Friday, 30 April 2010

¿Adiós a Martha Beatriz, el “último mohicano” de la subversión liberal-conservadora en la Isla?

René Gómez Manzano: “¡Estamos ganando no sólo esta batalla: estamos ganando la guerra!”

Por Jorge A. Pomar, Colonia

¡Siá, cará! Otro más que siente vibraciones de ultratumba. Pero, Charlie, aparte de la trajinada (pinche AQUÍ para leer en el blog Zoé Valdés el post inspirador de esta abstrusa descarga abicueril) que le das a nuestro delirante diplocatastrofista cubanoamericano en la capital azteca, has hecho algo de lo más saludable: insistir en develar las causas económicas de la solidaridad regional con el Castrato. A nivel global ocurre algo similar: por más que finjan todo lo contrario de cara a la galería caritativa, las potencias industriales no están seriamente interesadas en promover el surgimiento de fuertes competidores del Tercer Mundo.

Por otra parte, tales logros nacionales contrarían los mantras del progrerío, ya que únicamente el anatematizado “turbocapitalismo neoliberal” ha sido capaz de obrar Semejantes “milagros económicos” tercermundistas en el breve lapso de un par de décadas. Lo mismo en Alemania (Federal) y Japón, países desarrollados antes de la Segunda Guerra Mundial, que en la China de Mao y el Vietnam de Ho Chi Minh, que estaban ambos muy lejos de serlo. Es una regla de hierro que, desgraciadamente para todos los ecologetas y revolucionarios de café, no admite excepciones.

Por otro lado, el despegue de un país retrasado presupone dolorosos reajustes a la competencia extranjera, provocando reacciones psicológicas desfavorables. Fenómeno ya visto a fines del siglo XIX con el incontenible ascenso de Estados Unidos a la primacía mundial, y repetido un siglo después, a partir de los años 90, con el auge del populoso Reino del Medio: cuando millones de chinos perecían de hambre cada año bajo el Gran Timonel por falta de una bola de arroz, los estudiantes del mayo del 68 enarbolaban su efigie –junto con la del Che Guevara-- en contra del estado del bienestar europeo.

En cambio, ahora que a los “narras” (chinos) les sobran Oryza sativa y mercaderías baratas para inundar todos los mercados del Viejo Continente, esa misma generación en el poder se regodea en no dejarle un pelo sano en la cabeza a los mandarines actuales. Desde luego, sólo de diente para fuera (como demuestra su en apariencia contradictoria condescendencia con el Castrato y otros regímenes despóticos), puesto que detrás del boom chino está la indeseable fuga masiva de capitales hacia el gigante asiático. Cuyas gigantescas exportaciones a bajo precio ciertamente representan una competencia desleal para las industrias locales pero, a la vez, reducen el costo de la vida del proletariado, apuntalando al estado del bienestar en crisis.

En parte atendiendo a esa misma lógica egoísta, Francia (Mitterand) e Inglaterra (Thatcher) pusieron rodilla en tierra contra la reunificación alemana: la caída del Muro de Berlín y el subsiguiente desplome del Bloque Soviético les abrían nuevos mercados de exportación, pero no sólo de bienes industriales sino sobre todo de capitales.

Esa dialéctica perversa explica también la oposición de la administración Obama a unos tratados comerciales con países latinoamericanos que afectan a corto plazo a los agricultores norteamericanos y, a la larga, también a la industria local. Y más aún a los poderosos sindicatos del ramo, que también por esa razón apoyan al Mesías Negro. El resto es el clásico enredo de las lenguas dentro de esa Babel de las buenas intenciones retroprogres donde residen también nuestros anticastristas ultramoderados...
[Cuadro: Pieter Brueghel el Viejo, Torre de Babel, óleo sobre tabla, 1563, Museo de Historia del Arte, Viena.]

De donde se desprende el siguiente corolario: el desarrollo neoliberal del Tercer Mundo echaría abajo la hegemonía del Primero. De esa guisa, aquí les va una pregunta cínico-retórica: ¿Qué conviene más a las potencias turísticas de la ribera norte del Mediterráneo: las bombas de Al Qaida y el atraso inherente a los fundamentalismos islámicos o, al contrario, un deslinde entre política y religión con el consiguiente fortalecimiento del estado y la seguridad pública, por un lado, y el repunte del turismo de masas? No es difícil imaginar lo que sucedería: a la quiebra griega se añadirían las de Italia, Portugal y España que, según pronósticos serios, ya estarían a punto de producirse, arrastrando consigo a Alemania, Francia, Inglaterra, Holanda...

Entretanto, nuestros líderes opositores siguen discurseando como si todavía creyesen a pies juntillas en las monsergas retroprogres acerca de la bondad humana. Como bien has subrayado, Charlie, por analogía nuestros vecinos de América Central y Sudamérica temen cualquier apertura neoliberal en la Isla, incluso a la Deng Xiaoping. De ahí que --como máximo si no es viable mantener el statu quo-- sus gobiernos favorezcan por todos los medios forales a su alcance el tránsito a un "socialismo con rostro humano" lo bastante ruinoso como para que un aplastante polo turístico Habana-Miami no relegue a un segundo plano a sus balnearios.

A ver si todos esos ilusos, que no se cansan de hablar de "mundo civilizado", "derechos humanos", premios internacionales para estimular a la disidencia, paz y amor, diálogo a ultranza, concordia social, reconciliación nacional, socialismo democrático y demás globos de Cantoya, acaban de abrir los ojos para darse cuenta de que la tragicomedia criolla es eminentemente político-económica. O sea, no tanto de "reformas estructurales" y migajas civiles sino de tránsito al pluripartidismo y la economía de mercado capitalista. En resumen, de cambio de régimen y gobierno.

Recalcando el mensaje: pese a todos sus adelantos, el mundo moderno también se rige por el principio del toma-y-daca. Nadie regala nada, y pocos estadistas están más interesados en los derechos humanos ajenos que en las ganancias propias. Por cierto, aunque justa e injustamente mal valorado entre nosotros debido a nuestro contumaz afán idealista, en eso Lula, que conoce mejor que ningún otro mandatario las mugres del paño geopolítico, es el campeón absoluto exactamente en esa implacable disciplina deportiva llamada Real-Politik que nuestros dirigentes y comunicadores de la Isla y la Diáspora tanto se empeñan en desconocer. Con su acostumbrada euforia triunfalista inasequible a las evidencias en contrario que rezuma en el alarde de abajo:

René Gómez Manzano, “La guerra que estamos ganando”, Cubanet.org, 30-04-2010.- También les parece una enormidad que los hombres y mujeres de buena voluntad sientan admiración —y lo manifiesten— por luchadores pacíficos que demuestran no estar dispuestos a matar por sus ideales, pero sí a morir por ellos. Como Orlando Zapata antes, y como el Coco Fariñas y Félix Bonne ahora… Si esa es la índole de la Batalla de Ideas que está librando en estos momentos el régimen, entonces los demócratas cubanos podemos exclamar con absoluta certeza: ¡Estamos ganando no sólo esta batalla: estamos ganando la guerra!

Habría que ser ciego de los que no quieren ver para ignorar la realidad, objetiva y subjetiva, de que a día de hoy el tricky goldfish of the Human Rights (obsequio del vendedor de cacahuetes georgiano James Earl Carter a fines de los años 70) está más bien tocando el fondo del acuario castrista. A saber, porque a ojos vistas el raudo crecimiento cuantitativo de la oposición coincide con una galopante pérdida de calidad subversiva. De hecho, a todos los efectos prácticos, ha dejado de ser el movimiento anticastrista plural para transmutarse en un club socialista-democrático de carácter benéfico, mendicante, que cifra todas sus esperanzas de cambio en el tránsito pacífico del Castrato al Raulato y en el supuesto influjo de la opinión pública de ese “mundo civilizado” cuyas prioridades acabamos de describir más arriba.

Todo lo demás, si no es ya franca sicofancia, en el mejor de los casos tampoco pasa de ceguera voluntarista o mero tacticismo acomodaticio, cuasi jineteril, porque a nadie se le escapa que esa unánime apuesta dialoguera y pacifista del liderazgo opositor es requisito indispensable no sólo para escapar a las represalias de la Seguridad del Estado sino también para tener opción a los subsidios extranjeros. Medios que se convierten en fines. Por eso hemos acabado pidiendo agua por señas, mendigando, a porfía con el gobierno, piedades supuestamente redentoras: condenas verbales al régimen, suvenciones en dólares, premios pecuniarios para la oposición... Eso a un Occidente en crisis, más bien equidistante y enviciado a la pantomima de hacer catarsis a fuerza de interesados gestos caritativos.

Peor aún: el problema de esos “demócratas cubanos”, entre quienes se incluye el autor de la cita, estriba en que hace tiempo que en la práctica dejaron de comportarse como tales, proscribiendo entre sí el debate abierto, la crítica y la autocrítica, el sentido común y del humor, y hasta el mero instinto de conservación grupal. A favor de la intriga, el juego de codos, el patrioterismo (ahora milagrero gracias al Beato de La Chirusa) y sobre todo la manía del secretismo.

No cabe duda de que ese tabú ancestral de lavar los trapos sucios en casa facilita enormemente la inmunidad de los agentes provocadores. En la vida real, “el silencio que ha tenido que ser” (Martí), que tanto nos ha ayudado ya a abarrotar los panteones de héroes y mártires en la Isla, sólo lo es para ellos mismos y sus correligionarios del exilio militante, que siempre estamos detrás del palo.

Mientras que los oficiales de la Seguridad del Estado, en cuyos archivos figura un detallado
Who is Who entre la disidencia, lo saben todo al dedillo de antemano. Tanto más que sólo los propios interrogados pueden dar fe de lo conversado y/o acordado a cuatro ojos en Villa Marista con sus interrogadores. [Cuadro: Pieter Brueghel el Viejo, El triunfo de la Muerte, óleo sobre tabla, 1562, Museo del Prado, Madrid.]

Pruebas al canto a modo de ejemplo: Martha Beatriz Roque Cabello, el último de los mohicanos de la subversión liberal-conservadora en la Isla, ya tiene pasaporte español. A estas horas debe de estar a la espera del resultado de los trámites para conseguir la ansiada “Tarjeta Blanca” (permiso de salida oficial). Como se recordará, con la ayuda de René Gómez Manzano, Vladimiro Roca y Félix Bonne Carcassés fue ella quien presidió aquel memorable congreso del 20 de mayo de 2005, saludado urbe y orbe por George W. Bush. Fue el evento más sonado en toda la historia de la disidencia interna hasta la fecha.

Carmen Muñoz, “Salir de Cuba… para volver”, ABC 25-04-2010.- … «Yo no me voy para siempre. De Cuba se tienen que ir los hermanos Castro, que son los dictadores, no yo que estoy buscando la libertad y la democracia»… para no «contaminar» a las demás presas de la cárcel de Manto Negro --a las afueras de La Habana--, que «me consideraban una persona decente, con ideas e inteligente», las autoridades la «aislaron» en un cuarto de una «casa de contactos» del Ministerio del Interior. «Es una vivienda donde los funcionarios tienen sus reuniones y entrevistas», matiza. El día de la visita, a sus familiares «les obligaban a agacharse en el vehículo oficial en el que les llevaban a verme para que no supieran donde quedaba la casa»… La «mercenaria», como la califica el régimen, recibió además «golpes de todos los colores»… Después de su nueva detención el 18 de marzo de 2003 --la única mujer condenada del Grupo de los 75--, fue excarcelada año y medio después con licencia extrapenal por razones de salud.

Como hacen sin falta con todas las concertaciones anticastristas que cruzan la raya roja y, por alguna falla de inteligencia, han escapado a la labor de zapa de sus ubicuos agentes, los sabuesos de nuestra Gestapo-KGW se las aplicaron todas al grupo, hasta disgregarlo a fuerza de presiones, amenazas, chismes, compromisos y chantajes de todo tipo. Pues bien, visto que ninguno de los involucrados, atentos al riguroso voto de silencio imperante, abrió su boca para aclarar los hechos, sólo nos hemos ido enterando a retazos, por deducción especulativa, de la índole de las discordias internas que a la postre dieron al traste con la unidad de aquel grupo ejemplar. (De ahí, tal vez ese persistente rictus de angustia y despecho que creo distinguir en tantas instantáneas posteriores de Martha Beatriz.)

Amén de no haberlos vuelto a ver actuar juntos, hasta las revelaciones implícitas en la citada entrevista, intuíamos --por sus actos, compañas y escritos-- que por alguna razón de peso René y Félix ya no congeniaban con ella. A diferencia del alto mando del MININT, que a buen seguro conocía el intríngulis de aquellas discordias con pelos y señales. Desde el principio, pues parta y arte han de haber tenido en la implosión del grupo. Ahora es de suponer que se hayan sacado de la manga algún que otro haz de triunfo publicitario (por ejemplo, fotos y vídeos tomadas durante el cautiverio) a fin de neutralizar a Martha Beatriz durante su inminente exilio, forzándola a poner el parche antes que salga la llaga en su entrevista con la reportera del ABC.

Yo no albergo la menor duda acerca de la honestidad de Martha Beatriz, enferma y quizás cansada de arar en el mar de sargazos miméticos del diversionismo castrista. La defendí siempre y --salvo que no se mantenga en sus trece liberales una vez fuera de la Isla—la seguiré defendiendo aquí a capa y espada. De hecho, entre todos los disidentes que conozco es ella, figura emblemática de la oposición interna que además siempre ha llevado una vida ardua, diáfana y humilde entre poco más de cuatro paredes, quien me inspira la mayor confianza.

Pero, si por fin las autoridades deciden tenderle el puente de planta, por su bien y el nuestro debería contarnos el resto de su abultado expediente de acosos, chantajes, vejaciones y cautiverios. Toda la verdad, sin cortapisas. Caiga quien caiga. Aunque sólo sea para hacer catarsis y desmitificar todas esas historietas de falsos martirologios y heroísmos que no se cansan de tejer nuestros histriones de la resistencia. Qué hay detrás, por ejemplo, de las “licencias extrapenales”. [Cuadro: Pieter Brueghel el Viejo, El combate entre don Carnaval y doña Cuaresma, óleo sobre tabla, 1559, Museo de Historia del Arte, Viena.]

Qué se rumora sobre las “duras condiciones” de cautiverio de ciertos presuntos reos prominentes de la Primavera Negra (Héctor Maseda, por ejemplo, ese esposo de la Pollán que, según su correspondencia carcelaria AQUÍ, ha renunciado a más de dos años de visitas conyugales con su "bella Afrodita" epistolar). Cómo se gestan las cartas abiertas. Qué piensa de la Academia Blogger, de las “portavoces” de las Damas de Blanco. Por cuáles misteriosos criterios se escoge a las Damas de Apoyo. Por qué ni unas ni otras han vuelto a mencionar el nombre de Reina Luisa Tamayo desde que se marchó a Banes...

Cuáles ayudas, si alguna, reciben las madres y esposas de prisioneros políticos que no forman parte del grupo selecto de los 75 condenados de la Primavera Negra, o bien, no firmaron ninguna de las cartas abiertas redactadas por Espinosa Chepe y sus adláteres. Qué hay detrás de la interminable huelga “de hambre y sed” de Fariñas. Quién es quién en Cubanet y el resto proliferante de las tales "agencias de prensa independientes".

Caso de no hacerlo, de no hablar claro desde su arribo al aeropuerto madrileño de Barajas, de dejarse cooptar o guardar silencio como tantos otros con tal de no complicarse la existencia exiliar, sin duda esta prestigiosa veterana del liderazgo opositor será acogida con los brazos abiertos por los representantes plenipotenciarios mutuamente designados de la Diáspora. Pero tendría que bajar la cerviz y, aún así, jamás se libraría, por un lado, del chantaje oficial y, por el otro, tampoco de esas conjeturas malevolentes de nuestro "pedregoso exilio" (Belkis Cuza Malé) que, según me consta, han acabado por acomplejar y convertir en figurines o en, literalmente, zombis exiliares a más de un fugitivo prominente.

La súbita partida de Martha Beatriz, aquejada de dolencias graves --amén de obstinada de tanto lidiar con déspotas, polizontes, sicofantes, capitanes arañas, demagogos, trepadores, envidiosos, leguleyos y cambiacasacas--, equivale poco menos que al canto de cisne de la subversión liberal-conservadora en la Isla. Las quintas columnas, capitaneadas por los Cuesta Morúa, Espinosa Chepe, Héctor Palacios, Yoani Sánchez, Laura Pollán, plus un exuberante etcétera de farsantes y agentes provocadores, quedan al fin como dueñas absolutas de la plaza contestataria.

De convidados de piedra o informantes de fila --con frecuencia tolerados a sabiendas para evitar represalias-- en los salones disidentes
hasta fines de los años 90, fueron pasando subrepticiamente a mayorear, copando a día de hoy los puestos dirigentes. A lo cual se sobreañade una verdadera inundación de flamantes entidades de tapadera que, a raíz del traspaso provisional de poderes en el 2006, empezaron a brotar como hongos en el caldo de cultivo favorable del afán protagónico, la rebatiña por los premios y subdisios extranjeros, el amacrónico, hilarante y espurio discurso sacrificial...

Y lo que es mucho peor, fatídico: la consiguiente falta de confianza, comunicación y transparencia entre las filas disidentes; esa hipersensibilidad a la crítica (debida a la circunstancia de que todos se tienen a sí mismos por intocables), que contrasta con el hábito de simular armonías (la etiqueta y el buen tono son de rigor, igual que en el exilio) inexistentes ante cámaras y micrófonos. En el fondo, nunca se discute nada, a no ser los mismos tópicos gastados de siempre.

En suma, un endemoniado ambiente de terror policial, opacidad, viboreo, desconfianza y suspicacias mutuas en el que cualquier anticastrista radical estaría más perdido al abrir la boca que en una asamblea del Poder Popular o los Comités de Defensa de la Revolución. En realidad, los capitostes de esas nuevas falanges socialistas-democráticas no clasifican ni siquiera como lo que se conoce dentro del Partido por compañeros "conflictivos". Lo asegura mi Alter Ego, que fue secretario ideológico de un núcleo intelectual del PCC durante varios años...

Misión especial de esa prolífica, vociferante seudodisidencia de nuevo cuño:
a fuerza de teques pacifistas y promesas unilaterales de borrón y cuenta nueva a los verdugos de la Alta Nomenclatura --no así a la morralla de represores de a pie que hacen el papel de extras en los performances audiovisuales protagonizados por los nuevos héroes y mártires epónimos de la Patria Posfidelista; ésos son chivos expiatorios futuribles contra quienes corre ya una entusiasta campaña de requisitorias en la Red de Redes con fotogramas tomados por camarógrafos de o autorizados por la Seguridad del Estado-- auxiliar al gobierno en su agónica desazón por conjurar, probables confabulaciones entre la "mayoría silenciosa" y putschistas incógnitos agazapados en el seno de las sobredimensionadas y, por ende, nunca del todo controlables Fuerzas Armadas Revolucionarias.

La cúpula gobernante, que de cara a las peligrosas turbulencias del posfidelismo hace muy bien en no fíarse ni de su propia sombra (gracias a esa paranoia preventiva le saca una ventaja decisiva a una oposición cundida de agentes provocadores que, no obstante, ha abolido por completo en sus variopintas filas el sano principio de la duda sistemática), debe de tener poderosas razones para sospechar que algunos oficiales con mando de tropas podrían estar a la espera de coyunturas propicias generadas por el inexorable, cada vez más inminente, azaroso y temido desenlace biológico.

Las trágicas imprudencias del general Ochoa y los gemelos De la Guardia, torpes aprendices de conspiradores vergonzantes (en su fuero interno, aún no había roto sus lazos de identidad y gratitud con el clan de Birán) fusilados el 12 de julio del 89 (contra la voluntad de "nuestro pueblo", según admitió en público el propio Fidel Castro) por hablar más de la cuenta, deben de haberles enseñado a ser más cautelosos. [Cuadro: Sandro Botticelli, Rebelión contra la ley de Moisés, fresco de la Capilla Sixtina, 1482, Roma.]

Sobran razones comunes de peso, pues, para temer al estallido de una rebelión cívico-militar cuyos líderes prescindirían de una oposición indigna de ese nombre. La guinda al pastel de la victoria del colaboracionismo --que, como ya hemos visto al principio de este post, apuesta en balde a la carta trucada de la solidaridad internacional-- nos la insinúan ya, festinadamente a nombre de toda la Cubanidad, los 88 firmantes del patético “Llamado de la Patria", con su grandilocuente, decimonónica retórica escolar, acaban de lanzar de esa oblicua manera la candidatura del Beato de La Chirusa al cargo de Gurú Supremo de la oposición leal. Nada que, según nos anuncia Gómez Manzano, si los suburbios y los cuarteles no echan a perder el sueño dorado de la disidencia leal, ya se ve de qué callada manera “¡Estamos ganando no sólo esta batalla: estamos ganando la guerra!” De calle, ¿verdad que sí, amigo Charlie?

24 comments:

Tula said...

?Es un hecho o una suposicion elexilio de Martha Beatriz?

Cristina García said...

Como no deberá ser menos que los demás, a mal tiempo MBR, de exiliarse, guardará un impenetrable silencio sobre las suciedades de la oposición cubana. De contarlas tal como han sido, se ganará el odio de los involucrados y del exilio en pleno, más interesado en el parecer que en el ser. Es ese instinto de "portarse como un hombre" el que le coserá la lengua. La prueba de esa visión de la crítica, de la oposición y de la autocrítica la dio en el célebre intercambio de hace un tiempo con la periodista que se atrevió a cuestionar la efectividad de la disidencia. El caudillismo, el "yo me he ganado", que la pondrá a salvo de "dudas", la callará por mal entendida lealtad. Y MBR es, como tú dices, la (pen)última conservadora de algún tino dentro del pantano opositor. El suspiro de alivio de más de tres rosáceos contestatarios insulares con la partida de MBR se escuchará desde lejos. No sienten que deban temer por sus bajezas.
Cuando asegura ese enardecido Manzano que están ganando la guerra, no se equivoca. Hace tiempo que esa oposición visible, la que simboliza Fariñas, la que es una vergüenza por entreguista y falsa, ganó la guerra a la oposición de la masa amedrentada y hambrienta que dicen representar. En cuanto al gobierno, ese es el rival que se respeta, precisamente porque no los respeta a ellos.
Gracias, Pomar.

Anonymous said...

gracias

Reflexiones de Chocolatico Pérez said...

Nuestro vino es mierda, pero es nuestro vino. Si queremos una Oposición real, correcta, inmaculada, tenemos que hacerla nosotros mismos.


Saludos.

Cristina García said...

Y si no queremos, o podemos, hacerla nosotros mismos, ¿debemos bendecir una oposición irreal, incorrecta, maculada?
Lo de maculada sería lo único bueno que se podría decir de cualquier cosa hecha por las personas. Que sea, o se pretenda, inmaculada es el primer síntoma de la pudrición del intento desde su mismo comienzo.
¿Para qué sirve una oposición irreal? Para apoyar lo mismo que dice combatir, para desmoralizar con su caciquismo cuatrero, correteando detrás de las ayudas internacionales para sus personas y no para aumentar el peso de su lucha, a los indígenas de la tribu. Sirve también para que prosperen a su sombra los traidores, los infiltrados del enemigo y los simples vividores.
Después de un sonado escándalo de infiltración y delación de un grupo opositor por parte del gobierno, tuve la posiblidad de hablar con una persona presente en los hecho, quien me aseguró que "ellos sabían quién había sido el chivato". Nada hicieron para desenmascararlo. Ese no fue nunca el objetivo después de la traición. Les bastó con "saberlo" ellos. Todavía debe andar por ahí, ganándose su sustento dentro y fuera del grupo, recibiendo los beneficios que ser del grupo otorga y los de la paga gubernamental.
Una oposición que no sabe ni siquiera qué hacer con un enemigo dentro de sus filas es una farsa, una vergüenza que no merece llamarse oposición.
Saludos.

Anonymous said...

El gobierno autorizó a las damas de blanco a marchar por donde quisieran en la habana y laura pollan "escogió" marchar por quinta avenida, un sitio bien lejos de la plebe susceptible de armar bateos.que mujer tan "inteligente" dios mio.

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Gobierno/cubano/compromete/Iglesia/catolica/permitir/marchas/Damas/Blanco/elpepuint/20100502elpepuint_8/Tes

Anonymous said...

este es el vinculo de la noticia sobre las damas de blanco y la autorizacion a marchar:

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Gobierno/cubano/compromete/Iglesia/catolica/permitir/marchas/Damas/Blanco/elpepuint/20100502elpepuint_8/Tes

Lazaro Gonzalez said...

suvenciones en dólares/ Gestapo-KGW/ Pero, si por fin las autoridades deciden tenderle el puente de planta

mi estimado abicu, en cuba los oficiales inquietos no mandan tropas. raul sustituyo a todos los jefes de ejercitos y de las principales unidades que habian sido nombrados por fidel para poner a los que le agradecieran el cargo, siempre convenientemente controlados hasta en el papel sanitario que usan.

un ejemplo la um 6242 que es una division reforzada que tienen como primera mision la defensa de los puntos cero y uno no se subordina al ejercito occidental ni a tropas especiales, se subordina al 4to piso del minfar.

los que tienen tropas bajo su mando tambien tienen acciones convenientemente acreditadas por el yernisimo.

igual que tu rompo espadas por martha, pero la martha que vemos hoy lamentablemente no es la misma de hace unos anos, hoy ya no es una lider, sino una periodista independiente. lo que ha sufrido lo conocemos, pero ha sido neutralizada como lider politico y su dramatico y heroico ayuno es la mejor prueba.

Anonymous said...

100% con Cristina.

ave de paso

Lazaro Gonzalez said...

no hay solucion biologica, hay sucesion, probablemente en la conferencia nacional nos presentaran al putin.

Charlie Bravo said...

Gracias, Abicu, por la cita y la pregunta final.
Como esceptico que soy, por la experiencia sera, los triunfalismos y optimismos me dan solo material para esbozar una sonrisa. No veo causas validas para tales optimismos, y lo que es el triunfalismo me recordara siempre el tan rechazado lenguaje del Granma y el Noticiero Nacional de Television!

Jorge A. Pomar said...

Gracias a todos, plus disculpas por la demora en contestar los últimos comentarios del post anterior. Tula, no sé si te habrás percatdo de que la cita de Marhta Beatriz incluye un enlace con el diario ABC, donde aparece un resumen de la entrevista de marras.

Cristy, no tengo palabras para expresarte mi gratitud por el honor y la distinción que le haces a este blog. En efecto, El Abicú Liberal ha asumido a conciencia el ingrato y baldío pero --visto que la falsa unanimidad antibatistiana fue la causa principal del incontenible ascenso del Magno Paciente al poder omnímodo-- saludable papel de Laoconte en la blogósfera exiliar. Igual eres una perfecta Casandra.

Se me antoja que ya es otra vez demasiado tarde para tratar de evitar lo peor nadando contra la corrient. Pero, amén del inmenso placer que desde niño me ha causado contrariar a las mayorías, mi vocación de oveja negra judeo-yoruba (nunca fui bautizado) no admite alternativas. A propósito, habida cuenta de la importancia que ha cobrado la metafísica en la Cubanidad, pienso abordar el tema desde un punto de vista personal en un post ad hoc que te deberá a ti la inspiración. De hecho, el borrador ya está casi listo...

Realismo y menos prosopopeya antediluviana, Chocolatico Pérez, es justo lo que le propone mi Alter Ego a toda la oposición. A saber, porque el exceso de mitos sacrificiales y panegíricos hagiográficos a los mambises fue la causa de que unos veinte años después la primera generación republicana no reconociera a los héroes y mártires epónimos de la indepedendencia (consagrados en los monumentos y manuales escolares de la época) en aquellos corruptos, camajanescos "generales y doctores" de la novela homónima (1920) de Carlos Loveira.

No contentos con la evidencia de la repetición de aquel autoengaño colectivo (de factura académica e intelectual) en el 59, esta vez con menos elementos de juicio que nunca antes, volvemos a insistir en el error de glorificar a personajes de carne y hueso (piltrafa y ternilla, sería el doblete más adecuado en la mayoría de los casos) cuyas fallas humanas, alabeos doctrinarios, farsas performáticas y promiscuidades con el régimen saltan cada vez más a la vista. Por lo que me concierne, en general detesto a los héroes y mártires. No sé si tanto más cuando son reales o cuando son ficticios. De ahí que prefiera a los hijos de vecina...

(Cont...)

Saludos a todos,

El Abicú

Cristina García said...

Muy gracioso lo de Casandra. Anticipo que nos vamos a batir en el post que anuncias por cosas de poco momento.
Un abrazo.

Anonymous said...

Diccionario Cubista definición:
Pesimista: Persona bien informada.

Tula said...

Abicu:

Gracias por contestar. Lei el articulo en ABC, en el que Martha Beatriz habla de volver, incluso de que en su caso quiza el gobierno de Cuba no la auotorice a salir aunque fuera de forma permanente. Eso es lo que entendi, aunque claro se puede llegar a la conclusion de que se va para no volver. Ojala lo haga.

Y quiza no entendi bien el articulo, pase mucho tiempo entre los arrecifes y tengo el sindrome del efecto postraumatico.

Gracias por refrescarnos y gracias a Cristina por ponernos los pies en la tierra.

Y la mejor suerte para Martha Beatriz Roque Cabello.

Anonymous said...

hmmmnnn...

Teresa Cruz said...

¡Siá, Cará! Gracias, Abicú por reconocer públicamente lo que muchos hemos visto y vemos en Martha Beatriz.
Y por comentar la trascendencia de la Asamblea de aquel 20 de Mayo de 2005.

Teresa Cruz

Anonymous said...

Herr Perez, no dejan que te destaques, arremete allí duro compadre.

Anonymous said...

La única solución sabia y posible:

Me voy pal Yuma
www.youtube.com/watch?v=nlQE8s6fWsU&feature=related

Anonymous said...

razones
www.youtube.com/watch?v=7HpUs0bp5xQ&feature=related

Anonymous said...

Hay mas fe en una honrada duda que en la mayoria de las creencias, dijo un sabio.

longina said...

Nuestro vino sera todo lo nuestro que queramos, pero es una mierda

Anonymous said...

Olvido. Sr. Gonzalez: De ser asi, ha hecho lo imposible y es la gestadora del aumento cuantitativo de la oposicion y mil cosas mas.

Ya hizo historia y hara de nuevo.

Con afecto.

Teresa Cruz

Tula said...

Abicú:

Se rumora por ahí-los cubanos reciclamos los comentarios-que a Martha el gobierno no la deja salir.

Estamos a la espera de su próximo post
pues quizá la visita del funcionario del Vaticano-dizque Canciller-logre la liberación de algunos presos y cese la huelga del hijo de La Chirusa.

Díganos cuál es el meollo de toda esta trama.

Ojalá que Dios favorezca a Martha y su salud mejore. La tiranía lo que quiere es que ella se haga polvo.