Saturday, 25 June 2011

La memoria histórica, ¿primera víctima de "El otro paredón"?

De cómo más de medio siglo después los cubanos ni siquiera hemos aprendido a hacer oposición

Por Jorge A. Pomar, Colonia

[Para Cristina García y Lázaro González, a propósito de los vídeos de presentación de El Otro Paredón: asesinato de reputaciones en Cuba]

Hola, Cristy, tienes razón. De la forma en que está redactado mi comentario tal parece que atribuyo el complejo de culpa a los académicos de marras. Craso error: sus móviles determinantes son, como bien dices, de origen netamente gremial. El resto sería peccata minuta consonante con las circunstancias. Por lo demás, Lázaro, que conoce el reverso  del paño, los retrata a la perfección con su cámara de alta definición biográfica. Sólo echo de menos en su descripción un novenario de rasgos distintivos del gremio que paso a enumerar a continuación:

(1) De oficio, nuestros eximios "doctores de la ley" disertan ante auditorios imberbes integrados por colegiales con la escasa experiencia vital característica de su edad, cuyo porvenir profesional depende en buena medida de las competencias que ellos les certifiquen por medio del sistema de calificaciones. Factor condicionante al que se suma el hecho concomitante, no menos incontrovertible, de que la inmensa mayoría de los estudiantes se preocupa más por aprobar con buenas notas que por dominar a fondo las materias impartidas. No sin razón porque, en lugar de a pensar con cabeza propia, se les  enseña lo que se quiere que piensen.
2) A fuerza de repetir curso tras curso los mismos planes docentes al pie de la letra, o a lo sumo ligeramente actualizados --excepto notoriamente Doña Uva de Aragón, quien a todas luces clasifica de lleno como maestra de primaria con ínfulas académicas--, hasta los catedráticos más mediocres suelen causar la falsa sensación de ser genios de la retórica. Sensación que calzan bombásticamente con el mayor número posible de textos de corta y pega plagados de insulsas citas mutuas.

(3) A fin de reforzar el ansiado efecto de deslumbramiento juvenil, los doctorados se valen preferentemente de los últimos lenguajes para iniciados creados ad hoc por egregios colegas de moda en la docencia eurooccidental; cuanto más esotéricos y "progresistas" tanto mejor. 

(4) De ahí, pongamos, el actual uso y abuso en nuestras aulas postcomunistas de los anacrónicos filósofos neomarxistas de la Escuela de Fráncfort, convenientemente pasados por el tamiz posmoderno de Derrida, Foucault, Chomski y demás chamanes metalingüísticos de la Aldea Global con nombres altisonantes, etc.   

(5) Fáciles de impresionar en razón de su tierna edad y afán de conocimientos, los alumnos de nuevo ingreso integran el eslabón ínfimo de una cadena vertical de ordeno y mando rigurosamente basada en los principios medievales de la auctoritas (magister dixit) y la cofradía magisterial (fellowship) que poco o nada tiene que envidiar en estilo y jerarquía a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), al Partido Comunista de Cuba (PCC) o a la inefable curia católica nativa, a día de hoy desfachatadamente a las órdenes del general Raúl Castro Ruz. 

(6) Auscultando desprejuiciadamente debates culteranos fuera de claustro, cuales las conferencias de la Universidad del Aire divulgadas en este blog, o los vídeos apologéticos sobre la antología hagiográfica El otro paredón..., se llega sin esfuerzo a esta ineludible conclusión: salvo casos de manifiesta, irresistible hostilidad gremial, en todos los contertulios crítica y autocrítica colegial brillan más bien por su ausencia.

(7) Si ahora añadimos al cuadro de conjunto la íntima interdependencia existencial entre el profesorado universitario y el resto de la intelectualidad --especialmente narradores, ensayistas, poetas, dramaturgos, cineastas y periodistas, siempre ávidos de los réditos convertibles del reconocimiento docente y, desde luego, dispuestos a reciprocar favores ex cátedra--, se comprenderá que la mente del estudiante no tiene modo de escapar indemne frente a ese fuego cruzado.

(8) Por ende, particularmente en carreras de Humanidades y Ciencias Sociales (las llamadas Ciencias Exactas escapan mejor al nepotismo docente) cuando no se imparten puras naturalezas muertas del canon clásico, excepto en casos de excepcional talento natural y/o fuerte influencia moderadora por parte de progenitores cultos con visiones distintas del mundo, sus pupilos apenas pueden oponer resistencia frente a programas de adoctrinamiento, de fuerte sesgo moralista, impartidos por presuntas lumbreras en facultades que, a todos los efectos prácticos, tienden a comportarse más bien como seminarios-madrasas. [Cuadro: Rembrandt, La lección de Anatomía del doctor Nicolaes Tulp, óleo sobre tela, 1632, Royal Picture Gallery Mauritshuis, La Haya.]

(9) Finalmente, lo peor de todo es que, considerando desde este punto de vista abicueril a la enseñanza superior en función de su cambiante contexto histórico criollo, se constata sin falta la siguiente paradoja perversa: mutatis mutandi, unos planes docentes ideológicamente muy similares entre sí surten en el estudiantado socialista efectos perfectamente contradictorios. A saber, bajo las libertades burguesas y la autonomía universitaria socavaron violentamente la economía de mercado y la
democracia representativa hasta el desastre arqueológico. Por contra, bajo el totalitarismo bolchevique y la estricta militarización del campus, reina en las aulas la paz de los sepulcros. A su vez, la flor y nata del claustro en "ambas orillas de la cultura cubana" aboga sibilinamente por el rescate del sangriento "Período Romántico de la Revolución" y el tránsito pacífico hacia el "socialismo con rostro humano"...   

Hasta ahí, sin ánimos de agotar el escabroso tema. Retomemos el diálogo interrupto. En realidad, me refería más bien a los antibatistianos de todos los pelajes y compañeros de ruta del castrismo --burguesía republicana, clases medias, estudiantado, aristocracia obrera, intelectualidad, partidocracia, sociedad civil, desertores de las fuerzas armadas, prensa libre e Iglesia incluidas-- durante la fase insurreccional.

O sea, aludía fundamentalmente al liderazgo ortodoxo y auténtico, sin cuya ingenuidad y/o mala fe suicidas al bloquear a mano armada cualquier salida electoral a la crisis del Batistato y sumarse desaprensivamente a la vía de la violencia revolucionaria impuesta por el M-26-7 y el Directorio Estudiantil, habría sido fácil apear del palenque a los "barbudos" de la Sierra Maestra, conjurando la debacle de enero del 59. Por donde se conoce que, más bien precisamente por temor a las garantías de arbitraje internacional, los partidos de oposición no debían creer ni poco ni mucho en los resultados de aquellas encuestas interesadas de Bohemia que asignaban un lejano tercer lugar al candidato batistiano.

Lázaro comentó.- Sin dudas, El Otro Paredón: asesinato de reputaciones en Cuba, por el tema que aborda y por los autores presentados, donde encontramos a Carlos Alberto Montaner, Rafael Rojas y Uva de Aragón, así como de intelectuales cubanos emigrados que trabajaron para centros de investigación e inteligencia del régimen, como Juan Antonio Blanco y Ana Julia Faya; puede ser un texto que contribuya al esclarecimiento de los mecanismos concretos que ha empleado [y emplea] el régimen de La Habana para destruir social y políticamente mediante la desacreditación pública, a generadores de opinión... habrá que repasar los textos con atención, sobre todo en momentos donde el "intercambio" cultural y de ideas en una sola dirección, constituye una prioridad de la nueva "Batalla de Ideas"...

Por otro lado, varias cosas interesantes se aprecian en este proyecto del otro "paredón", además de la selección de los autores con tan diferentes visiones sobre el tema cubano, que une a un Montaner y a un Rojas; con una Uva, quien fuera subdirectora del polémico CRI hasta hace apenas unos días, y a Blanco y Faya...  quienes laboraron durante muchos años para centros de investigaciones e inteligencia del régimen. Blanco, quien al igual que Faya se acogió a todos los beneficios del programa de refugio político de Canadá --que supone que usted es perseguido en su país de origen y corre grave peligro de muerte--, y cuyo PhD proviene de una candidatura y no un doctorado a la soviética, es un activo partidario de la colaboración [no digo negociación, que es otro concepto], con el régimen en el mundo académico, que eufemística y manipuladoramente denomina "reunificación".

Uva Aragón: "...la mano peluda de los americanos"


La Sra. Faya por su parte, termina aterrizando en la Florida declarándose marxista, luego de disfrutar iguales beneficios del gobierno canadiense a costa de los impuestos que pagamos los taxpayers. Huelga decir que les envié oportunamente a estos dos últimos mis consideraciones sobre el asunto, en lo que no es más que la continuación de un largo intercambio con los mismos, no siempre desafortunadamente en buenos términos, y que incluye censuras a diestra y siniestra por parte del bien ponderado doble Blanco y algún que otro exabrupto de la marxista ahora miamense...

De su antológica deshonestidad colectiva para reconocer las causas de fondo de la apoteosis biránica, ajustar cuentas con sus propios errores --y horrores, puesto que siguieron bañándose alegremente en sangre junto con su futura némesis hasta que ya fue demasiado tarde-- y pactar con sus adversarios, parte la primera gran división fóbica originaria que hasta hoy, por el lado diaspórico, mantiene fatalmente fragmentado al vergonzante, cada vez más cooptado movimiento anticastrista en Miami y Madrid.

(De hecho, se pueden contar con los dedos de una mano --y sobran dedos-- los protagonistas de la gesta revolucionaria que, tras cambiar de bando, hayan tenido el coraje de admitir, sin ambages ni aguajes, sus ruinosas bellaquerías juveniles. Peor aún, se siguen dando de la mano con el régimen en la doble labor mutuamente provechosa de ocultar fuentes comprometedoras y silenciar voces de veteranos discordantes.)

Y por el lado insular, ha degenerado en esa especie de unanimidad microfraccionaria defendida a capa y espada por los capitanes araña de la disidencia leal. Como he venido argumentando desde antes (empecé nadando contra la corriente en Cubaencuentro) de la fundación de este blog proscrito cuatro años ha, a los referidos complejos de culpa de nuestro mal llamado "Exilio Duro", habría que añadir, a modo de correlato sin-el- cual-no, la persistencia de un vasto, esencial solapamiento de idiosincrasias e imaginarios entre ambos bandos en pugna fraternal.

El Abicú había dicho: ...Y hablando de grima, autocompasión y chamanismo, Lázaro: ya de entrada el título escogido para el libro (El otro paredón...) pone al descubierto el modesto mensaje autoapológetico de las susodichas vedetes contemporizadoras del exilio rosa, su afán victimista de equipararse en sufrimiento a los héroes (y antihéroes) acribillados a balazos por la fusilería del Biranato. En suma, la modalidad intelectual de la picuencia del "pobrecito(a) yo" al mejor estilo yoanita.

Egolatría que, a decir verdad, lejos de ser una moda original de la Santa de las Muletas, remite al mito exculpatorio de la "traición de Fidel", pasándose por el arco de triunfo aquel famoso "pacto con el Diablo", rubricado con sangre a sabiendas no sólo por José Antonio Echevarría sino por todo el espectro auténtico-ortodoxo antes y después de la Carta de México. Mutatis mutandi, ratificado hoy a fuerza de lengua bífida con el Hermanísimo por los aludidos héroes académicos. Visto así, el libro de marras no es más que un acto de exorcismo colectivo contra unos complejos de culpa aún demasiado frescos y viscosos...

Por lo demás, cualquier somero análisis de los pocos testimonios tardíos que poco a poco están saliendo a relucir revela cuán fácil lo tiene la propaganda castrista para "fusilar reputaciones" mal habidas, erigidas sobre charcos de sangre y mala leche. Más que de engaño y traición, cabe hablar aquí de estupidez y suicidio. Tomemos el ejemplo el supuesto antagonismo entre Frank País (apenas 22 años de edad al caer abatido en circunstancias sospechosas) y Fidel Castro, visto días atrás con los anteojos apologéticos de un José Álvarez en El Nuevo Herald: "...Aunque admiraba la acción de los que habían asaltado los cuarteles de Santiago de Cuba y Bayamo en 1953, dudaba de los propósitos de Fidel Castro, a quien consideraba un político en busca de un nombre para regresar a la lucha electoral. En definitiva, pensaba País, el golpe de estado del 10 de marzo de 1952 había sorprendido a Fidel Castro en la contienda por un acta de Representante".

Por más que el autor tergiverse el dato con tal de que encaje en su enfoque maniqueo, el sentido común indica a las claras que, al igual que el líder de la FEU, pese a discrepancias de métodos violentos y, sobre todo, de ambiciones hegemónicas, Frank también firmó su "pacto con el Diablo" por pura afinidad antisistema. Donde para casi todos ellos el abominable sistema a abolir era el statu quo implantado a duras penas del 33 al 44 bajo la fusta del general de Banes --cuyo pecado capital consistió en ser el primer intento de echar abajo el proyecto caucasiano de la sacarocracia decimonónica-- y, por esa razón inconfesable, desquiciado a porfía bajo ambos sucesivos gobiernos auténticos.

Cristina García comentó.- Ayer, por falta de tiempo, no pude comentarte sobre eso llamado "El otro paredón", Lázaro. Donde tú ves una mezcolanza de nombres distintos (CAM, R. Rojas, Uva de Aragón, Blanco, etc.) yo veo un grupo homogéneo, compacto de intelectuales. El que conozca, aunque sea de lejos, el mundo académico de todo tiempo y lugar sabe que, con muy escasas excepciones, lo único que importa allí de verdad es, precisamente, la reputación. De ahí la incestuosa endogamia intelectual que practican con entusiasmo los "formadores de opinión" de las dos orillas.

Cualquier académico de fuste antes tomará partido por otro de los suyos, aunque sostenga opiniones diametralmente opuestas, de haberlo, que por otro individuo de fuera de la clase pensante, aunque defienda ideas afines. En el caso particular de los aborígenes cubanos, une a eso la inveterada costumbre del pensamiento tribal por encima del simple razonamiento individual y tienes el cuadro completo.

Lo demás es calderilla. Defender el período romántico de la revolución, pedir la despenalización de la discrepancia, soñar con un mundo mejor y toda la casi infinita lista de aspiraciones de "los que saben", los que tienen "cultura" es común a todos ellos porque ninguno piensa fuera de su casta y todos abrazan la última moda con ardor, sea una nueva figura como YS o una cantinela como que Raúl Castro es reformista.

Cualquier cosa que salga de los intelectuales regresa a ellos sin pasar por el tamiz del pensamiento crítico. Por último, no coincido con Jorge en que haya complejos de culpa en el fondo. Por formación y convicción todos son progresistas, de manera que la ruptura con la tiranía es mucho más aparente que real. Lo que duele es que tarde tanto el reconocimiento a sus personas, tan merecido, según ellos mismos.

Comentando por la misma cuerda el texto en su blog Baracutey Cubano, el colega Pedro Pablo Arencibia tiende a corroborar testimonialmente el dato: "Según un combatiente de la clandestinidad en la lucha contra el régimen de Fulgencio Batista que era amigo de Frank País y de su familia, me ha comentado en varias ocasiones que Frank empezó a tener 'carisma' cuando empezó a matar, pues las personas le temían; el carisma de Fidel Castro quizás tenga el mismo origen. Según esta persona, dos de sus primeros muertos fueron dos personas a las que Frank les había encargado comprar armas y Frank entendió que no le habían hecho un negocio limpio".

Por tanto, no cabe la menor duda de que Frank País, cuyo grupo terrorista no por gusto se hacía llamar Acción Nacional Revolucionaria (ANR) antes de fusionarse con el M-26-7, era otro virtuoso aprendiz de gánster político. Así las cosas, no es de extrañar que el uno de enero del 59, con Fidel Castro fuera de juego en las montañas de Oriente y el presidente legal a media hora de vuelo de la capital, en vez telefonear a Miami y reinstaurarlo sin más en Palacio, se hizo todo lo necesario para facilitar la lenta marcha triunfal de los barbudos hasta La Habana. En la práctica, aquello fue un segundo golpe de estado contra Carlos Prío Socarrás, quien harto significativamente no rompería con el Gobierno Revolucionario (originalmente de mayoría ortodoxa) hasta dos largos, sanguinarios años después. 

A todas éstas, tampoco hay que olvidar el papel de ilustración negativista, utopizante y antinorteamericana sistemáticamente jugado por el grueso de la intelectualidad republicana desde la proclamación de la independencia en 1902. Mal de fondo histórico que a su vez explicaría esta otra aparente paradoja histórica: el acelerado resurgimiento del populismo mesiánico de corte auténtico-ortodoxo en la Capital del Exilio. Un andancio de credulidad rayana en la superchería y el papelazo que provoca desvaríos como esa descocada visita de la Santa de las Muletas al Combinado del Este para interesarse por los derechos humanos de un bambino condenado por asesinato de menores. O las reliquias trashumantes de uno de los "dignos hombres de los cascos blancos" (Fidel) --presumiblemente ex miembro o miembro activo de las Brigadas de Respuesta Rápida en misión Maisinicú-- depositadas al son de tambores batás en el mausoleo a los invasores de Bahía de Cochinos sin ADN que avale su autenticidad) vuelve a hacer estragos.

Yoani Sánchez tuitea (24-06-2011).- Hago investigación periodística sobre el triste asesinato de una menor de edad en Bayamo, del cual han sido acusados 3 italianos… Uno de esos italianos acusados ha estado llamándome desesperadamente desde prisión hace semanas. Hoy iré a visitarlo… Combinado del Este, prisión triste, atestada de hombres. En un país donde tantas cosas están prohibidas la población penal enorme… Me expulsaron del Combinado del Este: "Usted no está autorizada a estar aquí",  pero pude hablar por 20 minutos con los 2 italianos Vengo a visitar a Simone Pini, de los italianos acusados del asesinato de una menor. ¿¿¿Jura que no estaba en Cuba el día de la muerte???... No sé si es culpable o inocente pero me consta que lleva un año preso sin que se le haya hecho el debido proceso… [¡Cara de coco verde olivo que nos ha salido la espabilada flaca ciberdotada del Piso # 14! ¿Acaso otro grosero guiño burlesco de sus diseñadores contrainteligentes, embromados por su propia paranoia policial?]

De ahí el obsceno despelote de malabares contemporizadores. Fenómeno nítidamente observable de un tiempo a esta parte en la creciente polarización del liderazgo exiliar bajo la égida del tándem retroprogre Obama-Hilaria. En consecuencia, tengo para mí que, verbigracia, la tardía exhumación de la figura dialogante del presidenciable ortodoxo Carlos Márquez Sterling en boca de Uva de Aragón guarda una sutil relación con los obsesivos esfuerzos de La Habana por apuntalar, vicariamente, la truculenta unanimidad seudodisidencial en boga, basada en la "concordia social y reconciliación nacional", o sea, el borrón y cuenta nueva a ultranza. Gestión que, por azar concurrente, concuerda la virulencia de cierta burda campaña culterana al objeto de entronizar al genial pero torremarfilesco Lezama Lima como paradigma del intelectual anticastrista.

Al menos mi receloso Alter Ego así lo cree cada día más, precisamente por lo absurdo que se nos antoja. En suma, que más de medio siglo después del desastre del 59 obviamente los cubanos aún no hemos aprendido a gobernarnos pero tampoco a oponernos. A saber, los innegables éxitos civilizatorios de la colonia criolla en La Florida no se deben menos a sus propios méritos --indudablemente existentes-- que al hecho cierto de que opera dentro del marco corrector del Rule of Law y el American Way of Life.

Así las cosas, llegada la ansiada hora de trasplantar el modelo a territorio insular, otro gallo mucho más afónico volvería a cantar sin falta al son celtíbero de las mismas consabidas disonancias guerracivilistas que Uva Aragón parece preconizar al asumir la defensa de aquellos pichones de burgueses adscritos al "Bonche" (gansteril) universitario que, casi en solitario ante la significativa indiferencia popular, quemaron mucho más que simbólicamente la Carta Magna en protesta por el “madrugonazo” incruento del 10 de marzo.

Hecha la anterior salvedad en extenso, insisto en que, si bien el resorte que los mueve es de factura eminentemente gremial, nuestros académicos tampoco están exentos de mala conciencia. No sólo fingen descubrir a cuenta gotas esas perogrulladas historiográficas por su cuenta y riesgo, esto es, plagiando al descaro el copyright foral. Sino que, además de vetar el acceso a la opinión pública del personal ajeno a la plantilla escolástica, se cuidan de ajustar bien el gotero de la falsa ilustración democrática a las falacias de un presunto CHANGE raulista en el que, en su turbio fuero interno, ni ellos mismos creen. 

Ni por obra de un lapso de lengua arriesgan una opinión personal capaz de poner en tela de juicio a cualquier vaca sagrada de nuestra oposición cómica antes ni después de su fase de ordeño contrainteligente. Inútil preguntarles qué opinan sobre los sonados escándalos financieros de la Asociación Encuentro o, para no ir tan atrás, las graves implicaciones de las pasmosas palabras de Laura Pollán desmintiendo el relato victimista de nuestros lacrimógenos licenciados extrapenales dizque desterrados a la Península. 

Esos bretes, happenings y corruptelas (si el lector les cree a ellos todo eso, igual puede creerle a mi Alter Ego que el pasado 22 de junio este hijo de Mercedes cumplió 36 veranos en lugar de 63) no están a su capcioso nivel de toga y birrete. Pero, por mucho que se esfuercen en cortar pelos en cuatro y rizarlos a tono con el trenzado coyuntural, lo único cierto es que, al cabo de más de medio siglo de fracasos, a fuerza de distorsionar la memoria histórica los cubanos no sabemos gobernarnos. 


Qué digo, ni siquiera hemos aprendido a hacer oposición con los pies sobre la tierra. Y eso que el presbítero Félix Varela y Morales, según José de la Luz y Caballero "el primero que nos enseñó a pensar", falleció desterrado en La Florida hace ya la friolera de 224 calendarios. Vaya si seremos duros de mollera (y de corazón, porque parece que metabolizamos fatal las moralinas implícitas en esos dos nombres) nosotros los cubanos. Risa daríamos si no diésemos grima, como bien ilustra el retrato del Magno Paciente entre las pezuñas laqueadas de ese esperpéntico travesti agradecido. Insuperable remate gráfico del espectacular fallo intelectual y ético-docente de la Cubanidad... 

27 comments:

Anonymous said...

En la misma cuerda de este articulo: TEXTUAL: "El intelectual cubano Alfredo Guevara opina que aún hay "demasiada ignorancia" en el Estado cubano y en las organizaciones sociales del país, incluido el Partido Comunista". http://www.que.es/ultimas-noticias/espana/201106240139-intelectual-cubano-cree-demasiada-ignorancia-efe.html

Es un presente de 3s, eran 3s y ninguno era bobo. Nuestro lema i codigo de identificacion: BOMBON DE CARNE!!!! Saludos Abicu!!!

Anonymous said...

Historiografía Contra el relato oficial - Rafael Rojas
http://www.diariodecuba.com/cultura/5439-contra-el-relato-oficial

Anonymous said...

hai, hay

Anonymous said...

FELICIDADES

Anonymous said...

Te sigo retando. Sigo esperando que escribas algo bueno de un exiliado u opositor a los Castro. Todas son críticas. Algunas de ellas en el mismo tono que las de la dictadura contra los disidentes.

Anonymous said...

LA FAO vota a su nuevo director general. El exministro de Exteriores español Moratinos como favorito.

Anonymous said...

La mayoría republicana de EE UU vota contra la intervención en Libia
La Cámara de Representantes evita congelar los fondos para la guerra. http://www.elpais.com/articulo/internacional/mayoria/republicana/EE/UU/vota/intervencion/Libia/elpepiint/20110625elpepiint_3/Tes

Jorge A. Pomar said...

Gracias por las felicitaciones, Anónimo del 26/06/2011 11:31. Rey del Mundo, leí los gorjeos reformistas de ese triste gay incapaz de salir de la pajarera de oro de los históricos culteranos. Insulso, como todo su mustio plumaje.

No, no, Anónimo del 26/06/2011 11:33, eso de "en el mismo tono que..." no va conmigo. Yo me esmero cada día en halarlos por el narigón mucho más recio que sus cabetros de Villa Marista. Noto que eres neófito clorfílico en este blog sin banderias. De lo contrario, ya te habrías hartado de leer aquí loas abicueriles inmerecidas.

Por lo demás, así de de momento no veo a nadie más en el monocorde cotarro disidencial que merezca tanto honor indeseable. Tal vez tú mismo, pero previamente tendrías que pasar por unos trámites mínimos de identificación personal y, luego, contarnos tu repertorio de hazañas patrióticas con todas sus rebabas performáticas. ¿O no has hecho ni eso, so pendejo? De todos modos, gracias por dedicarme algunos de tus preciosos ratos de ocio...

Saludos,
El Abicú

Jorge A. Pomar said...
This comment has been removed by the author.
Anonymous said...

Annonnimu, espera a que haya algo bueno de un exiliado u opositor a los Castro para hablar de ello.

Anonymous said...

El mejor motivo para estar callado es el que no se tiene na que decir.

Jorge A. Pomar said...

LA CITA GRIEGA DEL DÍA

Theodoros Pangalos, vicepresidente griego, LibreMercado, 26-06-2011.-
“…Hay gente que me odia porque soy gordo. Otros porque soy viejo. Algunos me odian porque pertenecen a partidos o grupos comunistas o anarquistas contra los que arremeto porque no respetan la democracia y la libertad. Los de la extrema derecha me odian porque soy una persona muy moderada y porque no comparto su paranoia de que hay una conspiración contra Grecia. Pero la mayoría me odia por decir la verdad…

Quienes proponen volver al dracma son extremadamente estúpidos, aunque sean profesores universitarios, analistas, o economistas. Si dejáramos el euro, habría que poner tanques para defender a los bancos… Al día siguiente, los bancos estarían completamente rodeados de gente aterrada tratando de sacar su dinero, el ejército tendría que protegerlos con tanques porque la policía no sería suficiente, habría revueltas por todos lados, las tiendas estarían vacías, algunas personas se lanzarían por la ventana...

Y sería también un desastre para toda la economía Europea: ¿por qué cree que los periódicos de todo el mundo se ocupan tanto de Grecia ¿Y quiere saber por qué se ha gastado tanto dinero en pagar sueldos de funcionarios y pensiones? Porque el sistema político durante años ha funcionado así: se contrataba a gente en el sector público a cambio de su voto. Pero es que la gente vendía su voto, así que ellos también son responsables. Somos todos responsables…”.

FAZIT ABICUERIL: Si esas cosas ocurren hasta en la cuna de la democracia occidental… En fin, ya nos lo dicen dos refranes: (1) “El que hizo laley hizo la trampa”. (2) "Donde quiera cuecen habas (agrias y podridas)”. No sólo en nuestra surrealísima Isla de la Siguaraya Oronda. Y tampoco otorgan medallas por pregonarlas. Pero las más grandes y rocambolescas prometen ser las que tal vez pronto empiecen a brotar como hongos en la no menos jactanciosa Península. O incluso, por carambola, en su depauperada "Perla de la Corona", si por ventura se fuñe el Gorila Rojo y se arma el Tongo-le-dio-a-Burundanga al son del joropo funerario en Caracas...

Saludos a todos,
El Abicú

PD.: El comentario borrado arriba era este mismo con erratas.

Cristina García said...

Efectivamente, no hemos aprendido a oponernos.
Ni siquiera creo que nuestros pensadores vean el oponerse como otra cosa que hablar mal de Fidel Castro. Dando crédito a los autodenominados opositores de ambas orillas, nuestros orgullosos académicos demuestran, una vez más, que no tienen la menor idea de cómo debe ser Cuba en el futuro. Desaparecido el Castro más viejo se terminó el problema. Estamos listos para un Raulato reformador y seremos felices para siempre.
No obstante, con ese deslumbramiento de rústico ante el oropel, nuestro exilio aplaude a los productos miserables que les venden como opositores, se llamen YS, R.Rojas, CAM o G.Fariñas. Ni el uno ni los otros tienen espíritu opositor. Todos, con el estómago y el ego como brújulas, repiten el canon neoprogresista cantando en canon.
El actual, no los de los años '44-'52, es el verdadero gobierno auténtico (auténticamente) cubano.
Gracias, Pomar.

Cristina García said...

Jorge, la cuna de la democracia occidental es Inglaterra y su derivación más acabada, USA.
Abrazos.

Ibis García Alonso said...

He leído varias veces este post y, sinceramente, para mí, mi estimado Pomar (que comparto y no comparto muchas opiniones contigo), la inmensa mayoría de estos personajes se me antojan actores y actrices de “apéame uno” dentro de la opereta irreal y orillera cubana, quienes barriendo fronteras, más bien orillas —digo, para estar a tono— han conseguido hacerse con el papel protagónico en el vernáculo escenario histórico cubano. El hecho, a mi modo de ver, es que ni siquiera tienen una validez dentro de sus respectivas “arias” (si es que se les puede llamar arias a sus presentaciones filo-ideo-ilógicas escenográficas). Hablando en plata, Pomar, para mí casi todos andan en lo mismo: arriando agua para sus molinos. Todos parcializan realidades universales para su propio beneficio, y pretenden imponerse desestimando al resto; tal cual los castrocomunistas, erigidos hace más de medio siglo como los controladores del pasado, presente y futuro histórico isleño. Nada, que como dijera un gaucho de por estos lares: “Cuando la verdad se ausenta, reina la suposición y los mentirosos hacen fiesta.” Y a propósito, ahora me acuerdo de aquel emperador romano, Calígula, cuando nombró Cónsul a Incitatus, su caballo de carreras. Tengo entendido que este suceso fue y es interpretado erróneamente por algunos historiadores como un acto de locura, cuando en realidad fue la mejor forma que encontró Calígula de humillar al senado y probar su obsecuencia. Y mire usted, dos mil años después, la historia parece repetirse en el escenario cubano, cuando comprobamos que gran parte del movimiento opositor al castrismo ha aceptado nombramientos de “a porque sí” con la misma pusilanimidad que demostraron los senadores romanos ante la nominación de Incitatus. Sin más comentarios, te felicito por tus 36 años. Afortunado tú, yo todavía no puedo invertir la cifra; tengo 40 y ni de lejos me podría camuflar en un grupo etáreo tan lejano al mío. Tal vez a los cuarenta y uno, con fotoshop mediante, pueda decir que cumplo catorce. Veremos.

Esperanza E. Serrano said...

"Todos los caminos conducen a Roma".
"Todas las cabras tiran al monte."
Asi dicen viejos refranes.
Los cubanos somos el resultado de una unión fatal: negros africanos vencidos en guerras tribales, vendidos y devenidos en esclavos de los bandidos, delincuentes, aventureros y católicos blancos españoles que conquistaron nuestra isla gracias a la tenaz ambición que movía sus voluntades para obtener, con fines de lucro (el dinero es la fuerza que mueve la tierra) todas las prebendas económicas que les ofrecia el descubrimiento del nuevo mundo.A esto sumale que los pobres indios prefirieron inmolarse masivamente antes que morir peleando
Tienes toda la razón, Pomar, los cubanos no hemos aprendido a gobernarnos y mucho menos a oponernos a los gansters politicos, mafiosos en el poder.

No del todo "Antiabicuerilmente" yo le agrego;
tampoco hemos aprendido a confraternizar, debatir, y llegar a un consenso por el bien de la nación.
Saludos Espe

Esperanza E. Serrano said...

aclaro, los indios prefirieron morir antes que ser esclavos. Se inmolaron casi sin dejar huellas. Me refiero a los aborigenes que habitaban nuestra bella isla en los albores del descubrimiento, conquista y colonización del nuevo mundo.
Segun algunos historiadores, morian masivamente, ante el trato inhumano, los abusos y la condena de realizar trabajos forzados, a lso cuales no estaban acostumbrados.
Espe

Reflexiones de Chocolatico Pérez said...

Abicú, tu aplicas "La política de la fruta madura" para escoger tus temas, Hugo Chávez en La Habana, entre médicos y paleros y tú Nananina!,dejas que el tema se cocine. Compadre, deja a tu Alter Ego hablar!

Jorge A. Pomar said...

Así mismo es, Cristy, por eso tengo para mí que a los psicoanalistas del Aparato se les ocurrió la idea de repartir, a modo de santo y seña policial entre los histriones más activos de la subversión performática, patentes de corso mediáticas para vociferar impúnemente de cara al extranjero lemas efectistas como "¡Vivan los derechos humanos!", "¡Abajo el comunismo!", "¡Abajo Fidel y (a veces también) Raúl!", "¡Zapata vive!", etc. Otro tanto se puede decir de las señales de victoria con los dedos en uve o ele.

En cuanto a Grecia como "cuna de la democracia", mi error ahí es más bien de imprecisión léxica. Desde luego que no pretendo menoscabar el papel decisivo jugado por los anglosajones en los tiempos modernos. (Que tal vez explique también, junto con el origen judío de la Cristiandad, buena parte de la fobia hispanoamericana al capitalismo, la democracia representativa y el American Way of Life en general). Tampoco desconozco la enorme influencia paradójica de la Ilustración y la Revolución Francesas. Ahora bien, no es menos cierto que la matriz referencial les llegó de Gracia (especialmente, la Atenas clásica de Pericles) vía Renacimiento. A la par con el Derecho Romano, base jurídica de la civilización occidental hasta la fecha.

Gracias, Ibis, justamente el propósito fundacional de este blog abicueril sigue siendo la incitación al debate a rajatabla a partir de textos con enfoques heterodoxos intencionalmente provocadores. Huelga aclarar que, aunque me apasiona el género --y he leído con provecho a casi todos los clásicos criollos y unos cuantos extranjeros--, no pretendo dármelas de historiador profesional. Entre otras, por al menos tres razones: (cont...)

Saludos a todos,
El Abicú

Güicho said...

Abicú,
se nos va a joder el esquema: el primero en morirse no será Raúl, sino... Hugo.

Jorge A. Pomar said...

(1) La indispensable pero para mí en particular harto tediosa labor de buscar e indagar en polvorientos archivos es sólo la primera fase de la ineludible división del trabajo en campo tan inabarcable.

2) Desde que la mano piadosa de Máximo Gómez o el secretario del fututo "Apóstol" arrancó del famoso Diario de Campaña los apuntes de Martí sobre el altercado con Maceo en La Mejorana, la mala costumbre de ocultar o destruir fuentes claves hizo escuela en la isla, agudizándose bajo el Biranato hasta el delirio como resultado de vicios hagiográficos comunes a tirios y troyanos. Como consecuencia, ni siquiera se puede calcular el número de documentos ya para siempre irrecuperables.

3) Por ende, no siéndonos dable alcanzar el nivel medio de exhaustividad necesario para sacar conclusiones a partir de las fuentes --que de todos modos incluso sin esos vandalismos nunca habrían sido más que una ínfima fracción del pasado--, a la hora de estudiar cualquier acontecimiento pretérito pasan a cobrar, por defecto, una importancia determinante el uso desprejuiciado del sentido común y del humor, la capacidad de imaginación factográfica, el cotejo con esquemas contemporáneos similares en países afines, el insight asociativo a partir de realidades objetivas y subjetivas actuales, que no por gusto representan el culmen de todo lo acontecido.

4) Pero, último pero no menor --visto y comprobado ad nauseam que toda narrativa histórica es y siempre será materia opinable según el cristal individual y epocal con que se mire--, el imperativo categórico abicueril de incluirse a sí mismo como autor en la ecuación historiográfica, con todas sus virtudes y defectos, biografía, intereses y servidumbres, que es justamente lo que olvidan hacer todos esos ilustres autofusilados de cara a la vanidad de vanidades de ese “Otro Paredón” que se acaban de inventarse de mutuo acuerdo promocional.

Bueno, como ves, al final no son tres sino cuatro las razones abicueriles arriba enumeradas. A buen seguro, aún no están todas. Pero consiénteme un par de preguntas mayéuticas en torno al mito fundacional de la Cubanidad, por mor de no dejar el asunto en la mera paja teórica. ¿Conociendo la estructura demográfica de nuestras ciudades durante la época (y hasta la fecha), es creíble que todo el patriciado bayamés, integrado por una mayoría de peninsulares, fuesen realmente tan altruista, patriota y heroica como para aplicarle la tea incendiaria a sus céntricas mansiones coloniales y alzarse en la “manigua redentora” junto con toda la familia a la zaga de nuestro primer “Padre de la patria”? (Cont...)

Saludos a todos,
El Abicú

Jorge A. Pomar said...

¿A la vista de látigos, cepos y perros, qué alternativa existencial tenían los esclavos bozales de La Demajagua para negarse servirles de carne de cañón a sus amos, mayorales y rancheadores de la víspera, transfigurados de la noche a la mañana en sedicentes adalides de la libertad, fraternidad e igualdad? ¿Acaso no es más lógico suponer que, en última instancia, sus móviles para seguirlos a una muerte (preferencialmente) segura apenas diferían de los de los cimarrones apalencados o de los que optaban por el corso y la piratería?

Ahora extrapolemos aquella ordalía a las circunstancias de sus descendientes bajo el Biranato: ¿sería descabellado creer abicuerilmente que todos esos aborrecibles “nagües” migrantes del Guaso enrolados en la Policía Nacional Revolucionaria de las provincias occidentales en el fondo responden ellos también a los mismos móviles instintivos que sus antepasados heroicos, o sea, como única forma de paliar su humillante miseria local y aplazar la cita con la muerte?

Si como deduzco las respuestas son afirmativas, entonces ¿qué tendría de raro que, por ejemplo, Zapata Tamayo y Reina Luisa tampoco fuesen la excepción de la regla oriental en un país donde el grueso de la disidencia, la intelectualidad, la academia y hasta los tres cleros jinetean “abierto” en ambas orillas? Finalmente, introduciendo a mi alevoso Alter Ego sin piedad en la ecuación histórica, no cabe duda de que, si el Abicú --a quien sólo (oportunidades de retractarse lucrativamente no le han faltado) por no ser un simpático negro catedrático de filia socialista-democrática le tapian el acceso a los estudios de Miami y Madrid-- se arroga el derecho a arremeter contra los fariseos sin distinción de colores, dicha conducta guarda una lejana relación con viejos prejuicios coloniales de los “afrodescencientes” en su ciudad natal. A saber, Cárdenas, ciudad racista si las hay, para cuya negrada Cuba terminaba, a mucho reventar, en los confines occidentales de Camagüey.

¿Me expliqué bien? Para este atrabiliario cimarrón exiliar un "blanco pata de puerco", un "negro de mierda", un "mulato peste a culo", un "jabao mala raza" y un "chino maruga" siguen siendo, exactamente, lo que a puerta abierta, delante de sus nietos,la mestiza Doña Inocencia, mi abuela materna, les gritaba en la cara cada vez que chocaba con alguno de esos impertinentes especímenes criollos. Es más, si cabe, creo a pies juntillas que desde el uno de enero del 59 no han hecho más que afearse a porfía...

Saludos a todos,
El Abicú

Cristina García said...

Jorge, fue un pequeño toque recordatorio para los lectores, algo para estimular el pensamiento.
En cuanto a Europa, mientras Inglaterra sentaba las bases de la democracia como la entendemos ahora, el Viejo Continente erraba entre guerras y persecuciones religiosas hasta la debacle socialista que padece actualmente. Grecia es un buen ejemplo de la tendencia. De esa Europa atrófica recibimos nuestra fundacion nacional, así que no sorprenden las taras que arrastramos.
Lo que si asombra es lo incapaces de aprender que somos. Tus preguntas deberían hacérselas todos los cubanos, a ver si de una vez dejamos de hacer santos a los truhanes de turno.
Abrazos.

Esperanza E. Serrano said...

Jajajajaja
" Finalmente, introduciendo a mi alevoso Alter Ego sin piedad en la ecuación histórica, no cabe duda de que, si el Abicú --a quien sólo (oportunidades de retractarse lucrativamente no le han faltado) por no ser un simpático negro catedrático de filia socialista-democrática le tapian el acceso a los estudios de Miami y Madrid-- se arroga el derecho a arremeter contra los fariseos sin distinción de colores...."

¡Que bien te quedó el discurso de ese comentario, (sobre todo el fragmento que seleccdioné) me ha hecho reir.
Seriamente,
Pomar, creo que en tus análisis tienes mucha razón. Tu logica no es para nada ilógica.
Cuando Cespedes dio el famoso grito de la Demajagua, estaba bastante empeñado, a punto de perder sus propiedades. Si la memoria no me falla creo que leí, hace muchos años, que el alzamiento estaba programado para mas adelante, en otro lugar de Oriente, y que sería al unísono bajo las órdenes de Francisco Vicente Aguilera ¿O el otro Francisco? por favor ayudame con este dato.
Saludos espe

Anonymous said...

Me gutta la photo esa de la Gaya con su devocionario con la face de sua propia verdugo.

Anonymous said...

Tiene Logica

Anonymous said...

Aragón no dio buena Uva.