Monday, 12 October 2009

Diploma abicueril para el caricaturista Alfredo Pong

Sine pecunia por falta de fondos pero suma con loas en empatía y coraje

Por Jorge A. Pomar, Colonia

A petición expresa del Abicú y su Alter Ego, el caricaturista ha prometido suplir en breve la falta de la imagen correspondiente a aquel chiste de los albores del Período Especial sobre el avispado acuarelista criollo que, según una de las cuchufletas más reídas a la sazón, había ganado, por aclamación del jurado en pleno puesto de pie, un concurso mundial del giro pintando un famélico trasero clausurado por densa telaraña. Con su artrópodo patiseco colgando y todo...

Es el caso que nos urgía un buen diseño alusivo a la crónica falta de "jama" en la Isla y sus cayos adyacentes para amenizar un post que --ahora que el Hermanísimo se propone relegar al museo de la penuria a los comedores obreros junto con la libreta de abastecimiento arando con bueyes y reduciendo un 20 por ciento de las importaciones-- hace rato tenemos en mente con el propósito de llevarle la contraria al gobierno demostrando, a la luz del Milagro Económico de la RFA en 1948 y los disturbios en la RDA, la antítesis.

A saber, que para que el cubano de a pie produzca más es preciso que el Estado empiece por hacer una gigantesca inversión a fin de volver a abarrotar las vidrieras y estanterías de la Isla con todas las mercaderías en falta desde hace medio siglo. No al revés, como pretenden Raúl Castro y sus tecnócratas castrenses. En el Berlín amotinado del 17 de junio del 53 al régimen de Walter Ulbricht no le sirvieron de mucho las cremalleras de los T-34 del Ejército Rojo. Al final, no queó más remedio que bajar las normas laborales, detonantes de la protesta, colmar todas las tiendas y bajar los precios...

Única forma humana de que reaparezcan motivos irresistibles para doblar el lomo y desaparezca como por arte de magia el mercado negro. Visto que producir más es una premisa necesaria, pero no suficiente para acceder al "capitalismo sui géneris" a la cubana que ansía Yoani Sánchez (pinche sobre el nombre del diario para que aprecie la claridad, precisión, coherencia y vergüenza que se gasta también ella a todo lo largo de su entrevista de ayer con el periodista Juan Manuel Cao en El Nuevo Herald, 12-10-2009; prueba fehaciente de que la chica de Generación Y es inmune a los efluvios de la fama y de los honores sibilinos de El País, el Grupo Prisa y los muñidores de la Moncloa).


A menos que se quiera rescatar los niveles de consumo del CAME tras otra media centuria de hambre, miseria y desolación. "Para que alcance --manda el infalible axioma abicueril en materia económica-- tiene que sobrar". Y mucho copn demasiado. No basta con que haya periódicamente casi de todo uno para cada uno de la misma marca plus algo más a la venta "por la libre".

Para nuestra sorpresa, entretanto le bajan las musas, a vuelta de correo Pong tuvo la inusual gentileza de ofrendarle a El Abicú Liberal una no menos elocuente y risueña primicia asombrosamente afín --o será más bien porque, como afirma él vía email, estamos en sintonía telepática-- que me apresuro a usar como ilustración titular en este laudo a su corajuda y desprejuiciada persona.

Probable que hasta el propio Pong ignore el inmenso placer que causa a a mis dos mitades del visconte de Ítalo Calvino con su pronta reacción. Cuenta habida de que, como saben los amables y groseros lectores de este blog, la mínima colaboración personal con nombre, apellidos y lugar de residencia en el basta para ser inscrito ipso facto en el índice oficial de elementos desafectos al régimen y sus amanuenses de la Diáspora Leal.

Amén de rebajado ipso facto a la infamante categoría de “mediocre” en los predios de la UNEAC y su sucursal madrileña al borde de la quiebra en Infanta Mercedes # 43. Pues uno de los defectos uneacistas que nuestros creadores suelen arrastrar consigo al perderse del Morro es precisamente el resabio elitista de auto- y mutuoclasificarse entre los genios universales del arte y la literatura y mirar por encima del hombro a los comunes mortales reacios a compartir sus turbias medias tintas.

Habiendo sufrido ese tipo de desdenes gremiales a manos de un sinfín de coterráneos culteranos domiciliados o de paso por estos cretinizados pagos comunitarios, confieso que experimento una especie de reconfortante asombro cada vez que me topo felizmente con una de las pocas excepciones de la regla de oro de la marabunta culturosa. Por lo demás, seguro estoy de que le consta a Pong que, si bien a ratos sucumbe al vicio del ditirambo (equivocándose de plano o a medias, por cierto, con más de un homenajeado), el Abicú y su escudero carca no cabalgan bajo fuego cruzado por estos parajes renanos precisamente prodigando parabienes.

En efecto, caro Pong, por saberlo nosotros dos que luchar los frijoles en el exilio es una tarea mucho más ardua para herejes sin banderías solventes. Más aún si se tiene en cuenta la casi total inexistencia de galardones y reconocimientos para réprobos natos. Ingratos que son la burguesía exiliar, sus políticos y mecenazgos. Aunque en su caso quepa justo el refrán: "Nuestro vino es agrio, pero es nuestro vino". En cuanto al entramado homólogo retroprogre en Occidente, ya se sabe que obras son amores...

...Y que, en materia de autonomía autoral, amores son a menudo sutiles --o no tan sutiles-- cadenas de servidumbre intelectual. Así las cosas, puede que para nosotros los abicúes incorregibles la mejor alabanza pública del hilarante progrerío de caviar y champaña consista exactamente en no aspirar a dejarnos cooptar por ninguno de sus zurdos, posmodernos, criptocoloniales laureles.

Tal vez a un lector suspicaz --no digamos ya a nuestros solícitos detractores anónimos-- piense que exagero, que la donación de un par de caricaturas no justifica tanto elogio. Pero, visto que semejantes muestras de confianza colegial, de camaradería espontánea, no son la norma opositora ni siquiera en la blogósfera, Pong es más bien un espécimen raro incluso en la blogósfera contestataria donde, intelectuales al fin, predominan el recelo y el protagonismo, el "tu muerte me beneficia" subrepticio o a rompepescuezos...

Conque agárrese fuerte, Hermano Mayor del Dibujo Cáustico Anticastrista, y no se nos ponga colorado, que ese rubor de encausto se presta a malas interpretaciones: si no primus inter pares en su gremio, el caricaturista criollo Alfredo Pong, dueño de estilo inconfundible, así como de impresionante frecuencia de irreverentes aciertos pictóricos (los hay del oficio que tocan la flauta de Pascua a San Juan, y ya por eso merecen respeto) es un caricaturista genial sin compromisos con ninguna otra capilla que no sea la del humor, la ironía y la alegría de vivir en libertad y abundancia al alcance de todos los bolsillos.

Tanto como eso se deduce de su autopresentación en CubaHumor, que no por gusto reza así:
"Padezco de una Castrofobia Incurable. No creo en el socialismo en ninguna de sus formas". Parafraseando a Pánfilo, se lo repite a ustedes Menda, el Abicú, que no digo mentira: Pong, caricaturista y exiliado fuera de serie, se merece todo lo anterior y mucho más.

Por tanto y por cuanto, a todos los efectos habidos y por haber, el satánico retrato [ahí al lado] de nuestro homenajeado, sine pecunia por falta de fondos, figura desde hace rato en la corta galería de honor de El Abicú Liberal como dignatario vitalicio del proscrito y selecto clan de los liberales indesteñibles nacidos adrede en el archipiélago cubensis para hacer daño preferencial a la imagen del régimen. Y de ramalazo, incordiar hasta la ferecía a cualquier Wammaján que leyere en La Habana, Miami, Madrid o Wammajal del Henil el fundamento de esta áurea medalla virtual a la coherencia gráfica. Para que así conste por los siglos de los siglos, firmamos exultantes y agradecidos el presente certificado de pureza abicueril…

El Abicú y su Alter Ego
Dado en Colonia Agripinensis un 12 de octubre de 2009

7 comments:

Lazaro Gonzalez said...

Muy merecido homenaje para el maestro Pong. Honrar honra y me sumo al mismo. Pong es el cronista grafico mayor del anti castrismo. Gracias Pomar y gracias Pong.

Cristina García said...

¿Puedo firmar yo también?
Gracias, Pomar

Alfredo Pong said...

Gracias a todos, un reconocimiento inmerecido, mi aporte es un granito de arena de ese muro de contención contra esa enorme ola de tontos útiles y enemigos inútiles que preteden cambiar el curso natural de la historia.
Agradecido a Pomar y al Abicú Liberal.
Pong

Alfredo Pong said...
This comment has been removed by the author.
Reflexiones de Chocolatico Pérez said...

Bien merecido premio, Pong es un Abicú con el pincel en la mano, posee esa rara cualidad de sumar talento, sinceridad, valentía y visión al mismo tiempo, sus caricaturas no son un noticiero, son una visión de la actualidad desde el ángulo del cubano exiliado, que nadie quiere escuchar, pero que no se deja callar aunque no gane para comer. En un Mundo donde ante la crisis, los oportunistas y los falta de ilustración se embarcan en el Socialismo, él advierte sobre su enfermedad incurable y sobre lo que no cree. Que lástima que uno no pueda cogerle ese texto a Pong para introducir su propio Blog.

Propongo para Premio Novel de Química 2010 al duo Pong-Pomar, ya que copiando la idea de alguien aquí, hay tremenda química química entre estos dos abicúos, cosa rara, creía que los abicúos no tendían a entenderse con nadie.

Tha_Pig said...

Felicidades al gran Pong, cronista del exilio jocoso y enemigo del dictador cochambroso...

Anonymous said...

Felicidades