Tuesday, 21 August 2007

De mortuis nihil nisi bonus dicandum est

Chistes para no hablar mal del Comandante por estos días

Por Jorge A. Pomar (recopilación, traducción y adaptación), Colonia

Estimados lectores, cada vez que sucede lo mismo pasa igual. O al revés. Si no me equivoco, está es la tercera ola de rumores fúnebres en un año de magna convalecencia en la Isla. Los perspicaces habrán notado que desde la primera dejé de hablar mal de él. Es que me atengo por adelantado a la máxima latina que reza: De mortui nihil nisi bonum dicandum est, o sea, “No se debe hablar mal de los muertos”.

Y de un moriturus, “el que va a morir” --en breve, pues morituri en el mediano o largo plazo humano somos todos los comunes mortales--, es redundante y sacrílego en nuestro caso, desearle el “disparo de nieve” a lo cantautor Silvio Rodríguez. Además de contraproducente, según un famoso drama español que figura en los programas de enseñanza media en la Isla. Fuenteovejuna (1612-1614), de Lópe de Vega, si mal no recuerdo. Habida cuenta de que la superstición hispana quiere que los gritos ahogados o estentóreos de solavaya y llévatelo-viento-de-agua les alarguen la vida a los difuntos aborrecidos por la comunidad.

Supersticiones aparte, no sé, acostumbrado a mirar más hacia adelante que hacia atrás, a atacar más a las innumerables cohortes de halalevas desembozados o embozados con perspectivas de sobrevivirlo que al soberbio anciano de Birán, desde que cayó en cama marcado con una cruz de ceniza en la frente, decidí concentrar el fuego en su entorno confeso o críptico. Le dejo, pues, esa irreverente tarea al todavía incógnito Fermin Gabor.

Y es que entre el ahora “caballero de la triste figura”, que en sus años mozos fuera apuesto, victorioso mancebo de porte marcial y perfil griego clásico aclamado por enardecidas multitudes celto-yorubás, y el Abicú sellamos en 1991, por interpósitas personas subalternas, un trato honorable: desafiado por mi contumaz desacato, sus cervantinas turbas cumplieron cabalmente la orden de “mantearme” sin manta en un paso de escaleras de la comarca alamareña; solícitos ex colegas de la UNEAC y el Instituto del Libro me excomulgaron y enseguida unos amanuenses jurídicos me condenaron a dos años de prisión.

Vosotros no me lo creeréis, amables lectores, y ni qué decir que os comprendo y corto me quedo. Lo cierto fue que al escuchar en segunda instancia tan benigno veredicto encargado al tribunal de Diez de Octubre por un gobierno ansioso por doblar página ante el acoso extranjero, experimenté algo así como un sursum corda castrista, un “Arriba, corazones”, un aleluya de dicha.

"¡Coño, negro --me dije-- después de todo no han sido tan crueles contigo!" No olvidéis, por favor, que fui once años militante comunista y antes, durante los veintitantos precedentes sin el carné escarlata, revolucionario de corazón, mucho más romántico que después: de los que, con infinita paciencia, aguardan a que allá arriba en las nevadas cumbres del olimpo castrista un tonante Júpiter verdeolivo acabe de percatarse de que ellos son los auténticos caballeros sin tacha de su Revolución. Me consta que aún quedan algunos por ahí.

Dos añojos. Nada, “sirigaña”, como dirían los reclusos de Ariza, en comparación con las sentencias posteriores contra disidentes convictos por iguales delitos. Me di, pues, por afortunado dentro de mi desgracia y aquí me tenéis aún en pie de pacífica guerra al cabo de 14 años de ostracismo en esta germánica Colonia Agrippinensis, que debe su hombre a la hija de Nerón Agripina la Menor, nacida en esta villa en 16 d.C., del vientre de Agripina la Mayor. Desterrada por Tiberio en 29 d.C., diz que la madre se había dejado morir de nostalgia en 33 d.C. La más joven falleció igual de muerte afectiva, a saber, estrangulada por regio hijo de puta suyo llamado Nerón.

Descuidaos, asfixiado no lo creo. A no ser por los malditos habanos, el más letal de mis vicios. De nostalgia, aunque mucha, no pienso abandonar este enrevesadamente masoquista pero vacilable Viejo Mundo hedonista. Para que os hagáis una idea: un entrañable amigo teutón que visitó hace poco al Abicú en su casa de Colonia, conocedor de su supuesta mala fama de jefe de plante del juego anticastrista en esta ciudad renana, no pudo evitar su pasmo al ver sendos retratos en formato mayor de Fidel y el Che en la sala y el comedor de la mansión pequeñoburguesa.

Desconcertado, le exigió explicaciones. Respuesta del Abicú: “Ah, relájate. Trátase del exorcismo más eficaz contra la añoranza de la patria. Me lo recomendó un viejo judío errante fugitivo del nacionalsocialismo que tenía colgado en la sala de su apartamento neoyorquino un retrato de Adolf Hitler". Y tal vez, ahora lo sabéis vosotros: una muestra de cariño y gratitud por aquella corta sentencia que me ha permitido vacilar y recorrer Europa de cabo a rabo. Una broma, claro, en mi casa no hay iconos ni de santería. Con todo, algo de irónico "¡Viva Fidel!" hay en mi suave odisea exiliar.

Por lo demás, Pablo Díaz, a quien aprecio y envío desde aquí --sin la menor sombra de ambigüedad, él lo sabe, por haber estado en mi casa y yo en la suya y compartido más de una noche de juerga o en familia en Berlín: "¡Venga un abrazo, mi hermanito!"--, recordará que alguna vez, a propósito de una charla telefónica en la que salió a relucir la jeta Mr. Bean del presidente español José Luis Zapatero, le aseguré que el día en que por azar me viese en la necesidad de congraciarme con un payaso de circo provincial como ése, volaría de regreso a la Isla en el primer avión para caer postrado a los pies del Comandante y besarle el anillo, como el yerno arrepentido al padrino en el célebre largometraje homónimo de Francis Ford Coppola.

Algo por el estilo me sucedió con un ex amigo venezolano que me vino con la ocurrencia fuera de pico de que Fidel era un “tirano de mierda”. Me volé. "Qué va, nuncamente --repuse, indignado--. De mierda será el de Ustedes, la mutala de fuego el Caribe Hugo Chávez. El nuestro es un tirano de verdad, de altísimo nivel antropológico, digno de codearse en las enciclopedias con Robespierre, Lenin, Stalin, Hitler, Tito y Mao..."

Hoy, que la mano implacable del destino ha invertido, acaso por última vez, el reloj de arena biológico de Fidel Alejandro Castro Ruz, lo sigo sosteniendo. Porque, gústenos o no, más para mal que para bien de los díscolos terrícolas, este moriturus criollo ya sofoca y seguirá sofocando por los siglos de los siglos a historiadores respetables del mundo. En ese aspecto, para infortunio de unas cuantas generaciones de cubanos más, el mítico guerrillero de la Sierra Maestra, más inteligente que heroico, está destinado a ser una sombra quasi eterna en nuestra psiquis colectiva.

La pelea con él ya la perdimos hace rato. Por más que sean tantos los que aún no han tomado o quieran tomar nota de esa ingrata realidad histórica. Empecemos, pues, poco a poco, a sacarle el plug al personaje in articulo mortis para concentrarnos, de lleno, en la pelea cubana contra los demonios posfidelistas en plan de continuismo, que ya se inicia. Y, aunque de seguro con más de comer y vestir, promete ser ardua para los cubanos de a pie.

La mejor manera de seguir este sabio consejo en los prolegómenos de la magnas exequias es acatar la tradición mortuoria criolla, que recomienda amenizar los velorios, sobre todo si son de difuntos ajenos o de ingrato recuerdo, intercambiando humoradas con tal de no hablar pestes del patriarca nacional de cuerpo presente.

El momento se pinta solo también para empezar a reflexionar sobre el vicio del choteo. Variante cínica, cutre, de una hilaridad reacia por principio a toda solemnidad que, sin embargo, se ha revelado bastante eficaz para subvertir democracias débiles y dictablandas. En contraste, fruto de la pose básicamente nihilista, oblomoviana, del gandul cubiche que en nada cree y nada hace, se ha dechavado frente una dictadurísima como la que recién empieza a dar sus primeros tumbos. De mortui nihil nisi bonum.

El entierro de Fidel será un memento mori excepcional para varias generaciones de cubanos que gozamos y/o sufrimos su larga hegemonía: imposible chotearlo sin chotearnos a nosotros mismos. En tal sentido, no cabe duda de que la siguiente selección de ocurrentes, didácticos chistes sobre el Comandante --al final-- y el sistema totalitario calcado de Europa Oriental que hasta su último aliento se encapricha en imponernos, servirá al menos para evitar comernos las uñas durante esta ansiosa espera. Póstuma broma que nos gasta su reconocidamente pésimo humor negro: "Me han matado ya tantas veces que, cuando muera de veras, nadie me lo va a creer". O algo por el estilo ha dicho o pudo haber dicho en múltiples ocasiones.

En particular, allá la Isla, donde sin duda faltarán todavía para la magna solemnidad el chocolate caliente y las galletas para las rubeneanas “sabrosas pausas en la conversación”, estos chascarrillos no sólo harán las delicias de dolientes sinceros e hipócritas sino que, bien analizados, serán el mejor viático didáctico para el azaroso tránsito a lo que venga después. Ridendum est, pues, para no llorar de pura vergüenza nacional. En especial para los cascarrabias de la Brigada de Respuesta Rápida Blogosférica encargada de no perderle pie ni pisada al Abicu. Atentamente,

El Abicú

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

“¿Qué tal le va a tu hijo Ibrahim?”, pregunta un judío ruso a otro cuya familia había emigrado en pleno.

“Mal. Construye el socialismo en Moscú”.

“¿Y a tu hermano Abraham?”

“Fatal. Construye el socialismo en Bucarest”.

“Y a tu primo Levi?”

“Indescriptible. Construye el socialismo en La Habana".

"¿Y a tu nieto Moshe?”

“Ah, ese afortunado hijo de Yahvé mora en nuestra adorada ciudad celeste, Tel Aviv”.

“¿Y construye allá el socialismo?”

“Estás loco... ¿En su propio país?”


**********************************************

En 1934, un año después del ascenso de Hitler al Reichstag (Cancillería Imperial), el Dr. Robert Ley, ministro del Trabajo nacionalsocialista, visita una fábrica y pregunta al gerente por la actitud de los obreros:

“¿Cuántos socialdemócratas hay aún en la empresa?”

“Eh... bueno, sí, la mayoría. Alrededor del 50 por ciento”.

“Conque esas tenemos... ¿Quedan democratacristianos?”

“Así, calculando por lo bajo, un 30 por ciento?”

“¡Ajá! ¿Y comunistas?”

“Ejem... Un aproximado del 20 por ciento.”

“Mal, muy mal... ¿Quiere Usted decir que no hay ni un solo nazi en esta fábrica?”

“Pues no, qué va. Todos son nazis de pies a cabeza”.


**********************************************

Hitler, Goering y Goebbels se balancean en sus respectivos cadalsos en un patio de Nuremberg al final de la Segunda Guerra Mundial. De pronto, el gordo Goering, ex jefe de la Luftwaffe (Fuerza Aérea nazi) se vira hacia el cojo Goebbels con aire de quien al fin ha ganado una vieja apuesta y le dice con ronquera de ultratumba: “Te lo dije, carajo, que esta guerra se decidía en el aire".

**********************************************

Pregunta a Radio Erevan:

¿Debe dárseles a los ciudadanos soviéticos más posibilidades de viajar a países occidentales?

Radio Erevan responde:

En principio, sí. Pero no podemos permitirnos el lujo de que todos los trenes, barcos y aviones regresen vacíos.

**********************************************

Pregunta a Radio Erevan:

"¿Aman los erredeanos (de la RDA) a los rusos?"

Respuesta de Radio Erevan:

"En principio, sí, porque los rusos los liberaron".

Pregunta adicional:

"¿Y odian a los americanos?"

Radio Erevan responde:

"Naturalmente, porque no los liberaron".

**********************************************

Un oficial soviético trata de convencer en 1944 a un polaco para que se enrole en el Ejército Rojo y combata contra Alemania:

“¿Por qué no desea participar en la pelea de los soviéticos contra los nazis? Al fin y al cabo, los rusos peleamos también por la liberación de Polonia, ¿no?

“Tovarich, ¿ha visto Usted alguna vez a dos perros peleando por un hueso?”

“Sí, a menudo”.

“¿Mordía también el hueso?”

**********************************************

Iván se ha ganado en la emulación socialista un boleto de Intour premiado con una gira al extranjero. Desde cada capital envía una tarjeta postal a sus amigos en Moscú:

“Desde Varsovia libre les saluda Iván”.

“Desde Budapest libre les saluda Iván”.

“Desde Praga libre les saluda Iván”.

“Desde París les saluda Iván libre” .

**********************************************

“Maestra, el socialismo mide unos 155 centímetros de alto”, afirma rotundamente el pequeño Iván en la escuela.

“¿Cómo lo sabes, Ivancito?”

“Mi papá mide 175 centímetros y a cada rato dice que el socialismo lo tiene hasta el cuello”.

**********************************************

“Estoy dispuesto a trabajar noche y día para los rusos", dice un polaco al dirigente del Partido”.

“Pues, no sabe Usted cuanto me alegra saberle dispuesto a hacer de todo por la amistad polaco-soviética” --lo felicita el funcionario envolviéndolo en un abrazo--. Permítame el inmenso honor de llamarle camarada. ¿Y cuál es su oficio?”

“Sepulturero de vanguardia”, contesta el polaco.

**********************************************

Un moscovita toca una tarde a la puerta de un amigo, pero sólo está el hijo menor.

“¿Dónde está tu papá?”

“Regresa dentro de una hora. Esta mañana despegó en un sputnik hacia la Luna”.

“¿Y dónde está tu hermano mayor Vania?

“En Marte. Regresa dentro de dos horas”.

“Y cuándo vuelve a casa tu mamá?

“Vaya Usted a saber... Está mañana salió a marcar en la cola de la carne”.

**********************************************

“A ver, Fritzchen --pregunta la maestra al Pepito de la RDA--: ¿qué sería para ti luto nacional?

“El robo de mi colección de etiquetas de la RFA y la Yuma”.

“No, Fritzchen, eso sería más bien una pérdida individual”.

“Bueno, maestra, romper sin querer la vidriera de una Intershop (shoppy de la RDA) con un balón mal pateado”.

“No, Fritzchen, eso sería más bien un daño a la propiedad estatal.

“Ah, ya sé... Un caso de luto nacional sería la muerte de nuestro querido secretario general del Partido Socialista Unificado de Alemania (PSUA) Erich Honecker”.

“¡Cooorrecto! --aprueba la maestra--. Porque no sería ni una pérdida individual ni un daño a a propiedad estatal”.

**********************************************

Brigitte Bardot visita la RDA y es cortejada por Honecker, que no cesa de preguntarle: “Madmoiselle Bardot, ¿qué puedo hacer por Usted? Por Marx, Engels y Lenin juntos, le juro que estoy dispuesto a satisfacer cualquier deseo suyo con tal de que... Ya Usted sabe...”

“¿Y qué hacemos con su esposa Margot?

“Bah, un timbrazo a Brezhnev y a Siberia con ella. O la caso en un santiamén con Egon Krenz, el secretario general de la Juventud Libre Alemana, que con tal de congraciarse conmigo... Ya Usted sabe”.

“Bien, siendo así, he aquí mi mayor deseo: mande quitar el Muro, retirar los custodios de los pasos fronterizos con la RFA...”

“Para, para, picarona, ya veo: tú lo que quieres es quedarte solita conmigo aquí dentro, ¿verdad?”

**********************************************

En un cuestionario búlgaro para cuadros superiores del año 1946 se pregunta al candidato:

“¿Ha terminado Usted algún curso de nivel medio o superior?”

Abajo se lee:

“De no ser ése el caso, especifique el cargo de dirección que ocupa actualmente en el Partido o el Estado”.

**********************************************

“Camaradas, después del primer plan quinquenal, cada ciudadano soviético recibirá una bicicleta; después del segundo, una motocicleta; después del tercero, un auto; y después del cuarto, una avioneta...”

“Camarada comisario --inquiere uno de los bolos--, ¿y para qué nos hará falta una avioneta?”

“¿Cómo que para qué? Imagínate que vives en Odesa. De pronto te enteras de que en Leningrado están dando azúcar por la libre. Pues, nada, te trepas a la cabina y en sólo una hora estás de vuelta con el azúcar".

**********************************************

La camarada Ninovska se queja en el comité del Partido de que su marido se niega a cumplir sus deberes conyugales. El secretario general llama al hombre y le echa un responso. El esposo intenta una justificación:

“Tobarich, en primer lugar, sepa Usted que soy impotente y...”

Pero el secretario no lo deja terminar la frase:

“De eso nada, camarada: en primer lugar, eres comunista”.

**********************************************

“Rabino --pregunta un polaco al cura judío durante la época del “equilibrio del terror”--, ¿estallará la Tercera Guerra Mundial?”

“No, lo que sí va a estallar de un momento a otro es una batalla por la paz tan feroz que no va a quedar piedra sobre piedra en este inmenso valle de lágrimas”.

**********************************************

“Los americanos han dejado atrás otra vez a los rusos. Son los primeros en aterrizar en la Luna”.

“Cierto, pero el derecho natural a la Luna lo tienen, sin discusión, los bolos”.

“¿Por qué?”

“¿Acaso ignoras que en la Luna no se dan condiciones para la supervivencia humana?”

**********************************************

“A ver, Pepito --pregunta la maestra--, ¿qué tiene la Isla de Cuba posterior al Período Especial de cada fase evolutiva de la humanidad?”

“Jamón, profe: de la comunidad primitiva, la cultura; de la antigüedad, la esclavitud; del feudalismo, la jerarquía; del capitalismo salvaje, la explotación; y del socialismo, el cartel”.

**********************************************

Pepito y el Negrito Bembón andan de excursión por una zona montañosa. De repente, ven caer en picada un helicópero que enseguida se estrella contra una arboleda. Ambos echan a correr y sacan de entre los humeantes escombros de la nave a nadie menos que al Comandante en Jefe.

Fidel: "Pioneritos, acaban de salvarme la vida. Pídanme cuanto quieran y al instante les será concedido. A ver, tú primero, Negrito Bembón, ¿qué quieres tener?"

Negrito Bembón: "¿Todo lo que yo quiera...? Bueno, un Rolex, una grabadora de doble casetera con radio y CD-player, un televisor a colores de pantalla plana gigante con antena parabólica, dos videograbadoras, DVD-player y receptor de satélite, un Lada último modelo con aire acondicionado y cristales calobares, una casa con piscina en Miramar..."

Fidel: "Concedido. Valenciaga --le ordena al secretario--, ve anotando. Ahora tú, mi querido Pepito".

Pepito: "Este... Yo quisiera viajar tendido y de inmaculado traje blanco bajo la urna de cristal cubierta de pétalos de una de esas antiguas carrozas prietas con relieves de santos en la carrocería y cuatro relucientes faroles de bronce, tirada por seis u ocho caballos escoceses con arneses plateados, conducida por dos postillones tocados con bombines y entorchados dorados... Ah, y que detrás vaya un carro cargado de coronas de flores selectas y un montón de esas señoras enlutadas que nunca paran de llorar... Llamadas..."

Fidel: "Lloronas o plañideras... Caramba, Pepito, eso es un entierro de lujo del tiempo de Ñañá Seré. ¿Y para qué quieres tú un cortejo así?"

Pepito: "Para que me lleven al cementerio, Comandante. Porque, cuando mi padre se entere de que yo le salvé la vida a Usted, segurito que me va a matar".

******************************************************

Gorbachov disputa una partida de ajedrez con Reagan, quien de entrada le come una torre. El Gorby tiene un caballo adelantado, pero comete un nuevo error y pierde cuatro peones plus un alfil. Ahí se le aparece un diablillo y le secretea al oído:

“Oooye, yo tengo la solución. Jugada magistral...”.

“No --responde el secretario del PCUS, espantándolo de un manotazo--. Nada de trampas. Ésta es una partida entre caballeros. ¡Piérdete!”

En eso Reagan le come la otra torre. Gorbachov se rasca el lunar rojo en la calva. Vuelve a aparecérsele el diablillo:

“No te me alteres, chico. Con un consejo mío emparejas la partida”.

“¡Fuera, fuera!”, lo vuelve a espantar Gorbachov.

Acto seguido, pierde la dama. Cuando reaparece el diablillo, el Gorby le susurra en el colmo de la desesperación: “Psst. Bajito... ¿y ahora qué hago?”

El diablillo: “Elemental, ¡sacrifica el caballo!” [A Fidel le apodaban "El Caballo" por sus largas zancadas en la Sierra Maestra.]

**********************************************

Fidel pronuncia un discurso en la Plaza de la Revolución abarrotada: “Bajo mi Gobierno nadie se acuesta sin cenar...”

Desde el fondo de la multitud se alza una voz y se agitan dos manos pidiendo la palabra. Fidel manda a buscar al individuo. Al minuto, dos fornidos agentes de pelo a cepillo dejan caer a un hombrecillo famélico frente a la tribuna.

“A ver, ¿cuál es tu problema?”

“¡Fidel, yo... yo no he cenao!”

“Pues entonces no te acuestes, chico”.

**********************************************

Un oficial de la Seguridad del Estado le pregunta a otro durante la guardia nocturna en Villa Marista: “Oye, aquí inter nos, ¿qué tú le deseas al Comandante en esta batalla final contra el destino?”

“¿Yo?... Pues lo mismo que tú. ¿Qué otra cosa puedo desearle?”

“Entonces, lo siento, pero estás arrestado”.

**********************************************

Fidel es rechazado en la talanquera del cielo y despachado al infierno. Para hacerle grato el viaje, San Pedro lo invita a echar un vistazo al infierno por un telescopio. Fidel obedece y divisa un confortable, psicodélico bar surtido con las bebidas más exquisitas y atendido por hermosísimas chicas de todos los colores en paños menores. Sobre la puerta un anuncio animado de neón: “Bodeguita del Medio”. Enfrente se abre una vasta explanada con un púlpito dorado. Por doquier el pueblo entero consagrado a tareas de la producción y la defensa.

Embullado, se pone en camino. Al llegar al cielo, ve que todo es completamente distinto: un dantesco antro de torturas y atrocidades, montones de gentes en borbotantes pailas de aceite hirviente, mientras diablillos cornudos juegan a pincharlos con sus flamígeros tridentes.

Presa de gran indignación, le pregunta a Satanás qué cojones era entonces lo que él había visto por el telescopio desde el cielo. El diablo se encoge de hombros y responde: “¡Propaganda de La jiribilla!” [Revista digital del Ministerio de Cultura]

**********************************************

Fidel ha fallecido al fin y aporrea la puerta del despacho de Dios en el cielo. Le abre el secretario San Pedro. Pero, nada más verle la barba y el traje verde olivo, se vuelve hacia el trono divino y le anuncia a Yahvé: “Quítate de ahí, que ya llegó tu relevo”.

18 comments:

analista said...

La "shoppy" de la antigua RDA se llamaban INTERSHOP. Salamander era una marca de zapato (o es todavía como marca) que se producía en la RDA y se vendía a la RFA y a los INTERSHOPS. Las tiendas de esos zapatos se llamaban/ se llaman así también.

Postdata: No pertenezco a ninguna Brigada de Respuesta Rápida.

analista said...

Eine Frage Pomar,

wie bist Du in Köln gelandet?

Anonymous said...

Rico, rico ahí
ja, ja,

Anonymous said...

Pomar: nos daba más risa tu guerrita contra los comunistas de encuentro. Eso si era de partirse de la risa

Caminante said...
This comment has been removed by the author.
Caminante said...

Naja, Warum auf Deutsch? Obwohl die Frage analistas finde ich wohl am Platz. Mindestens für Neugierige! :o)

Endlich besuche ich deine Seite, Pomar!

Buen trabajo, y te secundo en aquello de "los demonios postfidelistas": el monotema del pre-muerto no hace más que distraer los arqueros...

Jorge A. Pomar said...

Hola a todos:

Razón que convence, Analista. Corregiré el error, probablemente debido a la fijación con los zapatos durante mi estancia en la RDA en 1980. Gracias. Lo de la pertenencia a las BRR: no entiendo por qué debas sentirte aludido.

Analista tedesco, salí de prisión en agosto de 1993 y, luego de tres meses en Cuba, desembarqué en Düsseldorf el 21 de noviembre. Invitado a un evento anual de la Asociación de Traductores. Un pretexto claro.

Residí un par de semanas en el Colegio de Traductores de Straehlen , cerca de Venlo en la frontera con Holanda y no muy lejos de Colonia.

Habiendo enviudado, trabé amistad con una hispanista alemana residente en Colonia llamada Monika López y empezamos a vivir juntos en su casa. Un empleo de colaborador libre de la Voz de Alemania (DW-Köln) acabó de remacharme en la ciudad.

Monika, quien conservaba su apellido de casada (con un cubano), impartió clases en la Escuela de Letras y tradujo a Barnet, Arenas, etc., falleció en 1996.

Desde hace unos años estoy casado con Anna Klümper, una maestra de secundaria básica residente en esta ciudad. Tras 14 años por estos lares, me he encariñado con la ciudad, donde además obtuve, no sin bronca, la ciudadanía alemana.

Por último, el Abicú agradece de antemano el envío voluntario de chistes sobre ambos totalitarismos o sobre otras formas de dictadura.

analista said...

Gracias. Yo sabía que te habían condenado a prisión por lo de la Carta de los Diez, pero no encontraba relación con Köln, la ciudad de los Jekken y de la Kölsch.

De acuerdo contigo y con el caminante. Toda la atención para el muerto y los vivos siguen haciendo de las suyas.

Saludos

Caminante said...

Siento lo de tu primera esposa. Y me amarga lo del bateo para la ciudadanía -recién acabo de comenzar gestiones: lo que me espera!!!

Acerca de la pregunta indiscreta, me sucedía lo mismo que al analista... ya me extrañaba que hubieras saltado con algún tipo de asilo, directo del "problema", hasta Köln. Es que tengo un buen amigo que lo han sacado dos veces a patadas de aquí, y ya no sabe que inventar para que no lo viren!

Jorge A. Pomar said...

Caminante, cuentame, por favor, la odisea de tu amigo. Si a él o a ti, les cuadra identificarse, porque hace falta una garantía de veracidad, yo publicaría su historia tal cual en forma de relato tuyo o de entrevista tuya con él.

Por ejemplo, sé que la Embajada de la RFA en La Habana exige el pago de cauciones para conceder visas a parientes de residentes aquí. Me gustaría hacer un dossier sobre el tema.

No para atacar a Alemania, que está en su derecho, sino a modo de orientación informativa para cubanos. En ese sentido, me interesan también tus trámites para obtener la ciudadanía. Ya he contado parte de los míos.

El Abicú

Anonymous said...

Perdonen, si alguien sabe de artistas cubanos que vivan aquí en alemania o de sus páginas o blogs en internet, podrían pasarnos la info cortica usando la posibilidad de este forum?
gracias
caimito verde

Anonymous said...

que yo conozca, Raúl Azcárate, pintor que vive en Berlín

hormiga

Anonymous said...

Ich Glaube sin viele im Europa

Anonymous said...

Busquen:Dj Fidel Castro Feat" en www.youtube.com y disfruten de una animación supersimpática
VIVA CUBA Y VENEZUELA LIBRE de dictadores!

Troglo said...

Asi que se murio. Y publicó hoy una nueva reflexion en Granma. Mira socio, cuida tu credibilidad. Tok

Caminante said...

Pomar, no es difícil acceder a mi identidad. Utilizo el Blog para dejarle tareas a mis estudiantes, así que con los conocimientos elementales de alemán se puede acceder al banco de datos de la universidad y dar enseguida con mi nombre. Sin embargo, prefiero el "aquí te descubrí", que "el aquí me delaté". Estoy convencido de que el aparato sabe perfectamente cómo localizarme...

Por el momento no puedo facilitarte las señas de mi amigo, pues ahora mismo está gestionando por tercera vez su derecho al asilo, pero en cuanto se defina su situación, te paso los datos.

Un saludo...

adam said...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Anonymous said...

cuidado que el comentario de arriba es seguro Spam o algo peor-Pomar elimínalo para evitar molestias..

abeja