Sunday, 19 October 2008

Metabolismo al vacío, picadillo, pan sin huevo y cerdo con incesto

Cuatro cortos de la EICTV de San Antonio de los Baños

Metabolismo social I



Metabolismo social II

***********************************
Picadillo



***********************************
Pan sin huevo



***********************************
Quince


8 comments:

Anonymous said...

¡Bello!

Anonymous said...

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

y con alias. said...

Hola Abicú:

a lo mejor te interesa este sitio:

http://www.redliberal.com/

mis saludos

Anonymous said...

Otro aporte al conocimiento de la jauría que aquí visita-
Sacado de el blog http://simposiolibertario.blogspot.com/

Siguiendo a Allende
He reparado que los socialistas se comportan igual que su venerado líder, Salvador Allende. Por una parte, criticaba el imperialismo, el capitalismo y admiraba los regimenes totalitarios. Y por otra parte, fue accionista y director de la empresa Pelegrino Cabriola, entre otras.

Puedo empezar con un primo de mi madre, a saber, Rodrigo Atria egresado del Verbo Divino, quien durante la ‘dictadura’ trabajaba en una ONG y recibía su sueldo en dólares. Por tanto, cuando fue la crisis económica del 82-83 y el dólar se disparó, él salió beneficiado. Apuesto que habrá escrito un paper criticando el ‘neolibelismo’. Viendo un programa sobre emigrantes venidos a Chile del canal cable del 13, entrevistaron a la dueña del primer restaurante vegetariano del país, “El huerto”, Nicole Mintz, la cual lo instaló en 1980. Nicole Mintz y el mapucista Álvaro García fundaron ese restaurante. Entre paréntesis ese restaurante reúne al green set criollo. Probablemente, el señor García allá por los 80 criticaba la política neoliberal. “¿O no la criticaba? Sin embargo, la misma política económica permitía a su novia, Nicole Nintz ser dueña de un restaurante. García (PPD) sería más tarde ministro de Economía de Eduardo Frei Tagle.Si la política de Allende hubiese continuado, o bien el estado se lo arrienda como en la perestroika, o bien nunca hubiera nacido ese restaurante. ¿Se imagina que en la ex RDA o Cuba permitiesen abrir locales privados? ..

Anonymous said...

LOS CUBANOS
Del blog de Andy Bergen (un orgulloso norteamericano que admira a los cubanos)

El primer pecado del cubano fue su aprecio desmedido por el standard de vida y el progreso.
El segundo pecado fue que antes de 1959 su moneda nacional valía más que el dólar.
El tercer pecado fue hacerle la música al mundo.
Pero el peor pecado de los cubanos fue levantar una gran ciudad de lo que fuera un terreno pantanoso en Florida para convertirla en el puerto estadounidense hacia las Américas y un punto obligado del turismo mundial. Quien le niegue este pecado a los industriosos cubanos, está divagando o es un acomplejado.
Entonces, ¿los cubanos son malos, regulares o simplemente muy buenos?
Jesucristo dio una pauta para la conducta humana cuando dijo: "Por sus obras los conoceréis". Así que ya tienen en Miami una regla para medir a los cubanos.
Yo no soy de ascendencia cubana. Tampoco creo que los cubanos lo sean, pues los verdaderos cubanos fueron los Taínos, los Siboneyes y Guanajatabeyes que poblaban la hermosa isla, pero fueron exterminados por quienes luego dieron origen al nuevo pueblo cubano.
Creo que la expresión "cubano" viene siendo como un título de nobleza. No se puede decir siquiera que cubano sea una raza. En el pueblo cubano hay de todo: blancos europeos, negros, mulatos y hasta asiáticos. Puedes encontrarte a un chino bailando rumba y diciendo: "¿Qué volá, mi socio?"
A mi entender, el cubano no es más que un proyecto genético-social bien concebido en un lugar llamado Cuba . Creo realmente que el cubano es distinto a todos los demás latinoamericanos. Tal vez sea su posición geográfica o su herencia euro-africana la que los hace tan especiales.

Los cubanos hablan alto, gesticulan con las manos, son prepotentes y se ríen de todo el mundo, pero también de ellos mismos y de sus desgracias. De su dolor sacan arte y de su alegría hacen verdaderas zarzuelas. El cubano no suele ser racista, pero sí es clasista. "Lo bueno que tiene Miami es que aquí todas las aguas cogen su nivel", me dijo una vez un amigo cubano refiriéndose a las castas sociales, supuestamente eliminadas en Cuba para que la chusma se mezcle con las capas altas y educadas. Sin embargo, el cubano-blanco liberó al cubano-negro mucho antes de que los negros estadounidenses fueran libres. En Cuba nunca se les llamó afrocubanos sino, simplemente, cubanos. El negro de Cuba es tan cubano como el blanco o el mestizo.
No obstante, los cubanos, en especial los de Miami, son uno de los pueblos más vilipendeados en el mundo. Creo sinceramente que hay mucha envidia en esas críticas. Molesta mucho su éxito extraordinario, sus cinco congresistas en el Congreso de EE.UU, su enorme poder económico, su influecia política, su afán de trabajo y progreso, la imposición de su idioma y sus costumbres, y mucho más.
El cubano, por su ingenio y laboriosidad, nunca podrá escapar a su destino. Siempre tendrá a su lado al hermano Caín, al amigo Caín, a todas esas razas y etnias que no soportan el éxito de los demás y quieren aplastar a los triunfadores.
Yo vivía en Miami en los 60s, cuando los cubanos empezaron a llegar en grandes cantidades. No tenían nada, sólo un gran orgullo y el inmeso dolor de haber tenido que dejar a su bella isla detrás. Pronto me di cuenta de que esta gente no había llegado a Estados Unidos en busca de un plato de comida. Venían con alma de colonizadores, en busca de progreso y libertad de ideas y expresión; y conquistaron estas tierras, para luego levantar a la gran urbe cosmopolita que es el Miami de hoy. ¿Qué habría sido de la isla de Cuba si a su pueblo no le hubieran truncado la creatividad y el espíritu empresarial? Probablemente sería la verdadera "Perla de las Antillas", envidia de América Latina y de muchos pueblos más.
Los cubanos son comparables con la comunidad judía e italiana en Estados Unidos, que se levantaron triunfantes después de años de vicisitudes. ¿Qué sería de Miami si algún día se marchan los cubanos? Ningún otro pueblo lograría imprimirle tanto sabor y alegría a la ciudad de Miami . Por eso me gusta tanto la letra de la canción de la cantante cubana Marisela Verena, "Nosotros los cubanos"™, porque es realmente representativa de ese pueblo:

Nosotros los cubanos no somos nada chauvinistas
Al ser tan superiores sólo somos realistas
El mundo se divide exactamente a la mitad:
Nosotros los cubanos y el resto de la humanidad.

No somos jactanciosos, ni tampoco racistas
Y no somos políticos y tampoco cuentistas
Quizás es por si acaso o por necesidad
Que el papa nos bautiza y nos bendice Yemayá

Nosotros los cubanos no vamos al infierno
Pagamos en la Tierra con pésimos gobiernos
Cuando vamos al cielo se acaba la quietud
Y al mismo Jesucristo lo tratamos de tú.

Nosotros los cubanos no somos mal habla´os
No somos bulliciosos ni tampoco exagera´os
No nos equivocamos, la culpa nunca es nuestra,
El otro es responsable porque es un comemierda.

En todos los asuntos queremos ser el centro
Nos hacemos los muertos para ver el entierro
El cubano es maestro, el cubano es experto
Y aquel que no es cubano ya tiene un mal de nacimiento.

Entre nuestras virtudes no se halla la humildad
Eso es pedir mucho con tanta facultad,
No hay un cubano humilde, pero si yo lo veo
Propongo que se exhiba en un museo.

Si el mundo se rigiera por nuestras directrices
Todos seguramente serían más felices,
Somos los más fecundos en lo de concebir
Porque un hp nos puso a todos a parir.

Somos pluscuaperfectos, somos protagonistas
Si nos dejan hablar, ya es nuestra la conquista
El cubano es rebelde, es individualista
Por eso nunca fuimos ni seresmos comunistas.

Por eso es que a unos cuantos les somos irritantes
Hay que pagar el precio porque somos tan brillantes
Pues somos luchadores y somos exitosos
Y somos tan modestos que rabiamos de orgullosos.

Anonymous said...

Un tribunal federal de Miami ordenó el lunes el pago de una indemnización de $80 millones a favor de tres cubanos que fueron empleados por un astillero de reparaciones en Curazao y sometidos a trabajar en condiciones inhumanas con la anuencia del régimen castrista.

La decisión del juez James Lawrence King determinó que la empresa Curacao Drydock Company no cumplió con estándares de trabajo mínimos para garantizar la integridad de los obreros Alberto Justo Rodríguez Licea, Fernando Alonso Hernández y Luis Alberto Casanova Toledo.

El grupo fue contratado por gestiones del gobierno de La Habana con la administración holandesa de la isla caribeña a fin de saldar una deuda cubana. La empresa de reparaciones de barcos es una de las más importantes a escala mundial y entre sus clientes figuran líneas de cruceros internacionales y empresas especializadas en la extracción de petróleo.

"Nosotros esperamos que el veredicto histórico de este lunes signifique que los trabajadores cubanos no sufran nunca más la humillación y el trato inhumano que tuvimos que pasar'', dijo Rodríguez Licea.
---
Los tres obreros viven ahora en la zona de Tampa tras haber escapado de Curazao a mediados de la década del 2000 y lograr refugio temporal en Colombia, donde pudieron tramitar un permiso humanitario para ser admitidos en Estados Unidos.

Los demandantes alegaron que los administradores de la compañía no sólo les confiscaron sus pasaportes argumentando cuestiones de seguridad, sino que también los obligaron a trabajar jornadas hasta de 112 horas semanales --en contra de su voluntad-- para reparar barcos y plataformas marinas a cambio de un salario ínfimo de $3.50 por hora.

De acuerdo con las alegaciones, la compañía tampoco tenía un calendario regular que estableciera días de descanso fijos para sus empleados. Generalmente, éste se consumaba cuando los diques de reparación estaban vacíos.

Las condiciones extremas y el mal trato resultaron en la violación de los derechos humanos de los obreros temporales cubanos, según la defensa.

Alonso, quien perdió un dedo y estuvo trabajando en la compañía durante una década, recibió una compensación de $30 millones por daños y perjuicios. Sus otros dos compañeros fueron indemnizados con $25 millones cada uno.

En el juicio, Curacao Drydock Company no pudo cumplir con algunos plazos establecidos por la corte y simplemente abandonó el caso después, que no logró que el proceso fuese desestimado por fundamentos jurisdiccionales.

El pasado agosto, el juez King se pronunció categóricamente a favor de los cubanos por omisión, dejando pendiente hasta el lunes el asunto de los daños provocados por esclavitud laboral. Se trata del mismo juez que en 1997 otorgó $137.7 millones a las familias de los pilotos de Hermanos al Rescate derribados por cazas cubanos en aguas internacionales.

La denuncia sobre explotación de cubanos fue presentada por las firmas de abogados Grossman Roth y Do Campo & Thornton en el 2006, con el apoyo del Grupo Internacional por la Responsabilidad Corporativa en Cuba y el Cuba Study Group.

El dictamen fue calificado por la defensa como un triunfo que marcará un precedente legal para frenar el tráfico de mano de obra barata a ultramar, sufrido por cientos de cubanos en calidad de empleados temporales. El calvario de Rodríguez y Alonso sirvió para un documental sobre la explotación de cubanos titulado Curazao, del cineasta cubanoamericano Agustín Blázquez.

"Este veredicto representa una victoria histórica para los obreros cubanos que son oprimidos por el régimen de la isla. Ellos quizá sean sólo tres hombres, pero su valentía está enviándole un mensaje a Cuba y a aquéllos que hacen negocios con el gobierno cubano para explotar a sus trabajadores'', indicó el comunicado.

El proceso legal fue posible debido a que el reclamo de las víctimas se hizo bajo la sombrilla del Alien Tort Act, una legislación que ampara los derechos de personas en desventaja y permite a los extranjeros establecer demandas en tribunales federales de Estados Unidos.

Curazao es una de las islas caribeñas bajo jurisdicción holandesa. Las otras islas reconocidas como parte de las Antillas Holandesas son Aruba, Bonaire y St. Maarten (mitad holandesa y mitad francesa).

jcchavez@elnuevoherald.com

Anonymous said...

NO SE LO PIERDA, Vea un fragmento del documental 'Shooting Michael Moore' de Kevin Leffler en la página del Nuevo Herald de Miami.

margarito said...

guanacaste costa rica real estate