndrome crónico de optimismo histórico agudo a contrapelo de crudas evidencias-- tiene demasiado que ver con la camisa de fuerza del "diseño inteligente" concebido para toda la eternidad criolla por la doble moral de nuestra mesiánica intelectualidad sacarócrata del siglo XIX. 

En ese aspecto, la propaganda del régimen no yerra del todo al proclamar al Magno Paciente como legítimo heredero de nuestro inefable "Santo de América". Una vez en el poder, Fidel cumpliría con creces la palabra empeñada en esa carta confidencial a Celia Sánchez Manduley: "...aplastar a todas las cucarachas juntas".  De hecho, hasta hoy persisten en su ardor suicida der metérsele voluntariamente debajo de los cascos.

Desde que la mano piadosa de Máximo Gómez o el secretario del futuro "Apóstol" arrancó del famoso Diario de Campaña los apuntes de Martí sobre el altercado con Maceo en La Mejorana, la mala costumbre de ocultar o destruir fuentes claves hizo escuela en la isla, agudizándose bajo el Biranato hasta el delirio como resultado de vicios hagiográficos comunes a tirios y troyanos. Como consecuencia, ni siquiera se puede calcular el número de documentos ya para siempre irrecuperables.

(3) Por ende, no siéndonos dable alcanzar el nivel medio de exhaustividad necesario para sacar conclusiones a partir de las fuentes --que de todos modos incluso sin esos vandalismos nunca habrían sido más que una ínfima fracción del pasado--, a la hora de estudiar cualquier acontecimiento pretérito pasan a cobrar, por defecto, una importancia determinante el uso desprejuiciado del sentido común y del humor, la capacidad de imaginación factográfica, el cotejo con esquemas contemporáneos similares en países afines, el insight intuitivo-asociativo a partir de realidades objetivas y subjetivas actuales, que no por gusto representan el culmen de todo lo acontecido... Sin ellos, incluso la erudición más puntillosa sólo ayuda al investigador, profesional o aficionado, a ofuscarse cada vez más y despistar a los amantes del género, que ni siquiera son tantos que digamos.

(4) Sin embargo, último pero no menor --visto y comprobado ad nauseam que toda narrativa histórica es y siempre será materia opinable según el cristal individual y epocal con que se mire--, el imperativo categórico abicueril de incluirse a sí mismo como autor en la ecuación historiográfica, con todas sus virtudes y defectos, biografía, intereses y servidumbres, que es justamente lo que olvidan hacer todos esos ilustres autofusilados de cara a la vanidad de vanidades de ese “Otro Paredón” que acaban de inventarse de mutuo acuerdo promocional.

Bueno, Ibis, como ves al final no son tres sino cuatro las razones abicueriles arriba enumeradas. A buen seguro, aún no están todas. Pero consiénteme un par de preguntas mayéuticas en torno al mito fundacional de la Cubanidad, por mor de no dejar el asunto en la mera paja teórica. ¿Conociendo la estructura demográfica de nuestras ciudades durante la época (y hasta la fecha), es creíble que todo el patriciado bayamés, integrado por una mayoría de peninsulares, fuesen realmente tan altruista, patriota y heroica como para aplicarle la tea incendiaria a sus céntricas mansiones coloniales y alzarse en la “manigua redentora” junto con toda la familia a la zaga de nuestro primer “Padre de la patria”?

¿A la vista de látigos, cepos y perros, qué alternativa existencial tenían los esclavos bozales de La Demajagua para negarse servirles de carne de cañón a sus amos, mayorales y rancheadores de la víspera, transfigurados de la noche a la mañana en sedicentes adalides de la libertad, fraternidad e igualdad? ¿Acaso no es más lógico suponer que, en última instancia, sus móviles para seguirlos a una muerte (preferencialmente) segura apenas diferían de los de los cimarrones apalencados o de los que optaban por el corso y la piratería?

Ahora extrapolemos aquella ordalía a las circunstancias de sus descendientes bajo el Biranato: ¿sería descabellado creer abicuerilmente que todos esos aborrecibles “nagües” migrantes del Guaso enrolados en la Policía Nacional Revolucionaria de las provincias occidentales en el fondo responden ellos también a los mismos móviles instintivos que sus antepasados heroicos, o sea, como única forma de paliar su humillante miseria local y aplazar la cita con la muerte?

Por añadidura, escudriñado con las lúcidas pupilas del sentido común, aquella decisión gratuitamente vesánica de incendiar la villa, ordenada por los arruinados bachilleres negreros que capitaneaban la insurrección, marca el primer punto de apogeo del esnobismo eurocentrista radical en Cuba. A saber, en el fondo no era más que un calco neurótico del incendio de Moscú ante el imparable Gran Ejército (medio millón de efectivos) bonapartista, mortífera estratagema del astuto marical ruso Mijail Kutuzov a fin de forzar con sus cosacos a los imprevisores intrusos a retirarse enseguida en medio del crudo invierno justo por la misma senda desierta que acababan de devastar con su voracidad. 

En cambio, los "rayadillos" de la columna del conde de Balmaseda podía darse el lujo de, amén de chupar cañas, recorrer el corto trayecto hasta Bayamo asando lechones a la barbacoa, cazando jutías congas, saboreando mangos del Caney, tamarindos, mamoncillos, anones, papayas, guanábanas, plátanos, piñas... O sea, un acto terrorista tan inútil como la política manigüera de tierra arrasada, incluyendo quemas indiscriminadas de cañaverales entre cuyas llamas perecían enteras familias de misérrimos guajiros y dotaciones de esclavos a manos de los Leonardo Gamboas del mambisado.           

En suma, contra lo que suelen propalar Carlos Alberto Montaner y sus émulos, Cuba no se ha "haitianizado", por la elocuente razón de que, a diferencia de lo ocurrido en Puerto Príncipe a principios del XIX, los negros nunca han gobernado en La Habana. A no ser que se tenga por africanizador al Batistato, creencia que en resumidas cuentas era lo que bullía en el subconsciente de casi todos los antibatistianos. Y aún bulle, puesto que la clave para entender nuestra tragicomedia actual sigue estando en la trama racial de la intrincada, reveladora novela costumbrista de Cirilo Villaverde Cecilia Valdés. "Pelo bueno / malo", "adelantar / atrasar la raza", "salto alante / atrás", etc., son giros coloniales que aún hacen furor en nuestro "Paraíso de la Felicidad".

Lo que pasa es que todavía los más, amén de energúmenos y petimetres de cuna y pupitre, nos pasamos de sentimentaloides y visceralmente hipócritas, cosa que intuye muy bien el gobierno por idiosincrasia propia. De ahí la infalibilidad del truco mediático de venderle a la aperreada Capital del Exilio el cordero envenenado de las reliquias de Zapata Tamayo. Todo cuela, desde la saga jabonera del balserito Elián González y las costosas huelgas esfinterales asistidas del Beato de la Chirusa hasta el rocambolesco performance de la Santa de las Muletas interesándose en el Combinado del este por los derechos humanos de un par de bambinos lujuriosos acusados de trata de mulatas chancleteras e infanticidio consumado. 

Añado, a guisa de ñapa, un último suceso ilustrativo esgrimido a menudo por ciertos sedicentes historiadores disidentes a semejanza de sus colegas oficiales: el desaire del alto mando invasor gringo al prohibirles terminantemente entrar en Santiago de Cuba a las victoriosas tropas auxiliares de Calixto García. Tal fue su modesto papel en la decisiva toma de la Loma del Caney, donde los Rudos Jinetes de Teddy Roosevelt se dejaron cuesta arriba los mil cadáveres que --con razón porque ya todo estaba perdido, sin contar que a la corta ni el mismísmo Abicú, que por entonces sólo lo era desde el punto de vista lucumí se lo iba a agradecer-- se negó a sacrificar el demócrata John F. Kennedy en Bahía de Cochinos. 

La pura verdad, resaltada por el sentido común y un par de datos documentales de dominio público, consiste en que nuestro legendario general sucida habría tardado más en poner una sola bota por su cuenta y riesgo dentro del perímetro de la segunda plaza fuerte de la Isla que los cabreadísimos quintos, guerrilleros y voluntarios, aún armados hasta los dientes y en número múltiples veces superior (a la sazón alrededor de un cuarto de millón para una Isla de apenas tres), en sacarlo a patadas por salva sea la parte.  

Cuba no debe su independencia a los Estados Unidos, reza el  título del soporífero ensayo canónico de Emilio Roy de Leuchsenrig, desafiando las evidencias de que Washington había intervenido a regañadientes, a mucho ruego rodilla en tierra de la diplomacia mambí, justo para evitar a tiempo un ya inminente segundo Pacto del Zanjón. Por cierto, el primero tampoco había sido resultado de la presunta cobardía de los veteranos firmantes, despectivamente tildados de "zanjoneros" por los belicosos pacifistas de hogaño, sino del ultimátum del "menos común de los sentidos" al cabo de diez agotadores, infructuosos años de guerra irregular y otros tantos de enconadas rencillas intestinas, a menudo mortíferas por ilustrativa añadidura. 

Nuestra historiografía académica y escolar de ambas orillas, repleta de mitos caricaturescos a lo Elpidio Valdés, abunda en groseras falacias por el estilo, sin duda frutos hereditarios del ancestral complejo de inferioridad-superioridad inherente a nuestra quijotesca estirpe de los molinos de viento. Verbigracia, ya se pueden contar con los dedos de una mano los semovientes heresiarcas opositores dispuestos a admitir el fallo trascendental de que recién perdimos ad calendas graecas, por ucase de Obama & Hilaria pero también por rebatiñas e intrigas propias, la "Batalla de Ideas" a raíz del traspaso de la gerencia de Radio y TV Martí al liderazgo de la desteñida Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA). Nada que, como de costumbre, sólo ganamos sobre el papel, que todo lo aguanta... [Panorámica de abajo: Korda, El Quijote de la Farola, 1959.]

Si como colijo las respuestas son afirmativas, entonces ¿qué tendría de raro que, por ejemplo, Zapata Tamayo (insisto en incordiar a los crédutos inquiriendo donde moraba ese ilustre "palestino" durante sus largos años de apostolado capitalino) y Reina Luisa tampoco fuesen la excepción de la regla oriental en un país donde rato ha que la casi totalidad de la disidencia revolucionaria, la intelectualidad, la academia y hasta los tres cleros jinetean “abierto” en ambas orillas? Finalmente, introduciendo a mi alevoso Alter Ego sin piedad en la ecuación histórica, no cabe duda de que, si el Abicú --a quien sólo (oportunidades de retractarse lucrativamente no le han faltado) por no ser un simpático negro catedrático de filia socialista-democrática le tapian el acceso a los estudios de Miami y Madrid-- se arroga el derecho a arremeter contra los fariseos sin distinción de colores, dicha conducta guarda una lejana relación con añejos, entrañables prejuicios coloniales de los “afrodescencientes” en su ciudad natal.

A saber, Cárdenas, ciudad racista si las había --y hay--, para cuya negrada Cuba terminaba, a mucho reventar, en los confines occidentales de Camagüey. ¿Me expliqué bien? Para este atrabiliario cimarrón exiliar un "blanco pata de puerco", un "negro de mierda", un "mulato peste a culo", un "jabao mala raza" y un "chino maruga" siguen siendo, exactamente, lo que a puerta abierta, delante de sus nietos, la mestiza Doña Inocencia, mi abuela materna, les espetaba en la cara cada vez que chocaba con alguno de esos impertinentes especímenes criollos. Es más, si cabe, creo a pies juntillas que desde el uno de enero del 59 no hemos hecho sino afearnos a porfía...

63 comments:

Cristina García said...

No era solo la raza lo que movía a los oligarcas azucareros y demás bailadores de la comparsa.
Era, también, algo más sutil. Batista no era de la misma clase que ellos, no había estudiado en Europa o USA, no era culto, no hablaba ni escribía como Martí. Batista era "bruto", no era un hombre fino. Las ternísimas sensibilidades de los viejos y nuevos ricos peninsulares y criollos no podían sufrir que ese "militar semianalfabeto" gobernara el país que, según ellos, estaba llamado a ser una extensión cultural de Francia y un anejo económico de USA con las bondades culinarias y poco más heredado de la Madre Patria.
Reducir el bonche gansteril estudiantil y la complicidad de las clases vivas (¡!) nada más a un asunto racial no es ajustado.
Claro, esa es la imagen que yo tengo por mi procedencia, como tú.
Gracioas, Pomar.

Cristina García said...

Caray, la última oración parece implicar que yo soy heredera de centrales azucareros.
Nada de eso.
Lo que si soy es heredera de la formación cultural de ese grupo.
Abrazos, Jorge.

Ibis García Alonso said...

Gracias, Pomar. Puede que no me lo creas, pero en el post anterior te iba a decir que tus razones bien valían un post aparte; sin que, por supuesto, faltaran las interrogantes que añadiste al debate.
Qué te digo, más que a esos agujeros negros que todavía no logro entender de qué se tratan, pero que según astrónomos y físicos perforan la Vía Láctea y otras galaxias, cada día que pasa la historia de Cuba se me asemeja más a un queso suizo. Pongamos, por ejemplo, que mucho antes del tan pero tan nebuloso altercado de La Mejorana, al día de la fecha aún no ha quedado aclarada la cantidad exacta de carabelas que por primera vez arribaron a las costas de aquella isla; ni siquiera sabemos si fueron las primeras en arribar, mire usted. En fin, que la imaginación hace ola y termina en maremoto cuando de Historia (en especial la de Cuba) se trata. Y ya sabemos que cuando el mar se retira, son muchos, muchísimos los que se autotitulan damnificados (que a río revuelto…).
Siempre admiré la epopeya incendiaria de Bayamo, y sin embargo, pese a que nunca me cerró (imagínate que tuve un episodio traumático con el fuego a mis cuatro años), por sentimentalismo, o por no sé qué, mis dudas al respecto aún hoy no han logrado hacer mella en el valor histórico que le concedo a aquella “supuesta” gesta pasada, símbolo de la decisión de los cubanos de llevar la insurrección hasta las últimas consecuencias. Ése es mi particular modo de ver y sentir las cosas, lo cual, en ningún punto, significa que no respete posturas y/o miradas distintas sobre el asunto.
Pero primero lo primero. En cuanto a la historia de Cuba, corresponde en principio la investigación del destino desconocido de tantos documentos históricos. La falta de fuentes históricas no debiera dar chapa de impunidad a aquellos autotitulados “historiadores” para que escriban lo que se les ocurra; a menos que, claro está, se trate de una licencia literaria, tipo ensayo o novela realista, basados en fuentes comprobables. En segundo lugar, cabe replantearse que la imaginación o analogías con historias foráneas no son argumentos válidos para dar por sentado qué es real y qué no, digamos, en el sentido histórico cubano al que nos estamos refiriendo. Algo patético y característico de quienes se creen dueños del patrimonio histórico cubano es vetar el acceso a las fuentes históricas a quienes se interesan de forma profesional e incluso amateur por acceder a las mismas y escudriñar en ellas. Los autotitulados dueños del patrimonio tratan todo el tiempo de desenfocar la vista del tema tiñéndolo de ambigüedades como si de un código civil o penal se tratara (si te fijas bien, los Por cuanto y Por tanto sobran en sus apéndices).
También, como me imagino le debe ocurrir a millones de cubanos, la historia de Cuba es una curiosidad me domina. Me domina la curiosidad y el deseo de encontrar un estudio imparcial, sobre todo de tipo antropológico, de nuestro pasado, presente y futuro; pero me resisto a especular; no tengo tela ni caudal lexical suficiente como para emprender semejante empresa. Cierto que hay un clima de suspenso que me atrapa, pero me resisto a especular, te repito. Eso sí, para serte del todo sincera, últimamente el escepticismo me viene ganando la batalla.
Gracias una vez más, Pomar.

Reflexiones de Chocolatico Pérez said...

Maestro háblame de "El Misterio de La Habana", seguro qué tú no sabes nada? Saludos.

Reflexiones de Chocolatico Pérez said...

Yo creo que Hugo Chávez no tiene ná, todo es un cuento, es dar el chance para sofocar un intento de Golpe de Estado, eliminar las elecciones, las pocas libertades que quedan y comenzar el camino del Socialismo Real, el del Siglo XXI fue solo la táctica. Si la Oposición no dá el golpe, el se dará un autogolpe y se jamará a la Oposición.

Jorge A. Pomar said...

Todos lo somos, Cristy, todos lo somos en mayor o menor medida por efecto de nuestra formación común. Tomar conciencia del hecho es el primer paso hacia la recuperación del equilibrio y la cordura.

Esperancita, no creas que me olvidado de ti. Al contrario, por ahí anda el borrador de un post que, si no se me torna obsoleto, te pienso dedicar en respuesta a aquel extenso comentario que seguramente recuerdas.

Te adelanto que permanecí cerca de una semana ingresado en el espléndido hospital de Banes a causa de un derrame sinovial. Lo sufrí en un campamento de milicias sito en un bello paraje costero de nombre Estero Ciego, próximo a la playa de Guardalavaca --o Guardalabarca, siempre me confundo -- durante la Campaña de Alfabetización (a los 12 años, con un sexto grado, yo era brigadista Conrado Benítez). Atesoro muy gratos recuerdos de tu región natal.

En efecto, preciosa, consta documentalmente que existieron tales dudas respecto a los motivos reales de nuestro primer "Padre de la Patria" para adelantar la fecha del pronunciamiento so pretexto de que, a causa de un chivatazo o una indiscreción, las autoridades españolas estaban al corriente de la conjura y se disponían a arrestarlo. Si mal no recuerdo, el argumento salió a relucir, entre imputaciones de despotismo, durante el consejo de guerra que lo relegara a la finca donde finalmente fue sorprendido por sus victimarios.

En cuanto a los suicidios masivos de aborígenes, hay parte de verdad y mentura en ese relato catastrofista teñido de indigenismo. En realidad, la esclavitud de etnias débiles, igual que las redadas para capturar indígenas con que saciar la sed de sangre de los dioses de los tres grandes imperios azteca, inca y maya era una práctica ya antiquísima antes de la aparición de los conquistadores.

Los moradores de nuestro archipiélago, por ejemplo, vivían bajo el pánico permanente a las frecuentes, sorpresivas incursiones de saqueo de los facistoides caribes, que solían esperar a que la cosecha del batey estuviera recogida para arribar a bordo de sus piraguas, masacrar a todos los varones adultos al grito de guerra “¡Ana karina roté, huayrá!” (“¡Sólo los caribes son gente, venceremos!”) y con la misma arrasar con las reservas de casabe junto con las doncellas y los menores adoptables.

Añade el detalle incontrovertible de que, salvo a fuerza de adoctrinamiento eurocentrista, hasta la fecha los tales "indios" no se identifican entre sí como miembros de una estirpe única. Y en realidad, como nuestros antiguos "negros de nación", tampoco es cierto que lo sean. Basta echarle un vistazo a un muestrario exhaustivo para convencerse de ello. ¿Equelequá?

Por otra parte, la conquista fue un proceso azaroso y discontinuo que tardó largos siglos antes de consumarse a medias. Pues los colonizadores no se adueñaron sobre la marcha de todas las vastedades del Nuevo Continente. Por donde se desconoce en nuestro caso el porcentaje exacto de araguacos (ésa era la etnia genérica a la que pertenecían taínos, siboneyes y guanajatabeyes) que regresaron a sus costas originarias en la actual Venezuela. (Cont...)

Saludos a todos,
El Abicú

Jorge A. Pomar said...

...Además, Esperancita, tampoco es que en total sumasen más de unos cuantos millares. A todo reventar. Y dos aportes adicionales del sentido común para tu ilustración y la de mi Alter Ego: (1) En todo caso, lo más lógico es que entre esos sádicos pioneros españoles que los habrían exterminado predominasen los antepasados directos del futuro criollaje épico-patriótico. (2) A todo lo largo de los siglos de conquista, las crueldades genocidas aquí en Europa nunca fueron de menor envergadura que las perpetradas contra los aborígenes americanos, quienes por añadidura tuvieron --y siguen teniendo ahora mismo-- arte y parte activas en demasía en el destino que les tocó en suerte vivir.

Chocolatico, no creo para nada que La Habana y Caracas se atreva a jugar con ese tipo de fósforos explosivos. El rollo no deja de tener peligrosas implicaciones mágicas en el país milagrero de María La Onza. Cuando el ministro del Exterior venezolano asegura por su lado que "hay Chávez para rato" y el vicepresidente propala por el suyo que el Gorila Rojo "lucha por su vida", hay que darle crédito más bien al segundo.

Por lo demás, ante la eventualidad de un posible desenlace adverso, es de suponer que la contrainteligencia cubana en Venezuela mantenga todo el tiempo un montón de cañones recortados de Kalashnikov junto a las sienes de los generales sospechosos de querer jugarse un albur. Con razonables perspectivas de triunfo, dada la volátil polarización de la ciudadanía. Por lo que nos atañe, se me antoja que, a pesar del estropicio, la oposición está ya tan penetrada y/o cooptada que más bien ayudaría de buen grado a garantizar la pasividad de una población que tampoco está por la labor insurreccional. Por tanto, mi querido Güicho, el esquema providencial de la inversión de la secuencia funeraria entre el Magno Paciente y el General Beodo sigue vigente. Aunque desde luego que no nos vendría nada mal que se fuñera previamente el paganini en el pico de la piragua caraqueña. Tanto para ir haciendo boca...

Saludos a todos
El Abicú

Anonymous said...

JAJAAJ

Reflexiones de Chocolatico Pérez said...

Ahora sí que se trancó el dominó. Ahora resulta que Chávez, que era quién informaba lo que pasaba en La Habana, está enfermo en La habana, se acabó la información y la informadera. Esos Babalaos, Santeros y Paleros cubanos, que habran hecho para que El Caballo siga ahí y se lleve por delante a tanta gente. Pero bueno, si el que sabe de estas cosas ( E.A.L de Colonia) no quiere hablar...

Anonymous said...

Soporífero arróz con mango.

Anonymous said...

Este Post es demasiado trascendental para la mayoria de los cubanos (idiotas) que por tradiciae ni de poder, ni se pueden enterar. Gracias Abicu pero te recuerdo que despertar a los muertos es algo casi imposible. Saludos.

Anonymous said...

"Este post es demasiado trascendental..."?,já,já,já y te faltó decir "BRILLANTE!!!!!!!mein liebe Pomar, jiá,já,já,semjante acémila,compitiendo con Herr Perez?

Jorge A. Pomar said...

Perdón, Chocolatico, le trafuqué el nombre: la diosa hipersincrética indo-celtíbera de la santería venezolana no se llama “María La Onza” sino “María Lionza”.

En cuanto a la providencial longevidad de nuestro Magno Paciente, a buen seguro no está aún ahí tras el monumental desguace intestinal continuado en el quirófano a fuerza de exorcismos yorubas sino más bien por ser la horma de nuestras alpargatas.

Además de por su excepcional voluntad de poder y salud equina. No por gusto en la Sierra Maestra le apodaban "El Caballo": no había quien le siguiera el ritmo de trote montuno. Por mucho que los babalaos fatiguen las conchas de sus dilogunes y sacrifiquen a las once mil vírgenes animales de plumas, pezuñas y escamas, difícilmente el Gorila Rojo salga física y/o espiritualmente ileso de similares traqueteos quirúrgicos.

Caso de estirar felizmente la pata en la isla, para nuestros erizados James Bond en Caracas todo depende de que el trueque de nalgatorios sobre la poltrona presidencial en el Palacio de Miraflores se verifique estrictamente según las reglas del juego constitucional y no haya que sofocar ningún previsible conato de rebelión cívico-militar.

De lo contrario, sería peor el remedio que la enfermedad, pues cualquier operativo violento por su parte sería visto como una flagrante injerencia extranjera, echando más leña al fuego. Por lo demás, espero que no te dejes sulfurar por los pujos y sangronerías del envidioso testaferro de turno hasta que suba un poco su rastrero nivel intelectual...

Gracias por el silogismo admonitorio, Anónimo del 28/06/2011 09:43 advertencia. No viene mal recordárnoslo aquí de buena fe pero, por la parte que atañe al cabezón de mi Alter Ego, ambos estamos plenamente conscientes de estar arando en el mar de los sargazos. Lo que pasa es que esa tarea de Sísifo no reporta a diario placeres exiliares de lo más edificantes...

Saludos a todos,
El Abicú

Jorge A. Pomar said...

Especial para Esperancita. Por favor, asimila la talla del autor ahí abajo sobre la situación actual en nuestro “Méjico lindo y querido”, donde por azar arqueológico concurrente igual recién acaba de descubrirse en Yucatán un cenote maya precolombino repleto de esqueletos de victimas sacrificiales. Sin comentarios ni desperdicios.

Saludos didácticos,
El Abicú

************************************Las muñequitas quieren jugar
Por Raúl Benoit (Libertad Digital / Suplementos, 27-06-2011)


Las muñequitas a las que me refiero buscan un patrón que se divierta con ellas. Su sueño desde que están en edad escolar es hallar a quien las saque de la pobreza.
Sobre ellas se han escrito libros y hecho telenovelas; sus sueños prácticamente han sido ensalzados, lo que las convierte en estrellas deseadas y en parte de un mercado obsceno que se extiende como un cáncer social.

Hace pocas semanas, la ex senadora María Luisa Calderón, hermana del presidente de México y precandidata a la gobernación del estado de Michoacán, reveló que el 40% de las alumnas que cursan la secundaria en su región "sueñan con tener un romance con narcotraficantes".

El dato, más que impactante, es vergonzoso. Esta fascinación de las muchachas con el crimen organizado no solo tiene que ver con la búsqueda de comodidad y lujo, sino con el poder. Muchas de estas chiquillas, oprimidas por una sociedad elitista y clasista, creen que podrán alcanzar el estatus de quienes las humillan.
Otro dato escalofriante es cómo ciertas jóvenes, al no alcanzar su objetivo de cazar a un narcotraficante, terminan formando parte de la red de sicarios de los cárteles de la droga.

Los narcos han incorporado mujeres a sus filas de asesinos porque su poder seductor hace vulnerables a sus enemigos. Así, los Zetas, una organización narco-paramilitar que ha extendido sus brazos desde México a Guatemala, Honduras y El Salvador, están usando a decenas de jovencitas para cometer crímenes.

Esta verdad se dio a conocer en 2007, tras un enfrentamiento entre militares y narcotraficantes en Apatzingán, Michoacán. Cuando visité el lugar, a mediados del año pasado, comprobé que había sobrepoblación de mujeres. Mientras hacía entrevistas en la plaza principal, vi que nos rodeaban varias chicas armadas. El guía, un periodista ducho de la región, nos calmó y nos dijo que nos estaban "cuidando".

La atracción fatal que tienen las jóvenes por el poder que reflejan los narcotraficantes es un hechizo maligno y fugaz. Por lo general, no llegan a la edad adulta, porque terminan asesinadas, como prostitutas de los capos de bajo rango o en la cárcel.

Los periodistas somos en gran medida responsables de esta apología del delito, ya que alimentamos la ignorancia de una sociedad que se pervierte fácilmente. También son de importancia crucial en este punto la disgregación familiar, el alejamiento de la fe o la tergiversación de la religión y la inmoralidad.

En las barriadas populares de Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, el más violento de México, los niños no sueñan con ser bomberos, astronautas o médicos. Quieren ser sicarios o capos de un cártel. Algo muy similar vivió Colombia en los años 80 y 90.

Los gobernantes, los maestros, los padres de familia y los periodistas tenemos obligaciones para con la juventud que está creciendo en medio de la violencia. Debemos enseñar a estas muñequitas que sueñan con tener una aventura con un narcotraficante que la maldad no paga.

Anonymous said...

Abicú, eso de subir "su rastrero nivel intelectual" era con Herr Perez?, "envidioso testaferro"?, envidioso de qué? de tus "portentosas verborreas?,testaferro?, lo prefiero a testadepuerco, de turno? cúmbila si llevo más de 2 años en lo mismo, vamos Herr Aracelio, te sobra tiempo para comer mierda, no es por nada pero te voy a chivatear con V.Piñonova

Anonymous said...

Brillante y excelso Herr Aracelio, estoy esperando tu antwort.

Anonymous said...

yaparecioelsapingobrillantoso, jajaajaji lloramagdalenamagdaleniense hastaque setejodanlas amigdalasangronas. tusiquenosabesquedecir alabicuotracosa questupidecesalpairo.jajajajitepicaelajieporquelocomes. tu, solamentetu queasdichosiempreaqui soloboberias enmigatellorona.alloraralparque tehemosdichomilvese, sufredemipatiunpeobconmasvalor quetucacumencacoso datecandelacontulubrillante antorchapaga +)

Anonymous said...

La historia (objetiva y crítica con sus fuentes primarias) de Cuba esta por escribir. Exelente sopapo a la masa imbécil. Gracias.

Anonymous said...

Abicú, mira estas fuentes de prensa cubana online

http://ufdc.ufl.edu/UF00001565/02381/allvolumes

La calidad de la reproducción es muy mala pero pior et ná.

BOMBOM de CARNE

Anonymous said...

y hay mas como en este otro acápite. saludos.

http://dloc.com/results/?t=cuba

Frida M said...

Un regalo Pomar que hace meditar. Gracias a Ibis por motivarlo.
Un gran placer, leerlo.

Anonymous said...

Good

Anonymous said...

¿Venecuba o Cubazuela? Reflexiones sobre una posible (con)federación. Por Leonel Antonio de la Cuesta. Leonel Antonio de la Cuesta.http://www.cubademocraciayvida.org/web/article.asp?artID=5676

Anonymous said...

http://es.wikipedia.org/wiki/Roberto_Agramonte

Anonymous said...

Volviendo a las raices. El genio cubano ayudando al presentador de un show a jugar bien y a predecir el resultado del match Alekhine vs Euwe por la corona mundial. Upload y creditos a una webpage holandesa.
http://www.youtube.com/watch?v=EKDcZtq7pBs

Anonymous said...

Jose Raul Capablanca en el video.

Pedro C. R. said...

jejeje, me extasié.

Yo también creo que Martí era profundamente español, quizá por eso su inquina, travestida de amor en el Manifiesto de Montecristi (o quizá ni inquina ni amor).
En palabras de JRJ: "Su prosa [la de Martí], tan española, demasiado española acaso, con esceso de jiro clasicistas"

http://www.josemarti.info/articulos/marti_jimenez.html

Por cierto Abicú, hay una página de estos temas que a mí me pareció muy interesante, claro que serán tesis ya conocidas por Vd.

http://cubaespanola.blogspot.com/

Anonymous said...

hmmmm

Anonymous said...

Puede que la clase alta viera a Batista como un "bruto". En realidad no lo era, más bien era refinado, el nivel de refinamiento que podía alcanzar un niño sin zapatos, que recibió poca o casi ninguna instrucción formal y fue un autodidacta, lo que le permitió ser un hombre informado y que emprendió unas de las reformas sociales más grandes que se haya propuesto gobierno alguno en Cuba.

Nada de ésto cambia todo lo criticable que hay en su conducta.

Teresa Cruz

Reflexiones de Chocolatico Pérez said...

Maestro, tu predicción era que pa que todo se acabara como La Fiesta del Guatao, primero se iría El Hermanísimo y después el que se fué y regresó. Parece que tenías razón, a Jugo se lo quieren llevar primero para hacer más grave la destimbalación. Dime algo Fernández!

Ibis García Alonso said...

Se te extraña, Pomar.

Anonymous said...

Jorgito, ondestas mijo

Anonymous said...

está dándose violin en los cojones.

Anonymous said...

aze mui vien. zi yo tuviera, etaria en exxo

Yisell said...

Encontre este blog hoy y me ha encantado la forma en que juega con el lenguaje pero, a la vez, critica sin rodeos lo que debe ser criticado y expuesto. Hasta aquí lo que de filologa me queda.
En buen cubano: Estas acabando mulato!!!

Anonymous said...

"en buen cubano!Yisell, TRACATANA!!!!!!!!!!!

Anonymous said...

Se fue a visitar esas repúblicas donde tiene amiguitas, ahora debe estar gruñendo: "Marketaaa, dame las tetas,Pinónnn, dame el papayón"!!! y cruzando la frontera para comprar carne é puerco de contrabando, la verdad es que las costumbres son muy difíciles de cambiar, que lo disfrutes querido Pomar.

Reflexiones de Chocolatico Pérez said...

Maestro, dime algo sobre este mongólico presidente de La madre Patria:

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha acusado a Alemania, sin citarla, del agravamiento de la crisis de la deuda que sacude a España por abrir el debate de la participación privada en el rescate de Grecia. Y asegura que la calma solo volverá a los mercados si "todos los países de la zona euro asumen su responsabilidad, y de modo particular los países más poderosos", en una nueva referencia a Alemania. La solución al agravamiento de la crisis, ha insistido, solo será posible con "una respuesta europea firme, articulada, clara y rápida"

http://www.elpais.com/global/

Anonymous said...

Deja el escaqueo asere, o es que estás rumiando tu próxima magistral(según chocolatico)puesta?

Anonymous said...

Maestro,dime algo sobre esta acémila que se hace llamar "Chocolatico Perez", deléitanos con otra de tus soporíferas y portentosas verborreas, no te hagas de rogar.

Anonymous said...

"Algo bastante difícil, tratándose de cubanos. Los cubanos, por cierto, aprovechan la menor oportunidad en blogs y webs para desacreditar y ofender gratuitamente."
Mira tú, ahora la ñangarona arrepentida, la tal quenteros haciéndose la que no es cubana, vivir por ver, unglaublich!!!
Que me dices a eso Herr Perez?

Esperanza E. Serrano said...

Pomar ¿onde esta,?
Se te extrana.´
Come back as soon it is possible!
....
Mira, no sé si conoces esta pagina, aqui hay muchos datos interesantes sobre el General de mi pueblo. Me gustaría conocer tu opinion sobre los mismos
http://www.cubarepublicana.org/books/BatistaPanama/BatistaPanama.htm
PRONUNCIAMIENTO HISTÓRICO
Puse un post en mi blog www.anhelos-y-esperanzas.com sobre esto, el 30 de junio/2011
Pero lei muchas cosas interesantes sobre Batista
en
http://www.cubarepublicana.org/books/unpresidenteconstructivo/c2.pdf
Un abrazo y espero que todo ande¨"viento en popa" en tu vida.Regresa, te extrañamos.
Espe

Anonymous said...

Espe. no pierdas tu tiempo, a nuestro liebe Pomar el único Serrano que le gusta es el jamón, pero del bueno.

Reflexiones de Chocolatico Pérez said...

Abicú ( + Zoé y Reina ge la Noche) regresó la cuarta pata de la mesa: Nobama!

Anonymous said...

Chocolatico, eres tremendo chivatón, chismoso lleva y trae, así es como piensas ganarte la confianza de tu "maestro"?

Esperanza said...

anonimo
¨"Espe. no pierdas tu tiempo, a nuestro liebe Pomar el único Serrano que le gusta es el jamón, pero del bueno."

15/07/2011 20:36
Socotroco de alcornoque ¿y quien te dijo que yo ando buscando gustarle al Abicu?. Yo entro a leer lo que el escribe porque me parece muy interesante su forma y sus puntos de vista de abordar el tema cubano, además otros que entran aqui a debatir tambien aportan criterios valiosos.
Tu no, tu estás en la bobería, por eso te mereces el bautizo que te di.
Saludos Espe

Lazaro Gonzalez said...

are you ok? para el abicu:

Ichikawa da a conocer que el Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) de la Universidad de Miami, acaba de publicar con tres meses de retraso el video del ejercicio de "simulacro" efectuado por esta institucion el pasado mes de abril.

Disfrutando de fondos millonarios y con un claustro de investigadores donde los doctores abundan mas que los cocodrilos en los Everglades, la institucion que preside el tambien doctor Jaime Suchlicki, desperdicia por incapacidad tecnica-profesional o desprecio a la propia academia y a la opinion publica, la oportunidad de aplicar la valiosa tecnica de modelacion de escenarios que constituye el simulacro. O quizas la intencion es aun mas grosera: justificar los fondos que reciben.
Una verguenza para la academia cubana de la cual debieran ser expulsados deshonrosamente. No se como calificaran este farsa la opinion publica y en particular la academia responsable, pero en Atares se le denomina payasada y a sus actores caras de tabla.

Video del "Simulacro": VI Congreso del PCC AQUI...

Anonymous said...

Espe(que feo diminutivo, y de la foto ni comento, deberías eliminarla querida, no te favorece), pero lo peor no es eso, es que no entendiste, cosa que no te voy a criticar, es innato en tí ser elemental,el tal anónimo en ningún momento quiso decir que lo que tu mal interpretaste, se ha referido a su ? se pudiera decir persona?, el anónimo se refería a algo que sin duda "el maestro"(según choco) pondría en primacía, el "serrano", y desde luego, ese no eres tú , no te diré socotroca ni alcornoca, puesto que ya tus padres te catalogaban de esa manera, pero por si no entendiste repito que no le gustas a nadie.

Anonymous said...

" por eso te mereces el bautizo que te di.
Saludos Espe"
Será? ó se hace?, una tal "espe", Espéride?, especuladora?, espéculo?, y bautizando????, venga Aracelio, se acabó lo que se daba, un par de non natura casándose para celebrar el anni del non naturo con una non natura de testificante y bautizando a un judío por una espe, jiá,jiá, Espe a comer jamón, deja la mierda pá los mtos. difíciles....

Anonymous said...

Aracelio, se me olvidó, es que Espe viene de especimen, pero como todos lo somos, ella gana por que es Serrano, ya quisiera yo ser Jabugo.
Espe deja la bobería que las mujeres no bautizan.
jABUGO.

Esperanza said...

ay que bueno que no le gusto a nadie.
Basta con que yo me sienta bien siendo como soy, queriéndome como me quiero, y haciendo lo que mejor entiendo
¿Que te parece?.
Para ser feliz en la vida basta con aceptarse uno tal y como es, quererse mas que a nada y mas que a nadie. Por otra parte siempre he dicho que me puedo pelear con el mundo entero, menos conmigo misma, asi de simple soy.
Espe

Jorge A. Pomar said...

Gracias a todos. Disculpen la descortesía. Ya les explicaré en detalle, sin ánimo de limpiarme del todo, el resto de motivos inhibitorios para tan larga pausa de desodoración y desintoxicación...

Saludos,
El Abicú

Reflexiones de Chocolatico Pérez said...

Also, kein Nobama Syndrom, das ist gut!!!

Javier de Castromori said...

Hola Jorge, muy interesante tu tésis. Aquí te dejo algo que quizás pueda interesarte.
Un saludo
http://hojassdeprensa.blogspot.com/2011/07/la-crisis-de-la-ilusion-de-manach.html

Anonymous said...

...yo aqui estoy bacan.............

http://www.youtube.com/watch?v=E4p7pV3yGOA

Anonymous said...

Já,já, y Aracelio también y Herr Perez ni se diga.

Anonymous said...

ya veo que los rompeblogs han estado activos.....

VIVA EL ABICU

Jorge A. Pomar said...

Hola Javier:

¡Felicidades, colega! Probablemente, el texto de Jorge Mañach ("La crisis de la ilusión" debió titularse más bien "La ilusión de la crisis") que reprodujiste en tu blog retrate mejor que ningún otro no sólo a ese volubilísimo personaje sino a toda la nefasta intelectualidad académica de la Segunda República, a cuyas moralinas martianas e insistencia en recargar las tintas sobre la polis de la época, o sea, en pedirle peras suizas al olmo criollo, sin duda debemos en buena medida el de otro modo fácilmente evitable ascenso de la dinastía rural de Birán al poder omnímodo en la Isla. De hecho, o al menos a mi modesto entender, el Dr. Mañach, ex terrorista del ABC, jugó ahí el papel de supremo iluminista errático de nuestra muy alucinada y alucinante Generación del Cincuentenario.

Aparte de sumergirme de nuevo en su vasta obra (por cierto, el choteo cubano se me antoja el correlato idóneo de aquellos cantinfleos platónicos), estoy escaneando el ensayo para dedicarle un post crítico a sus refinados sofismas escatológicos, que por desgracia siguen en pie entre el grueso determinante de nuestro ya, más que incorregible y fracasado, anacrónico y museable movimiento de los Derechos Humanos. Desde luego, sea cual sea tu opinión al respecto, lo cierto es que te debo la inspiración y así lo consignaré sin falta en El Abicú Liberal. Y conste que no lo hice en tu blog debido a que no encuentro la manera de insertar mi comentario. Por favor, no desmayes: estás rindiendo una labor inestimable, llenando un vacío abismal en la historiografía contestataria. Finalmente, si lo estimaras procedente, te agradecería que copiaras este email al pie de la entrada de marras. Un abrazo colegial desde Colonia Agripinensis.

Saludos a todos,
El Abicú

Anonymous said...

Gracias, brillante Abicú, tu soporífero comentario ha roto mi desvelo, he dormido a pierna suelta, GRCIAS!!!

Anonymous said...

muz gueno

Leandro N. Moreno said...

Señores de gordos dedos blancos, levitan en la tribuna pública para predicar las formas más acabadas y participativas del control humano. Hasta los humanistas piden sangre. La Razón, viudita de puntillas rosadas, carga cuchillos, y ríe socarrona en la comunión de todos los ingenuos.

www.lapaginadeatras.wordpress.com

Leandro N. Moreno said...
This comment has been removed by the author.
Erika Rodriguez said...

Brillante y excelso Herr Aracelio, estoy esperando tu antwort.