Saturday, 10 October 2009

Adiós al cantautor liberal argentino Luis Aguilé

Autor de "Cuando salí de Cuba", una de las canciones emblemáticas del exilio cubano

Por Jorge A. Pomar, Colonia


Nacido en Buenos Aires hace 73 años, los números con la inconfundible voz nasal de Luis María Aguilera (Aguilé era su apellido artístico) figuraban entre las teclas más manoseadas por dedos melómanos en las victrolas de bares y cantinas. Ídolo de las multitudes criollas de todas las edades, fue también un huésped privilegiado en los estudios de radio y tevé de la capital de la Isla durante los años 50...

...Hasta que, al decir del trovador orgánico Carlos Puebla, "...se acabó la diversión. Llegó el Comandante y mandó a parar". Sin pensárselo dos veces, un buen día Luis Aguilé hizo las maletas. Nunca más volvió. Y con él, ipso facto embutido en el índice oficial de artistas proscritos, dejaron de oírse (con razón, como se deduce de lo que afirma en España casi medio siglo después en el vídeo final) hasta la fecha sus grandes éxitos. Sólo en público, porque en privado se le sigue escuchando en sus viejos discos de corta y larga duración.

Excepto la balada de marras, va de suyo. Ni los jóvenes que ya peinan canas cincuentenarias recuerdan a este apuesto galán y cantante pop de la era republicana que, como la totalidad de las celebridades forasteras del mundillo de la farándula en nuestro archipiélago. Por algo no habrá estimado prudente mandarse mudar tras el cuartelazo batistiano del 10 de marzo del 52 y sí, a la carrera, tan pronto resonó el grito de "la peste el último burgués" una vez instaurados los gloriosos "barbudos" en el poder...

Mordido por la nostalgia de la Cuba de ayer, el también dramaturgo y escritor Aguilé falleció de cáncer este sábado en un hospital madrileño. Temprano, a comienzos de la década de los 60 tuvo la gentil gratitud de legarnos su mejor canción y una de las emblemáticas del exilio: "Cuando salí de Cuba", el tema que lo catapultó definitivamente a la fama mundial.

Inmortalizado en Miami años más tarde como el más "urticante" (para el progrerío occidental) de los tópicos del cantautor rioplatense por las prodigiosas gargantas de Celia Cruz y Gloria Estefan, entre un sinfín de intérpretes destacados del patio y del extrapatio. Con todo, sin desdoro del virtuosismo de esas queridas, mi versión favorita es la guajira del también exiliado Guillermo Portabales. No creo que existan grabaciones audiovisuales, pero se puede escuchar AQUÍ.

Cuando salí de Cuba



Sin embargo, la hondamente sentida interpretación del bolerista criollo Fernando Albuerne no se queda atrás. Pinché ACÁ para sufrir las penas del ostracismo castrista en YouTube con los arpegios de este gran tenor* del exilio militante.

"Cuando salí de Cuba"

Nunca podré morirme,
mi corazón no lo tengo aquí.
Alguien me está esperando,
me está aguardando que vuelva aquí.

Cuando salí de Cuba,
dejé mi vida dejé mi amor.
Cuando salí de Cuba,
dejé enterrado mi corazón.


Late y sigue latiendo
porque la tierra vida le da,
pero llegará un día
en que mi mano te alcanzará.

Cuando salí de Cuba,
dejé mi vida dejé mi amor.
Cuando salí de Cuba,
dejé enterrado mi corazón.

Una triste tormenta
te está azotando sin descansar
pero el sol de tus hijos
pronto la calma te hará alcanzar

Cuando salí de Cuba,
dejé mi vida dejé mi amor.
Cuando salí de Cuba,
dejé enterrado mi corazón...


Entrevista reciente con Luis Aguilé (como quien dice, el testamento
político de uno de los rarísimos cantautores liberales del mundo.
Chávez: "Un poco tocado". Zapatero: "El presidente ha mentido".
¡Sin desperdicios!) Eso se llama compromiso con la paz, el diálogo
y la libertad, no los aspavientos retroprogres de Juanes & Bosé, con
su farisaico "¡No quiero, no quiero, échenmelo en el sombrero!"


_____________________________________________________

*¿O será más bien barítono, contralto o algún híbrido sonoro? Busqué en vano en Internet. Lo clasificó como tal porque, a mis oídos (tengo dos orejas sordas a cualquier distinción de tesituras intermedias de la voz humana), su registro vocal suena parecido al de Pedro Vargas, el "Tenor de las Américas". Otro de los grandes que, si alguna vez estuvo en la Isla antes del 59, nunca más volvió...

5 comments:

Reflexiones de Chocolatico Pérez said...

Ayer cumplí 7 agnos en Deutschland y me fue muy grato leer tus trabajos sobre muertes, nostalgia y premios. Gracias por esa entrega, como siempre, desenredando entuertos, muy buenos artículos.

desdefuera said...

s

Manuel A.Tellechea said...

El don más grandioso de las almas grandes es poder compenetrar con el dolor ajeno y darle expresión. Los cubanos no tenemos muchos amigos en este mundo que comprendan lo profundo de nuestro pesar. Luis Aguilé sí lo comprendía. "Cuando salí de Cuba" no se puede escuchar sin quebranto interno y externo, y así siempre será aun cuando Cuba sea libre. El arte no puede llegar más lejos que el corazón ni el genio aspirar a más grande gloria que definir la condición humana.

Los argentinos y los españoles, por lo que dicen las necrologías, lo consideraban un cantante agradable y algo "peculiar", compositor e intérprete de "canciones veraniegas"; pero para los cubanos libres en todas partes del mundo, fue y siempre será el "Cantor de la Libertad".

Anonymous said...

Muy bien esa necro para Luis Aguile (como me jode no poder acentuar las palabras, pero estoy de paso --de vaca-- en Miami con la laptop yuma de my sister y progresando mucho con el espanglish). Hay que agradecerte mucho, muy estimado Pomar, esta necro-semblanza del cantante hispanoargentino que nos dejo un tema emblematico del exilio cubano....

[Algun dia habra que acordarse del otro Luis de entonces, Luis Bravo, rocanrolero versionista que rompio records de venta con sus discos y fue el teenager idol circa 1959 - 1963 para luego morir de cirrosis, de tristeza y olvido, aqui en Miami.]

Si lo del "bolero de marras" en el parrafo 3 se refiere a 'Cuando sali de Cuba', entonces es que clasificas el n'umero como bolero. Yo no le veo nada de bolero, al menos en la version original de LA. A mi me suena a balada, que era ademas la moda entonces (en una epoca en que el bolero estaba en baja absoluta; tres decadas despues resurgiria con brios de ave fenix de alas antitermicas, pero eso es otra historia).

Es mas, aparte del formato de balada (que es un genero cajon de sastre donde hay de todo), me atrevo a decir que CSDC tiene mucho de habanera, si no por la musica al menos por la letra, aunque me parece que por las dos cosas a la vez.

Desde luego, yo disto anhos luz de ser musicologo o minimamente conocedor del tema. Asi que no me hagas mucho caso. Creo que valdria la pena consultar a un especialista en la materia. La cancion de Luis Aguile se lo merece de sobra. Saludos, Nic

Jorge A. Pomar said...

Gracias, Chocolatico, Tellechea y Nic, quien razón ha de tener al clasificar "Cuando salí de Cuba" como lo que es: una balada. Igual lo es por el tema elegiaco. Ya efectué el cambio...

Saludos a todos