Friday, 18 June 2010

José Saramago: ahora sí "Hasta aquí he llegado"

Muere en Lanzarote a los 87 años el Nobel de Literatura portugués

Por Jorge A. Pomar, Colonia

"Se fue dulcemente", dijeron sus médicos según el hagiográfico obituario de El País. "En olor de santidad castro-estaliniana", añadiría bajo cuerda o a micrófono abierto en Lisboa una mayoría de paisanos anticomunistas con sobrados motivos para quererle muy mal y bien lejos allá en su terruño adoptivo de Islas Canarias.

Una prueba del delirio tremendo del distinguido difunto: sus ansias de ver algún día no muy lejano a Portugal y España fundidos en una idílica confederación ibérica bajo el signo reciclado de la hoz y el martillo. El Premio Nobel de Literatura 1998, hijo pródigo del Castrato e irónicamente autor del Ensayo sobre la lucidez (2004), se saltaba así a la torera, por un lado, la barrera del nacionalregionalismo hispano y, por el otro, la loma de tirria personal que le profesaban a él y sus dogmas tantos compatriotas hartos hasta la coronilla de sus constantes jeremiadas mejormundistas.

Recuerdo que, siendo traductor de portugués y titular de la redacción Europa Occidental y América del Norte en la editorial Arte y Literatura, entre otros textos elegí evaluar personalmente en el 87 dos de las mejores novelas de Saramago: Levantado do chao (1980) y Memorial do convento (1982). La idea del Consejo de Redacción era incluir al más famoso de los escritores lusitanos en un ambicioso Plan de Literatura Contemporánea destinado a actualizar la oferta de las librerías y bibliotecas cubanas, hasta entonces demasiado centrada en los clásicos del siglo XIX, así como en obras "potables" de autores pertecientes al bloque soviético o "comprometidos" de Occidente.

Bajo la prudente batuta del director Abel Prieto y la redactora-jefa Elizabeth Díaz, corría un año de entusiasmo aperturista en Arte y Literatura que, a pesar de la autocensura editorial, a menudo se veía refrenado por los rigurosos censores del Comité Central del PCC: ubicados al final del proceso evaluativo, se reservaban el derecho a conceder o negar el imprimátur.

Desde luego, en caso de duda o ignorancia, nuestros camaradas optaban por la seguridad colectiva del veto. Si mal no recuerdo, de Saramago, en su apogeo prenobel a la sazón, estaban en veremos también El día de la muerte de Ricardo Reis (1984) y La balsa de piedra (1986), pero fueron evaluadas en español por otros colegas. Va de suyo que, aunque tildados de "conflictivos", por esa época el Abicú y su Alter Ego, camaradas del Partido, estaban todavía a años luz de pensar en la metamorfosis político-ideológica que emperaíamos a sufrir a partir de nuestra protesta en solitario contra el fusilamiento del general Ochoa durante el plenario de la UNEAC dos años más tarde.


[Miguel Barnet.- ...Cuba pierde un gran amigo y la literatura universal un ejemplo de ética y de creatividad perenne... fue un escritor consecuente con su ideario político.
Pablo Armando Fernández.- ...permanecerá para siempre en el mundo de las letras... fue un ser ejemplar, solidario, limpio y humano. Tengo memorias muy gratas de su amistad y firmeza.
Leonardo Padura.- ...tenía tanta preocupación por la literatura como por el contexto en que la hacía, que era la vida, el mundo contemporáneo.]


Lo que sí sabíamos ya, por reiterada experiencia vivencial en el Palacio del Segundo Cabo y la sede de la Unión de Escitores en 17 y K, y nunca dejábamos de encarecércelo abierta o solapadamente a los lectores durante aquello lanzamientos espontáneos al aire libre, era lo siguiente: "Cada vez que se sientan fascinados por la obra de algún autor desconocido, eviten por todos los medios conocerlo personalmente...".


Y es que cualquier creación artística genuina presupone el binomio neurosis y pacto fáustico. Como tal no tiene cabida ni en el Paraíso, ni en la "Ciudad sobre la Colina" nii en la república perfecta de Platón. O sea, la alta cultura artístico-literaria debe siempre mucho más a las potencias del Mal que a las del Bien.

Saramago, cuyos libros habíamos traído ese mismo año de la Feria de Fráncfort del Meno, nos tenía alucinados: talento y originalidad, cultura enciclopédica carpentereana, alta profesionalidad, voluntad y diversidad estilística, dominio del diálogo, profundidad sicológica, exuberante fabulación, humor dosificado y una poética de sabor a culto proletario que ya entonces se me antojó de fondo vagamente pero muy bien disimulada entre los recovecos de un relato más bien barroco, laberíntico en su fluida amalgama de voces (autor, narrador, personajes) y estilos (directo, semidirecto, indirecto) laxamente entrelazados.

De ahi que los textos de Saramago, a menudo un collage compacto, no siempre sean de fácil de digerir para el lector habituado a la puntuación clásica y la separación del diálogo y el comentario. Por fortuna, no tuve el disgusto de conocer en persona al "marxista hormonal" de visita en La Habana por esa época. De modo que, habiéndome olvidado por completo de él y de sus libros durante los tres o cuatro azarosos años que me tocaría vivir a continuación, sólo llegué a familiarizarme con su mentalidad dogmática y vieja guardia leyendo sus artículos o escuchando sus entrevistas videograbadas aquí en el exilio.



Confieso que, conociendo ya de sobra las dobleces del resbaloso paño del engagement sartreano, habituado de oficio a distinguir entre el autor y su obra, ciertamente se me pasó bastante el embullo por sus nuevas entregas. Tal vez o sin duda por eso, tampoco me entusiasmé más de la cuenta con su impactante, efectista "Hasta aquí he llegado", ni con esa suerte de viaje a Canossa que haría sin demora a La Habana para rasgarse las vestiduras sin perder la cara.

El esteta Saramago pasó anoche a engrosar la interminable lista de memorables, espléndidos, lúcidos maestros de las letras que en asuntos de la polis fueron hombres de capilla totalitaria. Paradoja aparente que debe de tener bastante que ver con las afinidades metafísicas entre fantasía poética y utopía terrenal. Por un lado.

Y por el otro, menos electivo, con la notoria dependencia existencial de la inmensa mayoría de los creadores artísticos con respecto a un mecenazgo oficial tanto más generoso cuanto mayor el aparato estatal. Finalmente, mi Alter ego pecaría por hipócrita si me permitiese cerrar este obituario criollo sin conectarlo con el leitmotiv titular, con aquel famoso "Hasta aquí he llegado".

A saber, que no hay que ser exégeta o sicoanalista para sacar en limpio del repaso de aquel breve desencuentro del comunista lusitano con su idolatrado Castrato la triste conclusión de que --descontando a los tres secuestradores negros fusilados a la carrera, motivo principal de su ferecía y los inocentes que cayeron en el jamo policial--, a su dogmática manera Saramago no andaba del todo despistado al retractarse.

[SARAMAGUERÍAS: "Cuanto más te disfraces más te parecerás a ti mismo"
"Antes nos gustaba decir que la derecha era estúpida, pero hoy día no conozco nada más estúpido que la izquierda."
"La República es algo que hay que cuidar, porque si no vamos con cuidado podemos conseguir una república, pero que un día esté presidida por Aznar".
“He aprendido a no intentar convencer a nadie. El trabajo de convencer es una falta de respeto, es un intento de colonización del otro”.
"No creo en Dios y no me hace ninguna falta. Por lo menos estoy a salvo de ser intolerante. Los ateos somos las personas más tolerantes del mundo. Un creyente fácilmente pasa a la intolerancia. En ningún momento de la historia, en ningún lugar del planeta, las religiones han servido para que los seres humanos se acerquen unos a los otros. Por el contrario, sólo han servido para separar, para quemar, para torturar. No creo en Dios, no lo necesito y además soy buena persona".
"Obama., ¿de dónde salió este hombre?... Una persona que alza la voz para hablar de valores, de responsabilidad personal y colectiva, de respeto por el trabajo…Estos conceptos, que alguna vez fueron el cimiento de la mejor convivencia humana, han sufrido durante mucho tiempo el desprecio de los poderosos… En el fondo, lo que Obama vino a decirnos es que otro mundo es posible. Muchos de nosotros ya lo veníamos diciendo desde hace mucho.Tal vez La ocasión sea buena para que intentemos ponernos de acuerdo sobre el modo y la manera. Para comenzar".]


Aleguen lo que aleguen los crédulos incorregibles, y por más que nos repugne admitirlo incluso a los incrédulos vocacionales, a esta altura sobran ya evidencias en el sentido de que las redadas de la Primavera Negra fueron a todas luces el resultado de una sutil coartada de la Seguridad del Estado. No sólo, visto y comprobado además el hecho alevoso de que no pocos de los 75 o más condenados tenían desde el principio, o con el tiempo han llegado tener, arte y parte, rol y lucro en aquellos tenebrosos, criminales sucesos. Lamentable pero cierto.

Lo que no quita que la urgente reconciliación del difunto con su amigo Fidel Castro sea una prueba más de que a la postre todo buen tránsfuga de izquierda acaba volviendo al redil. Más temprano que tarde porque, como decía nuestro también genial y pusilánime Alejo Carpentier: "El intelectual que se pelea con la izquierda está perdido". Al final, toda su cacareada piedad por la clase de los humildes, a la que pertenecía el trío de cimarrones sumariamente ejecutados dizque para proteger a los turistas extranjeros, pesaría menos en la balanza que su complicidad con los verdugos. Tal vez, eventualidad muy plausible, con ayuda de un emisario portador de soplos estrictamente confidenciales "para amigos que están lejos". Perro huevero... Los dejo con un breve recuento noticioso del camaraderil rifirrafe:
____________________________________________


Saramago, "El País, abril de 2003.- Hasta aquí he llegado. Desde ahora en adelante Cuba seguirá su camino, yo me quedo. Disentir es un derecho que se encuentra y se encontrará inscrito con tinta invisible en todas las declaraciones de derechos humanos pasadas, presentes y futuras. Disentir es un acto irrenunciable de conciencia. Puede que disentir conduzca a la traición, pero eso siempre tiene que ser demostrado con pruebas irrefutables.

No creo que se haya actuado sin dejar lugar a dudas en el juicio reciente de donde salieron condenados a penas desproporcionadas los cubanos disidentes. Y no se entiende que si hubo conspiración no haya sido expulsado ya el encargado de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana, la otra parte de la conspiración.

Ahora llegan los fusilamientos. Secuestrar un barco o un avión es crimen severamente punible en cualquier país del mundo, pero no se condena a muerte a los secuestradores, sobre todo teniendo en cuenta que no hubo víctimas. Cuba no ha ganado ninguna heroica batalla fusilando a esos tres hombres, pero sí ha perdido mi confianza, ha dañado mis esperanzas, ha defraudado mis ilusiones. Hasta aquí he llegado.

Octubre de 2003, Saramago, .- Yo no he roto con Cuba. Sigo siendo amigo de Cuba, pero me reservo el derecho de decir lo que pienso, y decirlo cuando entienda que debo decirlo.

Abril de 2005, Reuters.- Cuba recupera apoyo de Saramago y Galeano antes votación en ONU”. Junto a centenar y medio de personalidad, entre las que figuraban varios premios Nobel, Saramago firma un manifiesto de apoyo al Castrato donde, entre apologías y justificaciones, se lee que en la Isla “...no ha existido un solo caso de desaparición, tortura o ejecución extrajudicial y donde a pesar del bloqueo se han alcanzado índices de salud, educación y cultura reconocidos internacionalmente.

Junio de 2005, Universidad de La Habana.- Soy amigo de Cuba en cualquier circunstancia y lo he sido siempre.

Junio de 2005, Palacio del Segundo Cabo,- ...a pesar de que lo que dije entonces, con mucho dolor y sin querer romper definitivamente con Cuba, ha sido celebrado, manipulado, usado. Después se han dado cuenta que las cosas no iban por ahí y empezaron a aparecer versiones: Saramago está otra vez con Cuba y no sé qué. En fin, lo que importa es que estoy aquí, que soy amigo de Cuba y que la manipulación mediática no me quita el sueño. Tengo otras cosas que me quitan el sueño...

Pero como alrededor de Cuba se ha inventado todo ese aparato de calumnias, a mí no me sorprende nada que muchas personas lo ignoren. Hay una acción diabolizante, sistemática, que se reproduce por todos los medios posibles de la estructura de poder en el mundo, que intenta ocultar esa verdad obvia que ha rescatado Chomsky. Por lo que se dice continuamente pareciera que no tiene el mundo otro problema que Cuba, cuando esta isla no es uno de los países que más preocupaciones da a los habitantes del planeta. Más bien lo contrario. Cuba no es, y no ha sido nunca, un país de donde haya salido una acción terrorista. Cosa que no puede decir Estados Unidos...

26 comments:

Cristina García said...

Cuando yo leía con mucha candidez lo que me cayera en las manos, no me gustaba Saramago. Era una voz áspera, la suya.
Pasados los 20 años, únicamente me emocionaban los humoristas.
Ahora, con 40, detesto a los "intelectuales".
Saramago no es más que un viejo maligno que dejó de fastidiar esta tarde.
Gracias, Pomar.

Pedro C. R. said...

requiescat in pacem

Jorge A. Pomar said...

Qué va, Cristy, desde entonces han llovido más cartas abiertas que chaparrones tropicales. Todas ellas gestionadas por el mismo sibilino entramado de agentes provocadores que tú sabes. En todo caso, quienes sí corren considerable riesgo ahora mismo serían los cenca de 500 firmantes insulares de la contracarta. No conozco a la mayoría de ellos, pero han tenido la osadía de agarrar por los cuernos al toro diversionista.

A propósito, gracias por la información, Anónimn del 18/06/2010 14:01. En efecto, es una gran noticia, la mejor de los últimos meses, que Ariel Sigler Amaya se haya desmarcado de los 74 "ciudadanos" firmando esa contundente contracarta. Menos mal...

Estimado David Lago, leo en la red de Redes que entre los griegos de la Antigüedad se le llamaba "sicofante" al chivato que cobraba por denunciar a sus vecinos. Según la fuente que puedes consultar, "Fueron sicofantes, por ejemplo, los que acusaron a Sócrates de no creer en los dioses del Olimpo, delito que le costó la pena de muerte por ingestión de cicuta al padre de la filosofía griega". A mí me encanta la palabreja. Otrosí, si no yerro, es cierto que, por alguna razón desconocida para mí, el mataburro de la Real Academia de la Lengua y El Espasa no la recogen. Pero igual ocurre con numerosos vocablos y giros corrientes en el habla culta y popular...

Como acabo de consignar arriba, felizmente Ariel Sigler Amaya se ha parapetado justo en la trinchera opuesta a la de Fariña y sus instigadores y secuaces. Por lo demás, yo no me dedico a meter la mano en la candela sin pruebas por nadie. De hecho, si te tomas la molestia de hurgar retrospectivamente en este blog, comprobarás que no pocas veces ha sido este servidor el primero en promover a personajes que luego se viraron con ficha.

Simplemente, me limito a defender a todos opositores internos hasta que. por acción u omisión, demuestren no serlo. Igual, puesto que el ejemplo ha de empezar por casa, tolero aquí cuantas críticas se me hagan, descalificaciones, calumnias e improperios incluidos. Pero ni hablar de endiosar a ninguno a fuerza de prosopeya hagiográfica. Aunque muchos no quieran admitirlo, no corren precisamente tiempos heroicos en la Isla.

Finalmente, creo que, si algún reo beneficiado por una licencia extrapenal merece y necesita urgente traslado al extranjero, ése es Ariel. El resto de los licenciados extrapenales, suponiendo que realmente hayan estado presos, lo cual consta que no es el verdad en todos los casos, apenas cumplió un año tras las rejas y salió de ellas en condiciones tales que, qué sepamos, casi ninguno de esos veintitantos ha vuelto a ser hospitalizado o cesado en sus actividades.

En cambio, Ariel padece ostensiblemente de polineuritis degenerativa y requiere unas condiciones de convalecencia que no existen en la Isla para los comunes mortales. Si bien es cierto que sus parientes podrían enviarle desde Miami los medicamentos indispensables, él mismo ha expresado su deseo de abandonar el país. Lo cual, dada su extrema gravedad, es más que humano y comprensible. Amén de que el paso que acaba de dar al firmar esa contracarta constituye un peligroso desafío al régimen. La alternativa de quedarse equivaldría a prestarse involuntariamente para la misma falsa propaganda humanitaria que el Beato de La Chirusa. Y creo que eso no le cuadra ni a él mismo, ni a su familia ni a una oposición militante urgida de líderes creíbles...

Saludos a todos,

El Abicú

Anonymous said...

Recomiendo buen artículo de Víctor Gago sobre Saramago. NIC

http://blogs.libertaddigital.com/ld-libros/

Anonymous said...

Saramago, tronco de hp Stalinista, está bien muerto. Mejor así.

Anonymous said...

www.espaciolaical.org/contens/ind_main.htm

Anonymous said...

Lo expuesto por los panelistas promovió una amplia participación entre los asistentes, debate del que emergió con claridad la necesidad del diálogo entre cubanos, dentro y fuera de Cuba, y de una correcta metodología para implementarlo.

De esta joyita, el link arriba.

Anonymous said...

Para muchos Saramago habra sido un buen escritor, pero no era nada mas que un homosexual politicamente.

Isis said...

Querido Pomar,
excelente.
Le hago link en mi blog.
Saludos miles,
Isis

Anonymous said...

Si, mejor que S. sea historia.

Anonymous said...

Debe estar llegando al infierno

Cristina García said...

A estas alturas se deben estar preguntando en las altas esferas del gobierno de USA si los cubanos los habremos confundido con una tintorería. Es que súbitamente hemos pasado de no lavar los trapos sucios ni en casa a lavarlos en la sede del gobierno vecino.
Si, a pesar de lo anterior, los casi 500 han hecho bien en desenmascarar a los futuros gobernantes de Cuba desde ahora. No, no creo que corran ningún peligro (si no hacen nada más) Apuesto a que esa tercera carta, la masiva, o no se va a mencionar de nuevo para nada, o se va a usar por los que dirigen a todo el bando diversionista procomunista disidencial para descrédito colectivo como muestra de desunión y falta de causa común entre los "grupúsculos" al servicio de USA. A fin de cuentas, es a ese gobierno que todos les hacen las peticiones, del que todos esperan los gestos que pondrán fin al castrato.
Saludos.

Jorge A. Pomar said...

Así mismo es, Cristy, para que luego pululen los historiadores que gasten ríos de tinta tratando de probar cómo las Damas de Blanco, el Beato de La Chirusa, la Academia Blogger, Cuesta Morúa, Espinosa Chepe, Héctor Palacios y el resto de la guara retroprogre ya estaban a punto de tomar por asalto colombino el Palacio de la Revolución cuando los gringos les escamotearon la victoria en el último minuto.

Por suerte, con Obama en la Casa Blanca, no se repetirá de ningún modo el 98 y nuestros Roig de Leuchsenring del poscastrismo tendrán que seguir esperando su oportunidad. Otrosí, los 15 millones de fula puntualmente liberados por el Mesías Negro del Progrerío Rubio de Ojos Azules sólo servirán para acabar de jineterizar a la disidencia interna y externa...

Un abrazo,

El Abicú

Chiquitamala said...

Pomar , no te voy a linkear porque me caia mal este hombre y ya tiene bastante homenaje con haberse muerto.
ahora he leido lo que comentas sobre la carta y estoy de acuerdo

saludos

Cristina García said...

Con esa miopía tan suya, los 74 han apostado por el beso de Judas del Inútil en Jefe de USA a la "causa"
Si fueron más listos de lo que creen que son, se habrían enterado de que respaldar su posición con ese bueno-para-nada es un descrédito gratuito para ellos. Lo que menos le interesa al musulmán de la Casa Blanca es Cuba hasta que las elecciones estén más cerca. Entonces verá de qué lado sopla el viento para posicionarse. El timo que han intentado con esa rastrera cartica es otra mancha en sus nada limpios historiales que no les rendirá frutos si el musulmán sale del gobierno. Si, como todo parece indicar, acaba ganando con fraude el segundo período (Carolina del Sur es un ejemplo de las maravillas electorales demócratas, culpando a los del GOP, por supuesto) veremos a todos los firmantes dar gracias al cielo como si el Inútil los fuera a elevar al poder en Cuba.
Estos políticos contentos esperan justamente lo que parece más indecente, un pacto del gobierno de USA con el raulato que los ponga a ellos al mando, al menos hasta que se mueran los dos Castro. Ese sería el socialismo con rostro humano que sueñan los firmantes, que venderán a los cubanos como la mejor solución, el cambiar algo para que todo siga igual.
Las voces más prestigiosas del exilio no han dicho ni una palabra sobre la maniobra. ¿Por qué será?
Abrazos.

Pedro Rholax said...

El Granma, a fecha de anoche pero ya sábado, no le decidaba ni una letra. Así paga Cuba a los labebotas que un día critican la más mínima coma del Coma-andante, me dije, hoy no miré.
Saramargo decía que dios es malo, pero Caín Chávez y Fidel buenos. Lo único que siento es desentonar del coro de plañideros, por lo demás que lo lloren otros, Pomar.
Quizá no fuera el momento de expresar mi alegría por su hecho biológico (el que se vaya a ver si otros pueblos del universo reclaman su presencia) y menos de revelar mi opinión : era un escritor pésimo, plúmbeo e infumable. O quizá es el mejor momento porque luego nadie lo recordará.
Le acredito dos gestas muy buenas: afirma que la izquierda ni piensa ni razona ni actúa, y una cuando se plantó bonito en mi isla vecina amenzando con mudarse si no paraban de acosar a los negros.
Eso fue un flash de de humanidad y de lucidez.

Jorge A. Pomar said...

Gracias por el link, Isis. Uhmmm, Cristy, no me lo creo, por más que los por ti aludidos sueñen despiertos con esas dos zanahorias imaginarias. Por un lado, igual o más aún que el sublime manicero georgiano de los DD.HH (por cierto, Cuba ocupa ya la vicepresidencia del negociado correspondiente en la ONU), Obama tiene ya todas las papeletas para ser un presidente de un sola mandato.

Por el otro, en los valiosos archivos de Villa Marista los herederos de la Alta Gerontocracia, sean éstos quienes fueren, atesoran un meticuloso cuéntame-tu-vida de cada uno de esos forros del dominó disidencial. Con pelos y señales, informes, comprobantes de pago, fotos, vídeos, etc.

Sencillamente, les bastarñá con desengavetarlos a discreción para partirle las patas a cualquiera de esos demagogos pacotilleros que se le suban los humos a la cabeza y haga el mínimo ademán de salirse del guión elaboborado por sus demiurgos.

Incluso si se cumpliese la hipótesis más favorable a su porvenir poscastrista, su papel seguiría siendo de puros figurantes, marionetas de ventrílocuo. Si acaso, porque por la índole misma de la misión encomendada, son todos más bien material fusible que se va quemando con el uso.

Y como recién se ha empezado a ver con el fiasco de la Carta de los 74, ya sufrieron su primera incineración mediática perceptible. Tan evidente y escandalosa que hasta sus modosos idólatras de la TV miamense, siempre desesperados por salvar caras y muebles, están dando las primeras muestras de desconcierto y suspicacia. Así que por ese lado podemos dormir tranquilos...

Chiquitamala, acabo de dejarte un comentario en tu blog e incluirte en mi listado de enlaces abicueriles. Recomiendo aquí todos los comentaristas darse una vuelta por http://chiquitamala.blogspot.com/chiquitamala.blogspot.com/ para disfrutar de un inventario de los nuevos departamentos de atención a la disidencia leal creados por la DSE. ¡Sin desperdicios!

De acuerdo, Pedro Rholax, pero para gustos se han hecho colores: con la narrativa de Saramago, que tiene sus altibajos, me pasa lo mismo que con la de García Márquez o Carpentier. Por ejemplo, "Memorial del convento" me pareció un buen relato histórico, con buena prosa y su toque de real-maravilloso.

Además, como tú mismo admites, el viejo cascarrabias no carecía de contradicciones y poesía un cierto humor cínico apreciable en las citas. Desde luego, era sobre todo un embustero y un vividor, pero ¿cuántos clásicos contemporaneos están exentos de semejantes reproches?

Saludos,

El Abicú

Pedro Rholax said...

"Saramargo" era infumable, Carpentier denso ¡pero denso!. Gabo es genial, sin menospreciar a Vargas Llosa que demostró que si quiere le emula (trozos de La tia Julia y el escribidor) Gabo se lo curra, domina como muy pocos el arte de escribir, sin embargo, no pude con sus "putas buenas". Claro que, como tampoco tuve paciencia con La catedral del mar,tan venerada, parte del problema debo ser yo. No le tengo paciencia a lo predecible. Me avergüenzo de confesar que preferí a esa El código da Vinci...
Un saludo.

Anonymous said...

el diálogo Iglesia-Estado ha alcanzado un punto ‘‘cualitativamente nuevo'' y es resultado de "un proceso de construcción de confianza'', en medio de un "contexto de política interna'' que se ha hecho más ‘‘diverso''.

A propósito del tema, Juan de Dios Hernández, obispo auxiliar de La Habana, indicó que en las negociaciones con el Gobierno los representantes católicos han hablado "con toda libertad'' y sin "resistencia'', al tiempo que ha habido "coincidencias''.

Afirmó que se trata de un proceso del cual ya se van viendo "resultados graduales, progresivos''

www.elnuevoherald.com/2010/06/19/746819/expertos-debaten-sobre-posibilidad.html#ixzz0rMpqJ6lH
Saludos
Syracuse

Anonymous said...

Vendo MingoDream

www.dogclothingapparel.com/ZenCart/images/mingo.jpg

Cristina García said...

Jorge, me parece que estamos hablando de dos aspectos distintos de los 74 firmantes de la carta. Te decía lo que parecen estar tramando de acuerdo a lo que llevan haciendo desde hace buen tiempo. Lo que tú dices es lo que sucederá realmente con casi todos ellos a manos de sus promotores.
Hay un núcleo reducido que, jugando con habilidad sus naipes, pueden ocupar puesto claves en el castrismo sin Castro del futuro. Vamos a darles tiempo y vas a ver como se deslindan las posiciones y afloran los elegidos. Los demás son solamente figurantes. Ahora mismo hay 3 nombres que ya se destacan dentro del grupo, y no son precisamente los líderes. Varemos.
Abrazos.

Anonymous said...

Ya no eres cándida, ahora estás oxidada.La próxima vez que descalifiques a alguien intenta colocar argumentos encima de tu mierda.Sería un ejercicio muy sano aunque dudo mucho que la mierda te permita mirar un metro más alla de donde tu ceguera te permite
Aprende a leer demonio del mundo, hay demasiados como tu, Ese es el problema

Anonymous said...

Disculpa,. era para ti Cristina GArcía, para ti y para todos los que se alegran de la muerte de un hombre que su mayor "pecado" fue dar otra opinión.Eso que a sus detractores , la mayoria hijos de Dios, son incapaces de soportar porque no soportan que se les cuestione su chiringuito.
La intolerancia de los mediocres.Que se le va a hacer, que Dios les perdone, cosa que dudo porque no existe.Pero en fin, de la esperanza y la mentira vive el hombre.Ese es el camino trazado para los imbeciles.Os lo mereceis

Yiyo Duro said...

No, no. No son mediocres, son mierdocres.

Anonymous said...

Los dos de arriba, periquillos del amor, monologadores del espejo y Alicios Alisios de ellos mesmos.
Saludos a tos!
Oxiuro C.C.

Zoé Valdés said...

Castrista y comparó a Israel con la Alemania Nazi, o sea, antisemita.